domingo, 25 de marzo de 2012

Estados Unidos cuestiona a Bolivia y Perú en lucha contra el cultivo de coca y narcotráfico.

Felipe A. Páucar Mariluz.

Estados Unidos no evalúa el por que de sus fallida guerra contra las drogas que ya lleva 40 años y tiene para varias décadas más, con violencia extrema como Mexico y Colombia. Foto difusión.

El Departamento de Estado de los Estados Unidos en su informe Estrategia para el Control Internacional de Narcóticos, presentado el 8 de marzo, increpó a Bolivia su "fracaso demostrable" en el cumplimiento de sus obligaciones antinarcóticos, mientras que pidió esfuerzos adicionales a Perú y Ecuador para imponer políticas más efectivas.

Asimismo, resaltó que Colombia hizo "avances significativos" en el combate a la producción, exportación y consumo de drogas ilícitas en 2011, pero ese progreso "no es irreversible".

Sobre Bolivia, Estados Unidos señala que por cuarto año consecutivo ese país ha "fracasado de manera demostrable" en realizar los esfuerzos y cumplir sus obligaciones internacionales en la lucha contra la droga.

El Departamento de Estado considera que desde que Bolivia decidió expulsar en 2008 a todos los agentes del Departamento Estadounidense Antidroga (DEA) sus capacidades de identificar, investigar y desmantelar a organizaciones narcotraficantes se han visto afectadas.

Asimismo, el informe sostiene que los narcotraficantes explotan las oportunidades que ofrecen la abundante hoja de coca en el país para distribuirla especialmente a vecinos latinoamericanos y Europa.

"Para reducir el atractivo de Bolivia para los narcotraficantes son necesarias más acciones para mejorar la seguridad y para que el poder judicial combata la producción, el tráfico, el lavado de dinero, la corrupción y el crimen internacional", asegura el documento.

No obstante, destaca los progresos de Bolivia en 2011 en la erradicación de los cultivos de coca con la eliminación de más de 10.000 hectáreas de cultivos ilegales por primera vez desde 2002.

Estados Unidos espera una reducción progresiva en el terreno cultivado con hoja hasta las 20.000 hectáreas en 2015 desde las 34.500 hectáreas en 2010.

"En 2011, ha habido una evidente reducción de la tolerancia del Gobierno al cultivo ilegal de coca, especialmente en parques nacionales, pero también en regiones tradicionales como Yungas y el Chapare", indica el informe.

Perú tiene el mayor potencial mundial de producción de cocaína pura y el segundo mayor de exportación de cocaína de calidad. Es, además, el segundo país con cultivos de coca, con unas 53.000 hectáreas cultivadas en 2010.

El país también es uno de los mayores del mundo en la importación de químicos precursores usados para la producción de cocaína, que se exporta en su mayoría a Europa, Asia Oriental, México, el Caribe y Estados Unidos.

EE.UU. "apoya los esfuerzos" del Gobierno de Ollanta Humala para desarrollar una estrategia integral antidroga que mantenga "los compromisos básicos con la erradicación, la prohibición y el desarrollo alternativo", detalla el documento.

Sin embargo, considera que no existe una "coordinación efectiva y consistente de la actividad antinarcóticos" entre el servicio de aduanas peruano (SUNAT), la Guardia Costera (DICAPI), la Autoridad Nacional de Puertos (APN) y el Ministerio Público.

"La inversión de recursos adicionales del Gobierno de Perú les permitiría prohibir más agresivamente los envíos marítimos, terrestres y aéreos de narcóticos", indica el informe.

El informe anual de narcóticos del Departamento de Estado de Estados Unidos destaca que Ecuador se encuentra entre Perú y Colombia, los mayores productores de cocaína del mundo, por lo que es un importante país de paso para el tráfico de esta droga y de la heroína.

Estados Unidos apoyó los esfuerzos del Gobierno ecuatoriano y lo instó a continuar su lucha contra el cultivo de droga y laboratorios, al tiempo que pidió un aumento de los controles portuarios y marítimos para evitar el tráfico ilegal.

El informe destaca el intento del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, de aumentar el control costero, para lo que Estados Unidos ofreció su apoyo a la Guardia Costera Ecuatoriana, la Armada y los agentes de aduanas.

Estados Unidos también anima a que se incremente el control del lavado de dinero y la corrupción con una reforma del poder judicial para fortalecer la aplicación de la ley.

El Departamento de Estado considera que los retos a los que se enfrenta Colombia, tras los "avances significativos" en el combate a la producción, exportación y consumo de drogas ilícitas en 2011, hacen "necesario un apoyo continuado del Gobierno estadounidense en Colombia".

Para consolidar los avances de la última década, Colombia "deberá destinar recursos adicionales" para mejorar "la seguridad, la provisión de servicios públicos, construir infraestructura y generar más oportunidades económicas en las regiones históricamente influidas por el terrorismo", señala.

El gran obstáculo para el progreso es, según el documento, el avance de las bandas criminales (conocidas como "bacrim"), que "se han convertido en un reto mayúsculo para las fuerzas de seguridad".

Estados Unidos año a año se convierte en censurador de las políticas contra las drogas en Latinoamérica, las que ajusta a sus intereses y conveniencias. Censura, prohíbe, veta, castiga con la entrega de menos recursos o la disminución del comercio, pero no dice una sola palabra en sus informes sobre la realidad de su país como primer consumidor de drogas y de su condición de lavador de activos, según informes de agencias financieras internacionales. (Con información agencias).

La atomización del terrorismo

El terrorismo junto al narcotráfico y la corrupción son los flagelos que más afectan a la sociedad mundial. Foto Internet.

La masacre de Toulouse, Francia, a manos de un joven de origen argelino entrenado en Paquistán y fiel seguidor de Al Qaeda, revivió el temor a la reactivación de la guerra santa contra Europa y Occidente.

Francia ha sido la última escala del terrorismo. Toulouse sufrió esta semana la demencia de un fundamentalista de la yihad, Mohamed Merah, de 24 años.

El operativo policial que terminó en su muerte no cierra el círculo doloroso que significa la masacre de siete personas: tres niños judíos, un rabino y tres soldados de origen magrebí.

Sí abre, en cambio, un gran interrogante: ¿la muerte de Osama bin Laden es el fin del terrorismo o su atomización?

La respuesta es tan impredecible como la mente misma de Merah. El joven francés de origen argelino no sólo se entrenó en Paquistán y combatió al lado de los talibanes en Afganistán, sino que podría ser el símbolo de una nueva forma de violencia de Al Qaeda: actuar en solitario, usar las redes sociales para promover el terrorismo y no temer morir.

Como él, hay miles de jóvenes repartidos por Occidente y Medio Oriente dispuestos a multiplicar la causa yihadista, según los servicios de inteligencia de Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

De ahí que tan peligrosos como los fundamentalistas sean los discursos antisemitas, xenófobos y antiinmigrantes que están copando las campañas políticas, no sólo en Francia, sino en Estados Unidos y el Mediterráneo.

El lenguaje antimusulmán que está dominando la batalla presidencial francesa, sumado a la activa presencia militar de Nicolás Sarkozy en los conflictos árabes, le añaden combustible a una situación de radicalismos de por sí peligrosa.

Europa mantiene fresca la tragedia de Oslo (Noruega), donde hace menos de un año Anders Behring Breivik mató a 92 personas en la isla de Utoya, después de dejar un "manifiesto" en Internet con mensajes nacionalistas y contra el Islam.

No menos apremiante para el Presidente Barack Obama es la muerte de Trayvon Martín, un afroamericano de 17 años, asesinado por un vigilante voluntario blanco, en Florida, aparentemente por motivaciones racistas.

La orden de Obama a las autoridades para que se investigue a fondo este caso y se impida la impunidad, de paso, busca contrarrestar las desafiantes reacciones de los afganos ante el asesinato de 16 civiles en Kandahar, a manos de un soldado estadounidense borracho.

El cálculo político ha tomado asiento en los entretelones de estas tragedias. La de Toulouse copó la campaña hacia el Elíseo y el primero en tratar de capitalizar tanto dolor ha sido el Presidente Sarkozy.

Su mensaje contra los inmigrantes se ha radicalizado y el lenguaje antimusulmán ha retornado con inusitada agresividad. Tanta, que Marine Le Pen, líder del Frente Nacional, clave en las aspiraciones de reelección de Sarkozy, pidió que se convoque a un referendo para instaurar la pena de muerte.

El otro candidato favorito a la presidencia, el socialista Francois Hollande, ha reclamado del gobierno francés no propagar los sentimientos xenófobos ni antisemitas.

Esos mensajes, en vez de atenuar el estado de miedo que recorre de nuevo a Europa, lo ha multiplicado. Las medidas de seguridad se han extremado en los aeropuertos y terminales terrestres, donde cualquier persona, por su fisonomía o color de piel, resulta sospechosa.

De ahí que, además del terrorismo, el otro riesgo que se advierte es que la insensatez de los políticos y la polarización de las campañas impidan que el fantasma de Osama bin Laden, en vez de desaparecer del todo, se atomice y siga haciendo daño.

Tomado de:
http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/L/la_atomizacion_del_terrorismo/la_atomizacion_del_terrorismo.asp

Peligrosa expansión del narcotráfico

El reto en la lucha contra el narcotráfico es la búsqueda de nuevas rutas, ante la fallida estrategia actual. Foto

La coordinación entre países y las campañas de prevención son indispensables en la lucha contra la droga

La producción y el comercio ilegal de las drogas ilícitas son conducidos de manera dinámica y sorpresiva por la delincuencia organizada para eludir los controles de las fuerzas que los combaten. Si son fumigadas las áreas donde se cultivan las plantas que originan la droga en los países de Sudamérica, se trasladan a otras; si los gobiernos acentúan su control y su lucha, los narcotraficantes mudan la producción a otros países, como ha ocurrido en Perú y Bolivia al declinar Colombia.

Del mismo modo ocurre con los laboratorios donde se elaboran la cocaína y sus derivados, que se instalan en otros lugares cuando hay perspectivas de ingresar en nuevos mercados o cuando hay sospechas de ser descubiertos.

En la estrategia puesta en marcha por los narcotraficantes los destinos de la producción ilícita también cambian en función de las políticas de expansión que ponen en práctica, sirviéndose de innovaciones en sus recursos y contando a su favor con inmensas posibilidades financieras.

Ese proceso de expansión incesante observado en Sudamérica sobresale ahora llamativamente en Brasil y alarma en la Argentina. Países que antes sólo eran de tránsito, ahora, sin dejar esa función, son lugares donde crece fuertemente el consumo. Esa transición fue impulsada por la declinación de las ventas en los Estados Unidos, país que ha reducido el volumen por efectos de una eficaz lucha contra la droga y de efectivas campañas de prevención.

Lamentablemente, en las grandes ciudades brasileñas, como San Pablo y Río de Janeiro, ha ganado en difusión el "crack", sumamente adictivo y que produce una mayor criminalidad. La reacción de Brasil contra la penetración de las drogas ilegales se ha tornado más efectiva, a partir de un mayor presupuesto para combatirlas.

Habrá que reiterar que el éxito deseado en este combate difícil depende, además, de la acción y la coordinación entre los países del continente. Las respuestas ante los cambios que producen los narcos deben ser rápidas e imprevistas para ellos, a fin de ser efectivas. Por otra parte, el mercado de sus ventas ha de reducirse si ganan en eficacia y se extienden las campañas de prevención. No menos importante será detener el flujo de financiamiento del que disponen, a través de una eficaz política de prevención de lavado de activos. Y, finalmente, contar con el presupuesto y lugares adecuados de rehabilitación para todos aquellos que han caído en las redes de estas poderosas organizaciones que buscan imponer, a cualquier costo, la cultura de la droga o, lo que es sinónimo, la cultura de la muerte.

Tomado de:
http://www.lanacion.com.ar/1452151-peligrosa-expansion-del-narcotrafico

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.