lunes, 29 de julio de 2013

Narcotráfico y desarrollo alternativo: ¿Qué hay para el Huallaga en el mensaje presidencial?

Felipe A. Páucar Mariluz

 
Dirandro destruye pista clandestina en Ciudad Constitución, Pichis Palcazu, se informó de una cifra menor. Foto IDL Reporteros.
 
Los cuestionamientos a lucha contra las drogas que prioriza la erradicación de los cultivos de coca, mediante la firma de convenios para “coca cero” entre Devida y los alcaldes y la crisis por la que atraviesan los cultivos tradicionales de cacao, café y palma aceitera pero etiquetados como alternativos, hacían necesario que el mensaje de fiestas patrias del presidente Humala fuera explícito y puntual en la adopción de nuevas medidas que eviten la frustración y el retroceso a la pobreza extrema que el incremento de los precios en el mercado internacional del café y cacao había logrado superar en parte. Pero no fue así.    

El presidente prefirió tomar como logro principal que “El Perú erradicará 22 mil hectáreas de plantaciones ilegales de hoja de coca este año, una cifra sin precedentes en el país.” Lo que justificó por que el narcotráfico y la minería ilegal producen desde la percepción de su gobierno el 60 por ciento de la inseguridad en el país, dado que es el responsable de delitos conexos como terrorismo, tráfico de insumos y 'sicariato'.

Pero es en el conjunto de cifras sobre lucha contra el narcotráfico que el mandatario crea un laberinto de dudas cuando afirmó que en una franca lucha contra el narcotráfico se procedió a la destrucción 33 pistas aéreas clandestinas, una cifra que parece exagerada porque es en los últimos meses y en el Pichis Palcazu donde se destruyeron estas pistas. De igual forma sobre la destrucción de 810 laboratorios de clorhidrato de cocaína y 1,421 pozas de maceración, haciendo un total de 2231 laboratorios y pozas de maceración, una cifra desconocida si nos atenemos a los partes de prensa de los operativos policiales de interdicción al narcotráfico. El ministerio del Interior a través del Frente Huallaga debería alcanzar el detalle sobre cuándo y dónde fueron realizadas estas destrucciones, para evitar dudas.

El anuncio de la incautación de más de 22 toneladas pasta básica de cocaína, de 14 toneladas de cocaína y 7 toneladas de marihuana, que hacen un total de 43 toneladas de estupefacientes incautados y destruidos, constituye una cifra igualmente desconocida por la prensa, más aún si no se precisó si esas cifras corresponden a este año o a los dos años de gobierno. Convendría precisarlas para no dejar vacíos.

"En el año 2012 se han erradicado más de 14 mil hectáreas de plantaciones de hoja de coca y para esta año nos hemos propuesto erradicar 22 mil más, cifra sin precedentes en nuestro país", aseguró Ollanta Humala, convirtiendo a esta actividad en el elemento central de su estrategia de lucha contra las drogas, pero no dijo nada sobre logros en el lavado de activos o en desmantelamiento de los clanes de la droga que según la policía existen pero no los ubican y menos capturan. En su reemplazo capturan a dirigentes o ex dirigentes cocaleros que estaban haciendo vida pública y normal. Sin duda una especie rara de narcos y terroristas que tendríamos en el Perú.

Sobre la instalación de comisarías o puestos policiales como parte de la lucha contra las drogas y el terrorismo en las zonas cocaleras, es preciso indicar que estas deberían ser implementadas por que las que están funcionando recientemente no tienen ni una motocicleta y para lo único que sirven en muchos de los casos es para el control vehicular con los consiguientes problemas denunciados hasta el cansancio. Las comisarias recientemente instaladas se encuentran en el Alto Huallaga y Pichis Palcazu.

Sin embargo es comprensible la omisión por tratarse de un mensaje a la Nación y de corto plazo, por eso la tarea de complementar y ampliar lo dicho por el presidente le corresponde a Devida y al ministerio del Interior, en nuestro caso también al Frente Policial Huallaga. 
Específicamente para el Alto Huallaga y el Vraem no hubo anuncios sobre inversiones importantes para superar una serie de problemas de infraestructura, de patología agrícola, delincuencia común, corrupción en las instituciones públicas, caso gobiernos municipales. Ahora la esperanza esta puesta en los 600 millones que anteriormente se anunció para el Alto Huallaga, se espera que sean una realidad y no una frustración más.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.