jueves, 26 de diciembre de 2013

En Tocache clausuran diplomado en educación ambiental para docentes.

Existe la necesidad que los gobiernos local y regional asuman el reto de formar profesionales para la educación y concientización en el conflicto hombre – naturaleza en grave crisis. Foto Leyenda del Huallaga.
La Universidad Nacional Agraria de la Selva, Prodatu II y la Ugel Tocache, coordinaron y desarrollaron el Diplomado en Educación Ambiental para Docentes que se impartió en 6 meses, desde julio a diciembre y tuvo como activos participantes a 30 docentes en educación primaria y secundaria de los 5 distritos de la provincia de Tocache, departamento de San Martín.

En la ceremonia de clausura estuvieron presentes el Ingeniero Hugo Huamaní Yupanqui coordinador del diplomado, el Ingeniero Gilberto Medina de la Escuela de Posgrado de la Universidad Nacional Agraria de la Selva entidad responsable del dictado de los cursos y talleres, el Ingeniero Alexander Vergaray en representación del Prodatu II que financió el diplomado, la docente Luz María Rengifo de la Ugel Tocache encargada de acreditar la participación de los docentes y 27 de los 30 docentes que culminaron exitosamente el diplomado con la presentación de una monografía.

Como consecuencia del Cambio Climático y el cumplimiento de las Metas del Milenio en materia ambiental se requiere que los profesionales de la educación y de otras áreas tomen conciencia que para el mantenimiento de la vida, así como para asegurar el desarrollo de la sociedad, la ciencia y la técnica, se requiere disponer y cuidar de un gran número de recursos renovables y no renovables, como el suelo, las plantas, los animales, el agua y el aire y así como los recursos no renovables; los combustibles y los minerales. La protección de todos estos recursos resulta de la mayor importancia para el desarrollo de la sociedad.

Sin embargo conocemos que la actuación del hombre ha puesto en peligro los recursos renovables, y ha ocasionado que se agoten los no renovables, aunque se tenga la falsa impresión que la atmósfera, las aguas y los suelos parecen tan vastos que resulta difícil creer que el comportamiento de los seres humanos pueda llegar a afectarlos.

La población aumenta constantemente; cada vez hay más edificios, más vehículos, más industrias, más polvo, más desperdicios, más ruido y, en peligroso contraste para la supervivencia del hombre a largo plazo, cada vez hay menos campos agrícolas, menos árboles, menos animales; cada vez es más difícil encontrar el agua dulce de calidad, alimentos frescos, combustibles y minerales.

Entonces, el interés por la protección del medio ambiente está centrado en la salud y el bienestar del hombre, el cual es el agente causante fundamental de la continua degradación del medio y, al mismo tiempo, la víctima principal. La ignorancia sobre esta amenaza lleva a las instituciones educativas y promotoras de desarrollo a formar profesionales que puedan asumir la tarea de transmitir conocimientos a niños y jóvenes.

Porque de la adopción de una actitud consciente ante el medio que nos rodea, y del cual formamos parte indisoluble, depende en gran medida de la enseñanza y la educación de la niñez y la juventud. Por esta razón, corresponde a la pedagogía y a la escuela desempeñar un papel fundamental en este proceso.

Desde edades tempranas debe inculcarse al niño las primeras ideas sobre la conservación de la flora, la fauna y los demás componentes del medio ambiente. El maestro debe realizar su trabajo de manera que forme en los estudiantes, respeto, amor e interés por la conservación de todos los elementos que conforman el medio ambiente. En la escuela y en el hogar debe forjarse esta conciencia conservacionista del hombre del mañana.

El niño crece y se desarrolla bajo la influencia de un complejo proceso docente-educativo, en el que la escuela cumple un encargo social que tiene el objetivo de que el futuro ciudadano reciba enseñanza y educación, y se integre a la sociedad en que vive de una manera armónica, formado política e ideológicamente en correspondencia con los principios de nuestra sociedad.

En este sentido hay que educar al niño, adolescente y jóvenes  para que ocupen el lugar que le corresponde en la naturaleza, como elemento componente de esta. Él debe comprender que es parte integrante del sistema ecológico y que, como tal, tiene deberes que cumplir.

Las plantas, los animales, el suelo, el agua y otros elementos, son indispensables para la vida del ser humano, por lo que resulta un deber ineludible para todos conservar estos recursos naturales básicos. La responsabilidad en la protección del medio ambiente y los recursos naturales y artificiales, es finalmente de todos.

La formación y el desarrollo de hábitos correctos en los estudiantes, en lo concerniente a la protección del medio ambiente en la escuela y sus alrededores, contribuyen a vincular la teoría con la práctica y a familiarizarlos con estas tareas y exigencias a escala local.

Esto facilita que comprendan la importancia de la protección del medio ambiente y sus distintos factores, a nivel regional y nacional, y cómo una sociedad puede planificar y controlar la influencia del medio ambiente en beneficio de la colectividad.

Estas conclusiones se obtienen de las respuestas que dieron un grupo de docentes a las preguntas: ¿Cuál cree es el origen de la crisis ecológica?, ¿Cuáles son los principales contaminantes en la provincia de Tocache? Y ¿Cómo replicar en los alumnos los conocimientos recibidos en el diplomado?

Por ejemplo, para el docente Rolin Palacin León del caserío Nuevo Horizonte en el distrito de Nuevo Progreso, el diplomado fue muy importante porque permitió a los docentes mejorar y afianzar conocimientos para replicarlos en las aulas con mayor solvencia; de esta manera, dijo, contribuiremos a evitar que se siga talando los bosques en forma indiscriminada, quemando los campos, arrojando los desperdicios y aguas servidas a los ríos, es decir, formar una cultura de respeto a la ecología y el medio ambiente.

En la ceremonia de cierre el Ingeniero Hugo Huamani agradeció la participación de los docentes al tiempo de invocarles replicar los conocimientos adquiridos. El Ingeniero Gilberto Medina se refirió a la importancia que ha adquirido en el mundo el cuidado del medio ambiente, al extremo que en Estados Unidos se ha prohibido la construcción de grandes represas y centrales hidroeléctricas porque destruyen la ecología y el medio ambiente.

El Ingeniero Alexander Vergaray puso énfasis en los objetivos del Prodatu II, mientras la docente María Rengifo Torres manifestó su satisfacción por contar en su provincia con 30 docentes especializados en temas ambientales.

Entrevistado el alcalde de Uchiza, Luis Escalante Mosquera, manifestó que 7 de los docentes que participaron del diplomado pertenecen a su distrito y estos profesionales serán tomados en cuenta en los programas y proyectos que impulse su municipalidad, de igual forma en la réplica de conocimientos en beneficio de los estudiantes, agradeció a la UNAS, a la Ugel Tocache y al Prodatu II por haber apostado por un diplomado en educación ambiental.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.