domingo, 4 de diciembre de 2011

Gigantesca búsqueda de sacerdote de la “Congregación de la Misión”, desaparecido en Chazuta.

Felipe A. Páucar Mariluz.

El sacerdote Alfonso Asencios Zuloaga, de la Congregación de la Misión, (conocidos como padres Vicentinos), natural de Huari, Región Ancash, de 65 años de edad está desaparecido desde el día 23 de noviembre, fecha en que Salió de su domicilio en el distrito de la Banda de Shilcayo, Provincia de San Martín, departamento de San Martín.

Según la comunidad religiosa que se encuentra apenada, el cura salió de su casa en la Banda de Shilcayo (Tarapoto), para hacer su visita pastoral por el sector del Bajo Huallaga, distrito de Chazuta, el día 18 de noviembre.

Los padres vicentinos tienen a su cargo la Parroquia “Virgen María de los Remedios” de la Banda de Shilcayo. Esta Parroquia es amplia y comprende 6 distritos: Banda de Shilcayo, Cabo Leveau, Sauce, Juan Guerra, Shapaja y Chazuta.

El Padre Alfonso llegó a Chazuta el viernes 18 y bajó por el río Huallaga, en bote, hasta la comunidad de Achinamiza, para celebrar Misa el viernes en dos poblados, Shilcayo y Achinamiza.

El sábado hizo lo mismo en Ricardo Palma, Callanayaco y Curiyacu, regresando a Chazuta el sábado por la noche. El domingo en la Iglesia de Chazuta también celebró la santa Misa y bautizó a 34 personas, entre adultos y niños.

El día domingo pensaba regresar a Tarapoto para estar el lunes en su trabajo; pero por las fuertes lluvias, un tramo de la carretera en construcción se derrumbó, impidiendo el pase. De esa manera el padre Alfonso ya no pudo regresar a la Banda de Shilcayo y se quedó en Chazuta el domingo, lunes y martes.

Viendo que el trabajo de la limpieza de los derrumbes en la carretera era lento, decidió regresar por camino de herradura a su casa. El camino que dijo tomaría es el que va de Chazuta hasta la Banda de Shilcayo, pasando por el poblado de Santa Elena. Él conocía perfectamente ese camino que pasaba también por Bello Horizonte. Todos los meses, saliendo desde la Banda de Shilcayo, el padre iba en movilidad a Bello Horizonte y de ahí, caminaba unas cinco o seis horas a Santa Elena. Y de ahí, solía regresar por el mismo camino.

Desde esa comunidad hasta Chazuta sólo lo había hecho una vez, y era de noche, y aunque se perdió en algún sector, llegó bien a Chazuta, pues su sentido de orientación era bueno. El padre Alfonso, salió a las 4 de la mañana del día miércoles 23 de noviembre desde Chazuta, rumbo a Santa Elena. Fue visto en la plaza principal de Chazuta a esa hora. Se calculaba que entre las 10 y 11 de la mañana pudiera haber estado ya en Santa Elena. Y de ahí descansando, podría haber salido hacia Bello Horizonte de 3 a 4 de la tarde para desplazarse desde ahí, en moto o carro hasta su casa, en la Banda de Shilcayo.

El Padre no llegó a su hogar el miércoles 23. De esta manera sus hermanos los padres Vicentinos, Adolfo Salazar Julca y Eduardo Mendoza García, se preocuparon e iniciaron la búsqueda. De la misma manera desde Chazuta, las Misioneras de Jesús, buscaron a hermanos animadores y amigos y se organizó la búsqueda.

El jueves, a 24 horas de haber salido el padre de Chazuta, 9 personas salieron a buscarlo desde las 5:30 a.m. También desde Santa Elena, salieron varias personas en su búsqueda y no lo encontraron.

En Chazuta se asentó la denuncia, el jueves 23 de noviembre, por la mañana. La policía ese día y el viernes, ayudaron a buscar. Se reincorporaron el día martes 29, con tres efectivos.

Animadores Cristianos, catequistas y pobladores de las comunidades, han venido a la búsqueda. Ese día, caminaron hacia Santa Elena, pero les aseguraron que no llegó a esa comunidad y regresaron para ir por otra ruta; el viernes salieron 39 personas; el sábado 65, domingo 70 y siguieron sumándose mas policías y militares así como pobladores, mientras que en la plaza de armas de Tarapoto un grupo de personas solicitaba ayuda económica para sostener la búsqueda, ya van 9 días de su desaparición.

El tramo Chazuta a Santa Elena es un camino libre y ancho y caminando no pudo perderse. Nadie asegura haberlo visto; en cierta parte del camino hay algunas viviendas, hay chacras, pero al preguntar no hay señales de su paso.

Los cristianos de los pueblos que los padres visitaban, cada día mandan gente para explorar la zona, va gente de Chazuta, Ramón Castilla, LLucanayacu, Tununtunuma, Aguano Muyuna, Banda de Chazuta, y también desde otros puntos, desde Santa Elena, desde Shapaja y Santa Rosa de Shapaja´.

Los fieles católicos de la Parroquia “Virgen de los Remedios” de la Banda de Shilcayo se solidarizaron desde el inicio, aportando víveres para los grupos de rescate. Algunos incluso, han llegado a Chazuta y se han unido al grupo.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.