lunes, 22 de marzo de 2010

Narcotráfico y drogas. Segundo hombre más rico de México pide la legalización de la cocaína

El empresario Ricardo Salinas Pliego declaró que le planteó esta cuestión a los presidentes Calderón y Fox, pero que ambos la rechazaron “por temor a contrariar con Estados Unidos”

(Agencias). El segundo hombre más rico de México y el cuarto de América Latina, Ricardo Salinas Pliego, quiere que México despenalice el consumo de la cocaína y otras drogas. Así lo expresó ayer en la conferencia anual de la Sociedad de Periodistas y Editores Financieros de Estados Unidos, que se celebra este año en la ciudad de Phoenix (Arizona).

“Las armas son legales a este lado de la frontera”, dijo Salinas, en referencia a EEUU, un país que abastece de armamento a las mafias del narcotráfico mexicanas. “¿Por qué no hacer entonces las drogas legales en México?”, se preguntó.

El empresario declaró que había planteado esta cuestión al presidente mexicano, Felipe Calderón, y también a su predecesor, Vicente Fox, pero que ambos habían rechazado la idea por temor a contrariar a EE.UU.

“ESTAMOS PERDIENDO LA GUERRA CONTRA LAS DROGAS”

Aunque dio a sus palabras un toque distendido, Salinas fue muy duro. “Estamos en esta guerra contra las drogas y la estamos perdiendo”, afirmó. Y, como solución, “las drogas deben ser legalizadas o entregadas a los consumidores por los Gobiernos de forma controlada”.

El empresario insistió en que EE.UU. es también responsable en la crisis de seguridad de México, dado que “el dinero [para la compra de cocaína] y las armas proceden del Norte”. Los datos oficiales de la policía mexicana indican que el 90% de las armas confiscadas a las mafias del narcotráfico son adquiridas en Estados Unidos.

Las declaraciones de Salinas se han producido seis días después de que dos ciudadanos estadounidenses y uno mexicano que trabajaban para el consulado de EEUU en Ciudad Juárez fueran asesinados, aparentemente por narcotraficantes. El empresario recordó que “en los últimos dos meses, en México mueren de forma violenta 30 personas al día”.

DROGAS DEBEN SER ENTREGADAS POR LOS GOBIERNOS

“Estamos en esta Guerra contra las Drogas y la estamos perdiendo”, dice Salinas. Y, como solución, “las drogas deben ser legalizadas o entregadas a los consumidores por los Gobiernos de forma controlada”.

Pero Salinas no limitó sus críticas a EE.UU. y a laGuerra contra las Drogas. También afirmó que el monopolio estatal petrolero mexicano Pemex “está fuera de cualquier supervisión”, de modo que en esa empresa “todo es oscuro y así está bien [‘nice and dark’]”.

¿QUIÉN ES RICARDO SALINAS?

Salinas cuenta con un patrimonio estimado por la revista ‘Forbes’ de 10.100 millones de dólares (casi 7.500 de euros) gracias a sus negocios en banca, servicios financieros, telecomunicaciones, comercio minorista y medios de comunicación.

En declaraciones a la versuión digital del diario El Mundo empresario afirmó que en EEUU “hay, definitivamente, espacio para tres televisiones en español”, en referencia a su empresa Azteca América, que compite en el mercado estadounidense contra las compañías, mucho más grandes, Univisión, propiedad de Televisa, y Telemundo, que pertenece a NBC.

Salinas declaró que planea expandir Azteca Américreforzando su red de distribución y su programación.

Tomado de:
http://elcomercio.pe/noticia/449622/segundo-hombre-mas-rico-mexico-pide-legalizacion-cocaina

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.