miércoles, 13 de febrero de 2013

Terrorismo y narcotráfico en el Alto Huallaga: A un año de la captura del “camarada Artemio”.

Por. Felipe Páucar
Campaña millonaria por la delación, dio resultado con la captura de los mandos y el líder de Sendero Luminoso.
 
El Alto Huallaga y el país recuerdan el 12 de Febrero de 2012, como una fecha que marcará un hito en su historia, plagada de acontecimientos sensibles para el olvido, que motivan una reflexión sincera, desmotivada, que enarbole la verdad. Considerando el dicho que, “Quien miente, traiciona” y “Quien no conoce su historia está condenado a repetirla.”
Pareciera que Tingo María y el Alto Huallaga, son la cuna de las siete plagas. Por que cuando se piensa que los problemas terminan, surgen otros y no hay cuando terminar. Un rosario de sucesos negativos, apenas opuestos por algunos hechos positivos, logrados por el espíritu tesonero de sus pobladores, antes que por las propagandizadas ayudas que unos pocos reciben.
Fecha propicia para repasar lo sucedido en un año. Cambiaron las cosas para bien o continúan como siempre. Son ciertas algunas afirmaciones de los voceros oficiales y oficiosos de la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. ¿Cuánto de verdad tienen los dichos de los pregoneros del desarrollo alternativo o del cuestionado ‘Milagro San Martín’?
A un año, mucho ruido pocos logros.
Para empezar, el principal ofrecimiento del presidente Ollanta Humala en Uchiza, al momento de presentar al “camarada Artemio” en una camilla y rodeado por la crema y nata de las fuerzas de seguridad del país; fue entregar sumas millonarias a Tocache y al Alto Huallaga para su desarrollo, a manera de resarcimiento o reparación al daño causado por ‘Artemio’ y sus huestes. Ofrecimiento que no cumplió, al extremo que hoy existe menos inversión en desarrollo alternativo con recursos propios o de la cooperación internacional que en las décadas de 1990 y 2000. Aunque se afirme lo contrario.
El presidente incumpliendo su promesa electoral se convirtió en el primer represor de los agricultores cocaleros, entregando 30 millones de soles para erradicar cocales a cambio de poco o nada. La pobreza se incrementa en los lugares donde fueron erradicados los cocales.
Las bandas de delincuentes comunes y del crimen organizado han convertido a Aucayacu en una especie de nuevo bastión del delito, donde los comerciantes y la población son atacados en forma violenta por sujetos encapuchados y provistos de armas de guerra. Mientras la alcaldesa de José Crespo Castillo, Silvia Cloud, se encasilla en torno a una misteriosa amenaza de muerte, que presuntamente recibió en su celular el domingo 3 de febrero, sin que ella o la policía quieran revelarla.
El valle del Monzón sufre la embestida de la maquinaria destructora de cultivos de coca del proyecto Corah, reeditando lo sucedido en Tingo María en 1979, centenares de familias campesinas son sumidas en la miseria económica. Una estela de impotencia, frustración, llanto y dolor queda al paso de 1000 hombres entre policías, militares y erradicadores de las plantas de coca. En Tingo María los operativos Verde Mar I y II motivaron la llegada de Sendero Luminoso a Aucayacu en 1982.
La historia se repite, igual que hace 34 años, primero erradicar, someter, generar pobreza y después hablar de inversión en desarrollo, surgen acuerdos fantasiosos levantados por una prensa incondicional, cuando el proceso debería ser a la inversa, primero desarrollo alternativo y luego erradicación. No hemos aprendido la lección que dejaron las frustraciones en 3 décadas.
Como justificación a la falta de previsión se afirma, que el Monzón había rechazado siempre el desarrollo alternativo, pero esto es una media verdad, porque desde el 2003, año en que el ex jefe de Devida Nils Ericson estuvo presente en el Monzón y Cachicoto, junto a miles de campesinos esperanzados, hubo actividades desarrolladas por varios organismos e instituciones públicas y extranjeras como Naciones Unidas, pero no dieron resultado y por este motivo fueron expulsados por los propios campesinos y no por el narcotráfico como se asegura.
En el Perú, desde 1964, la guerra contra las drogas con el sello norteamericano, tiene como prioridad el ataque frontal al productor de materia prima, considerado una especie de enemigo público, pero no se hace lo mismo contra el productor y comercializador de la droga o los lavadores de dinero ilícito que pululan impunemente. Los resultados están a la vista: fracasos y más fracasos. Más cocaína, heroína, marihuana y drogas sintéticas para todo el mundo.
En Huanuco, San Martín y Ucayali, productores de cacao, café y palma aceitera, cultivos considerados las estrellas del PDA, sobreviven en la pobreza, por la caída de los precios y la baja productividad. El café y cacao se compra entre 4 y 5 soles el kilo. La palma aceitera a 160 dólares la tonelada de fruto. El promedio de producción por hectárea de café y cacao es 700 kilos y para la palma aceitera de 13 a 16 toneladas. Los ingresos del agricultor no cubren ni los costos de producción. Qué se hizo por la sostenibilidad de estas cadenas productivas, casi nada, solo se apoyó el incremento de las hectáreas de cultivos.
Devida decide encargar a las municipalidades la ejecución del PDA mediante convenios en cultivos de café y cacao. Estas entidades son lugares donde campea la corrupción. Existen denuncias sobre la conducción de los proyectos que hacen temer resultados negativos. Obviaron al ministerio de agricultura y al Proyecto Especial Alto Huallaga, que tienen experiencia profesional en el trato directo con los agricultores.
La jefa de Devida, Carmen Masias, asegura que la firma de un pronunciamiento en Tingo María, ratificado en Lima por alcaldes distritales y de centros poblados, es un triunfo que abre las puertas por primera vez a la erradicación de cocales y al desarrollo alternativo en el Monzón. No es cierto que el Estado haya ingresado por primera vez al Monzón, estuvo presente siempre con educación, salud, infraestructura, seguridad con el ejército peruano y desarrollo alternativo. Negar esta realidad es mentir.
El dirigente de la Poderosa Federación Cocalera del Monzón, Ángel Malpartida, asegura que el pronunciamiento hecho público en Lima, solo fue firmado por autoridades municipales, no fue suscrito por la dirigencia cocalera, por tanto, “No hay ningún acuerdo para que Devida ingrese al valle del Monzón, mientras no haya una reunión con la presidencia del Consejo de Ministros y se haga un estudio sobre la real situación del Monzón, como tampoco es cierto que los campesinos hayan aceptado voluntariamente la erradicación de cocales.” Masías aseguró a un periodista de la revista Caretas que luego de una pasantía en Tarapoto y varias visitas a los alcaldes, los campesinos aceptaron la erradicación a cambio de desarrollo alternativo.  
En la provincia de Tocache y particularmente en el distrito de Uchiza, la economía no es buena, mientras la pobreza vuelve a niveles preocupantes; “La economía está mal, Uchiza ya no da para más” es la opinión del propietario del principal hotel de esa ciudad, mientras los motocarristas que brindan servicio de Uchiza a Paraíso y de aquí a Puerto Megote para cruzar hacia Nuevo Progreso se quejan porque “la plaza esta baja y no hay pasajeros”, deben contentarse con unos cuantos soles al día. “Hay que volver a la coca” indicaron.
Al 12 de febrero de 2013, un año después de la captura de Florindo Eleutrio Flores Hala, existe en el Huallaga un escenario todavía confuso y complejo, de desconfianza e incertidumbre, de continuos enfrentamientos entre autoridades, donde no es posible pronosticar si están aún vigentes los efectos perniciosos que el terrorismo, el narcotráfico y la lucha contra el narcoterrorismo dejó impresa en la población. Para unos hay gran desarrollo, bonanza y paz. Para la mayoría persiste la pobreza, la inequidad, la falta de inclusión social y aparecen nuevas formas de delincuencia y violencia.  
La verdad sobre la captura de ‘Artemio’.
Florindo Eleuterio Flores Hala, “camarada Artemio”, que durante 29 años, integró y dirigió el Comité Regional Huallaga de Sendero Luminoso – CRH-SL, fue capturado el 12 de febrero de 2012, cuatro días después de haber sido herido en una mano por un conspirador infiltrado por la policía antiterrorista, para matarlo y cobrar la recompensa de cinco millones de dólares ofrecida por el gobierno estadounidense.
Una versión sostiene que fue la campaña promoviendo una recompensa millonaria por la entrega vivo o muerto del “camarada Artemio”, que hizo posible su captura. Otra versión señala que fue por una nueva estrategia antiterrorista con tecnología de punta, orientada a desarticular al grupo subversivo con la captura o eliminación de los principales líderes de la cadena de mando y para ubicar, detener o matar al huidizo jefe del grupo senderista.
“El camarada Artemio” que se había convertido en un dolor de cabeza para los ministros del Interior y Defensa y de los jefes de bases policial y militar en el Huallaga, que ocuparon cargos en tres décadas, por fin había sido herido de consideración y su captura era cuestión de horas o días.
La caída de ‘Artemio’ se dio en un escenario favorable al interés de los perseguidores, no se dijo la verdad sobre lo que realmente pasó. La siguiente es la historia de la captura de ‘Artemio’, construida sobre la base de testimonios en la zona donde se produjeron los hechos. 
Después que el gobierno del presidente Huamala no aceptara la propuesta del “camarada Artemio” para una salida política a la ‘guerra terrorista y contra terrorista’, planteada por quinta vez desde el 2004, en una entrevista con el periodista Gustavo Gorriti de IDL Reporteros, en diciembre de 2011. ‘Artemio’ y un grupo de 30 hombres armados desarrollaron una agresiva campaña de agitación y propaganda en el departamento de San Martín, que dieron inició con la incursión en Campanilla y volanteos en Juanjui y Tarapoto, los primeros días de febrero de 2012.
El martes 7 de febrero, el “camarada Artemio” sin presagiar que se le acababan los días en libertad, junto a su grupo y utilizando camionetas efectuaron pintas y volanteo en el distrito La Pólvora, provincia de Tocache: los pobladores de Cachiyacu, Buenos Aires, la Loma, Luís Salas, Miraflores, Pizana y Santa Rosa de Mishollo fueron alarmados por el grupo de senderistas, que actuaba consciente que tenían toda la libertad y el tiempo para hacer proselitismo a su estilo. “Hicieron lo que mejor les convenía, arengaban y amenazaban, estaban solos, como siempre no había policías ni militares”, dijo una autoridad comunal.
A las 11 de la noche del mismo día habrían terminado la jornada proselitista en Santa Rosa de Mishollo y se retiraron a descansar visiblemente agotados a La Palma de Mishollo, un caserío ubicado a un kilómetro al sur - oeste del pueblo de Santa Rosa de Mishollo, es aquí, en circunstancias que dormía en una choza y en un incidente confuso la madrugada del 8 de febrero, ‘Artemio’ es herido de gravedad en una mano por un disparo (a quemarropa) de escopeta calibre 12 conocida como Wacharaca, que de haberlo impactado en el pecho como era la intención del atacante, lo hubiera matado. ‘Artemio’ habría logrado evadir el impacto fatal en un desesperado intento por evitar ser ultimado, pero también es posible que por la oscuridad en la choza errara el disparo.
Entre las 3 y 5.30 a.m, fue atendido por el técnico enfermero Leví Alvarado Hernández de la posta de salud de Santa Rosa de Mishollo y logra abandonar el pueblo antes de las 6 de la mañana. Abordan un bote a motor en el río Mishollo y se dirigen al caserío Tayshan a donde llegan después de navegar varios kilómetros por el Mishollo y otros por el Huallaga. Tayshan donde viven pocas familias está ubicado en la margen izquierda del Huallaga.
En versión de los pobladores, la policía llega al pueblo de Santa Rosa de Mishollo en helicóptero a las 7 de la mañana del día 8 y no encuentran a ‘Artemio’ ni a los senderistas que lo acompañaban, solo ubicaron unas mochilas y unas cuantas armas usadas. Avistan un bote y hacen disparos al aire, según dio cuenta IDL Reporteros.
‘Artemio’ se dirigió al río Mishollo caminando, ayudado por algunos de sus hombres y sin los apremios ni la presión de un supuesto gran operativo, que según versión oficial, precedió a la captura del cabecilla senderista.
Hoy se puede afirmar con certeza, que no existió un operativo policial o de fuerzas combinadas antes que ‘Artemio’ fuera herido, posteriormente sí, para ubicarlo y capturarlo en Tayshan. Es verdad que las personas que atentaron contra ‘Artemio’ fueron infiltradas por el grupo de inteligencia de la policía antiterrorista, semanas antes.
Si no hubo presión inmediata de las fuerzas de seguridad, ¿Por qué tuvo que producirse el desbande de los senderistas que acompañaban a Florindo Flores Hala, al extremo de abandonar sus mochilas y armas, como se aseguró? Moradores de Santa Rosa de Mishollo al ser consultados, aseguraron que no se habría producido tal desbande, sino que fue ‘Artemio’ quien dispuso que sus hombres se dispersaran y un pequeño grupo lo acompañara en su fuga.
Lo que podría haber sucedido, de acuerdo a la versión que los senderistas dieron a pobladores de Santa Rosa de Mishollo, mientras ‘Artemio’ era atendido por el enfermero; es que los vigías encargados de la custodia al grupo terrorista que descansaba, se quedaron profundamente dormidos por cansancio o porque pudieron ser dopados con una bebida, a fin de facilitar el accionar de los cuatro infiltrados (que no eran policías).
Solo así pudieron arrebatarles las armas y mochilas, antes que uno de ellos atentara contra Eleuterio Flores. Esta versión cobró fuerza semanas después, al revelarse que otros mandos senderistas que cayeron, previamente fueron dopados para que no ofrecieran resistencia y ser capturados vivos. Los que al acogerse al beneficio de confesión sincera, brindaron información importante que permitió darle el golpe final al jefe del CRH-SL.
Testimonios obtenidos en Santa Rosa de Mishollo, Buenos Aires y Cachiyacu, confirman que ‘Artemio’ fue ubicado por las fuerzas antiterroristas el mismo día 8 por la noche, gracias a la llamada telefónica de una persona desde el caserío Buenos Aires, ubicado en la margen derecha al frente de Tayshan. Sobre esta persona y su familia pende la amenaza de muerte.
Es casi seguro que ‘Artemio’ se entregó ante la evidencia de morir por la gravedad de la herida en la mano y la imposibilidad de seguir huyendo o la negativa de los médicos contactados de atenderlo quirúrgicamente, única forma de salvar la mano y evitar la muerte. Para ello habría enviado a los mandos senderistas ‘Lander’ y ‘Cubillas’ que fueron capturados y dieron la ubicación exacta de ‘Artemio’. El grupo senderista del VRAE, sostuvo que ‘Artemio’ “se entregó como un cobarde”. 
Una vez ubicado el camarada ‘Artemio’ en Tayshan, este permaneció tres días atendido por una caritativa mujer que se limitó a lavarle la herida y darle algo de comida. Las fuerzas combinadas no procedieron a la captura inmediata, más bien montaron una cinematográfica ‘persecución’ con centenares de militares y policías, por tierra, agua y aire, hasta el domingo 12.
La mañana del domingo 12, fue el teniente gobernador de Cachiyacu, Gamen Rengifo Cachique propietario de un bote a motor, quien ayudó a cruzar el Huallaga al contingente de decenas de policías y militares que se limitaron a detener a un abatido ‘Artemio’ que se encontraba solo, a las 9 de la mañana y llevarlo hasta Cachiyacu en medio de un impresionante despliegue mediático que incluyó una caminata por el cauce del río Cachiyacu y el uso de un motocar para trasladar a Flores Hala, cuando el puerto de Cachiyacu está ubicado a solo 100 metros del pueblo. De aquí fue llevado en helicóptero a la base Santa Lucía entre las 11 y 12 del día.
Con la captura del camarada ‘Artemio’ hay quienes vieron el final del senderismo, el declive del narcotráfico y el esplendor del desarrollo con la disminución de la pobreza por las supuestas grandes inversiones estatales y privadas que llegarían al Alto Huallaga y otros que aseguraron que la situación social, económica y política era confusa e incierta, debido a que los flagelos que asolaron la región por 40 años, difícilmente desaparecerían y podrían estar vigentes por otras décadas más. 
Pasado un año del hecho, todo indica que el senderismo ha sido desarticulado, pero las armas nuevas y modernas que portaban en la última presentación a la prensa no fueron recuperadas. Mientras el narcotráfico fue reducido debido a la erradicación forzosa de los cocales y a la permanente destrucción de pozas de maceración para producir pasta de cocaína. Aunque no se pueda estimar responsablemente la cantidad de cocaína producida en el Alto Huallaga, debido a que no se conoce la cantidad de hectáreas de cocales que quedaron después de la erradicación. 
Además, la versión triunfalista sobre la captura de ‘Artemio’ generó posiciones a favor y en contra del levantamiento del estado de emergencia en el Alto Huallaga, el viernes 2 de marzo de 2012, en la ciudad de Tingo María se realizó una marcha por la paz y por el inmediato levantamiento del estado de excepción en la provincia de Leoncio Prado, pero nunca fue tomado en cuenta.
 La alcaldesa de la provincia de Tocache, Corina de la Cruz Yupanqui, solicitó a los ministerios del Interior y de Defensa el no retiro de las 7 bases militares ubicadas en esa provincia, ante su inminente desactivación. De la Cruz Yupanqui se mostró contraria al levantamiento del estado de emergencia porque Tocache, según dijo, no estaba pacificado. “Qué quieren, que nos maten a todos, que haya una carnicería…no estoy de acuerdo con el levantamiento del estado de emergencia” sostuvo. El estado de emergencia fue ampliado por 60 días con el Decreto Supremo Nº 023-2012-PCM, del 11 de marzo. Y continúa vigente hasta hoy.
Sendero del VRAE en el Huallaga.
Por las indagaciones efectuadas en la provincia de Tocache, fuimos informados que en 2010 un grupo de 12 elementos armados incursionó en el caserío Tananta, Centro Poblado Nuevo Horizonte, distrito La Pólvora, provincia de Tocache, para secuestrar a 2 integrantes de la familia Jara (padre e hijo) y exigirles un cupo de 40 mil dólares. El Comité Sectorial de las Rondas Campesinas de Nuevo Horizonte intervino y luego de las averiguaciones se dieron con la sorpresa que el grupo pertenecía a Sendero Luminoso del VRAE, con su jefe el camarada ‘Roberto’. Posteriormente capturado.
El que lideraba el grupo de ronderos un tal ‘Lince’ estableció contacto telefónico con el cabecilla del grupo y estuvo a punto de producirse un enfrentamiento armado entre ronderos y senderistas en el caserío la Florida, que no se dio por la liberación de los dos secuestrados, sin el pago del rescate exigido.
 
Los intentos frustrados de reorganizar a SL.
Los integrantes del Comité Regional Huallaga de SL que intentaban reagruparse bajo el liderazgo del “camarada Braulio” o de uno de los hijos de ‘Artemio’ no lograron su objetivo, por las capturas a importantes mandos del diezmado SL-CRH, y porque ‘Artemio’, se lavaba las manos de los crímenes cometidos trasladando la responsabilidad a los mandos, mientras se presentaba como un político. Recientemente en Tingo María la policía antiterrorista presentó a David Vásquez Santa María, capturado en Flores de Belen – Pumahuasi, como el presunto camarada ‘Pajarito’.
Sobre la captura de un presunto sucesor de ‘Artemio’, el 3 de marzo, que la policía identificó como el terrorista Walter Díaz Vega, conocido como camarada ‘Percy’ o ‘Fredy’, que según el director de la PNP, Raúl Salazar, fue intervenido en el Centro Poblado Alto Alianza, que geográficamente pertenece a la provincia de Huacaybamba en Huanuco; las autoridades comunales y pobladores argumentaron que no era verdad, porque Díaz Vega estaba alejado del grupo subversivo y llevaba un vida normal como agricultor. En este sentido declararon autoridades del C.P Alto Alianza: Teniente Gobernador Toribio Mendoza Alvarado y alcalde  Ángel Vásquez Guerrero.
El sábado 5 de marzo a las 10 de la noche, cinco senderistas, según confesó uno de ellos tras ser capturado, por orden del “camarada Braulio” secuestraron en Santa Rosa de Alto Yanajanca a Norbil Pérez Araujo de 23 años, en presencia  de su hermana Leidi Ofelia Pérez Araujo, lo llevaron a Nuevo Jaén y después cerca de las 2 de la mañana del domingo 4 lo condujeron en motocar hacía el río Huallaga pasando por Santa Rosa de Alto Yanajanca donde le dieron muerte y arrojaron su cadáver al río Huallaga. Luego se instaló un Comité de Autodefensa en Yanajanca, mientras las capturas de mandos de SL o la recuperación de armas usadas continúan.

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.