sábado, 11 de septiembre de 2010

Valle del Yanajanca: Satanización concertada y perspectivas de desarrollo con la industrialización del cacao.

A primera vista Santa Rosa de Alto Yanajanca es un pueblo con evidente atraso y con la pobreza que aflora, adolece de todo, pero sus pobladores tienen fe en que el progreso llegará pronto. Foto Leyenda del Huallaga.

“El gobierno regional en coordinación con el PDA ejecuta el proyecto de electrificación en Paraíso y Yanajanca, del cual no nos oponemos, pero con ese argumento pretenden ingresar y propiciar la erradicación de cultivos de hoja de coca, tal como ocurre en San Martín.”, dijo a la prensa Miguel Martínez, para luego cambiar de opinión y respaldar al gobierno regional Huanuco que financiará la electrificación de 4 caseríos. Además, ahora Martínez es vicepresidente de la plancha de Ena Espinoza Cañoli candidata a la presidencia del gobierno regional Huanuco por el FARE.

El valle de Yanajanca se inicia en el río Magdalena por el sur y termina en el río Frijol por el noreste y es conformado por un conjunto de 11 caseríos, su área geográfica es relativamente extensa, la mayor parte es plana pero hay zonas altas que llegan hasta los 2800 m.s.n.m y gran parte es de una vegetación frondosa e inaccesible, la parte del llano con terrenos propicios para el cultivo de arroz, plátanos, cacao y palma aceitera, además de la coca que ocupa una extensión menor luego de varios años de intervención del proyecto CORAH.

El Programa de Desarrollo Alternativo casi no tiene presencia y se limita al apoyo de algunas hectáreas del cultivo de cacao. Se calcula que existen mil 100 productores de cacao, con una producción potencial de 2 mil 200 toneladas al año, incluido el centro poblado Paraíso. Este cálculo podría ser exagerado y darse una falta de abastecimiento a la futura planta industrial.

Los cocales en mayoría fueron erradicados en el valle de Yanjanca desde el 2007 hasta el 2009, nadie puede precisar la cantidad de hectáreas erradicadas. Según el Corah fueron varios miles, pero según los dirigentes cocaleros la cantidad fue manipulada con el fin de justificar la represión al cultivador de coca, con el consabido argumento que la coca pertenece a Sendero Luminoso y a las bandas del narcotráfico.

Según los pobladores la prensa vinculada al plan antidrogas tienen un mensaje sesgado e interesado sobre su realidad, con el claro objetivo de respaldar las operaciones de interdicción, as así que difundieron como real una supuesta guerra entre erradicadores y cocaleros, llegando al extremo de tipificarlos como narcoterroristas y que Yanajanca era un territorio liberado por el ‘camarada Artemio’, donde el Estado no está presente. Para ellos, algunos medios regionales y nacionales sirvieron de caja de resonancia a personajes como Antezana y Vargas, para sumarse a la campaña sucia contra la población de Yanajanca y así alentar la represión al campesino antes que a las mafias de la droga.

Unos 200 pobladores se reunieron en el local comunal en espera de la comitiva huanuqueña que debía llevarles buenas nuevas y dar inicio a la construcción de dos obras importantes para su desarrollo. Foto Leyenda del Huallaga.

Si bien es cierto que se registraron actos de resistencia a la erradicación de la coca que fue superada por un contingente numeroso de policías, militares, erradicadores y periodistas oficialistas. Resulta difícil aceptar como ciertas algunas acciones reportadas con sensacionalismo, como los intentos de ataque armado al campamento del Corah por los campesinos a sabiendas que era custodiado por numeroso personal armado y con comunicación satelital sofisticada.

Es verdad que por su geografía e inaccesible vegetación, Yanajanca alberga eventualmente a grupos de ilegales que realizaron acciones de sangre con asesinatos de personas acusadas de ser soplones, asaltantes, etc., pero ello no justifica una campaña subalterna que presenta a Yanajanca como un ‘nido’ de narcos y terrucos, es decir, un lugar altamente peligroso. El mensaje era que persona extraña que ingresara era persona muerta y la realidad es otra; de ello podemos dar fe.

Miguel Martínez dirigente y gestor del proyecto de industrialización del cacao, su entusiasmo no le permite tener en claro las limitantes y peligros que deberán enfrentar para salir adelante en el proceso de pasar de productores de materia prima a industriales. Foto Leyenda del Huallaga.

El 20 de agosto visitamos intempestivamente el ‘temido’ y satanizado valle de Yanajanca, lo hicimos junto al periodista Bladimir Angulo a bordo de una motocicleta. Desde Aucayacu hasta Santa Rosa de Yanjanca fueron 90 minutos que duró el recorrido, la mayor parte del viaje fue por la carretera Fernando Belaunde recientemente asfaltada, se cruza el Huallaga en bote a la altura de Puerto Rico y luego se recorre durante 20 minutos una trocha carrozable mal conservada, con 4 puentes de madera que se caen a pedazos o que por ser troncos redondos requieren de destreza en el manejo del vehículo para no caer.

Yanajanca es un pueblito con escasas 10 viviendas, 2 kilómetros hacia el oeste esta Santa Rosa de Alto Yanjanca que tiene 40 viviendas, el pueblito cuenta con una gran cancha de futbol y un rústico ambiente donde funciona la posta de salud. Muy cercano se encuentran los caseríos Circuito y Nuevo Jaén, que en conjunto suman 350 familias productoras de cacao, café, frutales y coca. Entre el río Huallaga y Santa Rosa encontramos solo 4 parcelas con cacao del clon CCN 51 en producción.

Para ese día se había programado la colocación de la primera piedra para la electrificación de los 4 caseríos con una inversión de 1 millón 39 mil soles financiado por el gobierno regional Huanuco, también la primera piedra de una planta procesadora de cacao con una capacidad de 30 toneladas por semana, con un costo de un millón 100 mil soles financiado por el Fondo Italo Peruano, que también financia otros componentes como capital de trabajo, asistencia técnica y módulos por un monto total de 3 millones 900 mil de soles, según refirió Miguel Martínez que dijo ser autor del proyecto que ganó un concurso.

Puerto Yanjanca, sin infraestructura y con unas cuantas casas, sin embargo son cientos los agricultores que la utilizan para sacar sus productos a las ciudades. Periodista Bladimir Angulo sobre la moto. Foto Leyenda del Huallaga.

A las dos de la tarde se sirvió el almuerzo, a las 2.30 pm llegó la orquesta desde Tingo María pues la fiesta debía culminar las primeras horas del día 21. La comitiva presidida por el presidente regional Jorge Espinoza no llegaba y se comunicó que solo estaban en camino la candidata por el FARE Ena Espinoza junto al funcionario Víctor Hidalgo, por que don Jorge Espinoza tuvo que atender al presidente de la PCM Javier Velásquez que llego a la ciudad de Huanuco sin aviso previo.

A las 4.10 pm decidimos retornar, no obstante que nos pidieron quedarnos para la fiesta y cuando cruzamos el Huallaga, observamos sobre una balsa cautiva la moderna camioneta 4x4 que transportaba a Ena Espinoza y a Víctor Hidalgo, para ese momento un buen número de los pobladores que se dieron cita desde las 8 de la mañana decidieron regresar a sus casas molestos por la excesiva tardanza. La ceremonia debió realizarse a las 10 de la mañana y se concretó a las cinco de la tarde, 7 horas después.

Niños y jóvenes constituyen la gran reserva de Yanajanca y son un 50% de la población. Ellos además de estudiar asisten a las convocatorias de sus autoridades para informarse. Foto Leyenda del Huallaga.

En conclusión, en Yanajanca antes que a terroristas o narcotraficantes apertrechados y sedientos de sangre, cual vampiros, encontramos a cientos de agricultores humildes y esperanzados en el verdadero desarrollo. Muy contentos porque iban a tener energía eléctrica, su planta industrial de cacao, así como una trocha carrozable que los uniría con Paraíso y otra con la Morada, sin duda un gran corredor con buen potencial económico.

Sin embargo, el quid del asunto esta en llegar a ser competitivos y eso se logrará mediante un canal de comercialización eficiente que obtenga el máximo beneficio por el valor agregado. Eso fue siempre el cuello de botella de una serie de ensayos y esfuerzos, que incluso mantienen en jaque a la Cooperativa Naranjillo que en 45 años no ha logrado un sistema eficiente de comercialización al extremo que sigue utilizando como en los 80s a los brokers que por lo general se quedan con una buena parte de la ganancia en perjuicio de pequeño productor.

En el valle de Yanjanca encontramos a buenos amigos y a ex socios de la Cooperativa Naranjillo que ayudaron a levantar la planta agroindustrial del cacao inaugurada el 15 de septiembre de 1985, como don Emilio Carhuapoma Pinedo un valorado agricultor. La industria del cacao Naranjillo cumple en breve 25 años, pero los dirigentes de espaldas a sus socios ni siquiera se interesan en quienes pusieron todo de sí para el gran paso a la industrialización. Nadie sabe para quien trabaja, ojala que en Yanajanca no se repita esta experiencia marcada por la mezquindad.

El valle de Yanajanca en toda su dimensión, exhuberancia y prodigio de la naturaleza. Foto Leyenda del Huallaga.

Retornar a Yanajanca después de varios años y encontrarla casi igual físicamente pero en distinta perspectiva respecto a la mentalidad por el cambio y a los deseos de superación, fue una interesante experiencia. En suma una buena jornada periodística en búsqueda de la verdad, que fortalezca nuestro conocimiento sobre la realidad de los pueblos y ponga freno al mensaje mediático que todo lo corrompe.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Realmente el Valle de Yanajanca es un enorme potencial agricola, sus magnificas tierras producen unos hermosos yucales , platanales esos cacahuales .La verdad que me quede impresionado por tanta bondad de la naturaleza.Trabaje 4 hermosos años en el sector de la Unidad en educacion.Realmente Yanajanca tuvo su epoca oscura espero que los hijos que han crecido como Miguel Martinez tengan en mente la superacion de su pueblo. Los que fuimos foraneos bueno salimos y si tenemos que hacer una cruzada para limpiar la cara de Yanajanca-Hco. bueno iniciemos y ya. 17-11-2011 GEMINIS.

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.