martes, 22 de octubre de 2013

Tingo María. Encanto de naturaleza y promesa de desarrollo.

Felipe A. Páucar Mariluz


El 15 de octubre Tingo María capital de la provincia de Leoncio Prado cumple 75 años de fundación política. De todos sus problemas el medioambiental es el de mayor trascendencia. La minería es su peor amenaza.

El 15 de octubre Tingo María capital de la provincia de Leoncio Prado cumple 75 años de fundación política. De todos sus problemas el medioambiental es el de mayor trascendencia. La minería es su peor amenaza.
La historia de Tingo María está por escribirse, lo que tenemos hasta hoy son monografías, ensayos o relatos basados en algunos documentos oficiales, básicamente del acervo municipal, poco es lo escrito en base a testimonios de colonos, hijos y nietos y de aquellos que llegaron de paso, se quedaron y son tan tingaleses como los de pura cepa. “En la Guerra Oculta en el Huallaga, Monzón y Aguaytia” relatamos varios episodios que en algún momento debemos complementar.
A pesar de las vicisitudes y sobreponiéndose al infortunio del crimen organizado y la violencia fratricida,  pudo crecer y desarrollarse, dando a la luz nuevas generaciones que construyeron lo que es hoy y constituyen su esperanza para superar los momentos críticos que toca vivir a la mayoría de sus habitantes, quienes deben pagar la factura de los equivocados o de los vivos que supieron acomodarse con Dios y con el diablo para hacer las cosas mal en beneficio personal, familiar o de los amigos, sin siquiera sentir vergüenza.
Cuenta la historia que antes de la conquista del Perú, las tierras de Tingo María fueron entregadas a Francisco Martín de Alcántara y a Antonio de Rivera, pero ellos no tomaron posesión. Los que tomaron posesión fueron grandes terratenientes de nombres aristocráticos y fueron o son los dueños de nuestra patria tan desigual e injusta para miles de sus habitantes.
“El estado de las tribus que habitaban las tierras de Tingo María era tan primitiva, puesto que en el siglo XVIII muchos de ellos todavía andaban desnudos y pintaban sus rostros cuando tenían que combatir usando flechas y arcos”, escribió en su blog un tal Fernando que asegura haber investigado sobre Tingo María luego de arribar como mochilero.
En una expedición donde llegó el capitán español Gómez Arias Dávila se encontró  huellas de algunas toponimias por lo que sus primeros pobladores podrían haber tenido dialecto propio.
Parte de esa historia asegura que fueron los misioneros franciscanos Fray Luis Jurado y el Padre Francisco de Olivares los primeros en llegar a la zona de la selva, pero se considera al hermano Jerónimo Jiménez de haber fundado en 1632 el primer pueblo de Tingo María y la parroquia de San Felipe de los chunchos tingaleses. Sobre esto y otros acontecimientos hay mucho que investigar.
La municipalidad de Leoncio Prado nos regala en este aniversario varias obras elementales paralizadas y donde se dice haber gastado decenas de millones de soles y como para no dejar de competir el Gobierno Regional Huánuco también nos tiene como presente la obra paralizada del hospital que ya se llevó de encuentro una cuadra de pista del jirón Cayumba cerrada al tránsito.
La Alameda Perú convertida en un mercado persa donde todo se compra y remata, falta saber si hay una subasta de conciencia permanente. Varias calles colapsadas con la cinta amarilla a modo de advertencia, parques y calles descuidados, pero se inauguraron dos ¿ecoparques? Camiones de carga convirtieron en estacionamiento peligroso la avenida Enrique Pimentel cerca al hospital EsSalud y en la avenida la Bandera por abuso y complicidad de la policía nacional permanecen varados camiones de alto tonelaje retenidos para ser investigados. Las calles son un caos por el hacinamiento de vehículos porque los semáforos en funcionamiento no son suficientes y porque el proyecto para nuevos semáforos también está paralizado o porque las casetas para dirigir el tránsito son inservibles.
“Llegó la hora del cambio…” nos dice Devida en medios de comunicación allegados. ¿Será la hora del cambio para sus funcionarios o los que están vinculados a la cuestionada y poco efectiva guerra contra las drogas?, porque para los campesinos y pobladores del área rural en mayoría aquejados por una serie de problemas es la hora del retroceso a la extrema pobreza. A los cocaleros se les erradicó la coca, mientras que a los cacaoteros, cafetaleros, plataneros y arroceros se les paga con limosnas por sus productos.
Al margen de los problemas y conflictos de ayer y hoy, no se puede negar que Tingo María experimentó un avance notable desde su fundación como pueblo y creación política, mucho de su desarrollo y progreso fue por el trabajo sacrificado y honesto de sus pobladores, pero, varios tinterillos con la careta de analistas y expertos del narcotráfico, desde Lima dicen que es por el lavado de activos, sugiriendo alevosamente que todos somos una manga de delincuentes, cosa que se debe rechazar y repudiar.
Toca a la población presente y generaciones venideras duplicar esfuerzos para no retroceder o estancarnos. Emulando el esfuerzo y sacrificio de 5000 productores de cacao y café que en 1985 pusieron en funcionamiento la monumental obra ¡Industria del cacao de la Cooperativa Agraria Industrial Naranjillo! Que gracias a la mezquindad de gente cierta mediocre no fue valorada, apoyada y menos reconocida. No obstante, el orgullo de quienes apostamos por el desarrollo y la equidad permanecerá por siempre.
Por eso consciente de los retos toca decir en el aniversario de los 75 años: ¡Siempre adelante con orgullo y dignidad! ¡Salud por Tingo María, su naturaleza y su gente! Gente honesta, emprendedora y desprendida, a veces salpicada por los vicios, malas costumbres y oportunismos de quienes transitan por los caminos truculentos del mal o de un poder mal entendido y peor ejercido.
Reconocer y corregir nuestros errores es el reto. Con la dignidad al tope y la frente en alto enfrentemos al futuro que se proyecta sombrío en lo social, económico y político. Repudiar la mentira venga de donde venga, así nos la traigan en papel dorado, debe ser la consigna para lograr una ciudad donde sea un orgullo vivir y heredar a nuestros hijos y nietos.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.