sábado, 13 de marzo de 2010

Narcotráfico y terrorismo en Perú: Incidencia perversa de la teoría, la mentira y la demagogia.

Los inexpertos tienen en la computadora la herramienta ideal para sus teorías y falsedades sobre temas que requieren de profundo conocimiento. Actualmente cualquier aprendiz de brujo es calificado por la prensa trivial como experto o especialista en narcotráfico y terrorismo. Caricatura Internet.

Subleva a la inteligencia y a la ética que personas que hasta el 2003 eran unos desconocidos e incompetentes en temas y conflictos vinculados a la coca, el narcotráfico y el terrorismo; luego de ser funcionarios transitorios e intrascendentes de los ministerios del Interior y de Defensa o personal de la embajada USA áreas USAID y NAS, se convirtieran en analistas y expertos subvencionados por estas agencias, que sostienen la cuestionada ‘guerra global contra las drogas’, cuyo destino si no se aplican correctivos es el fracaso.

Ejercen influencia con sus manoseadas conclusiones en las políticas represivas de la estrategia antinarcóticos. Presionan con prensa y medios integrados en redes bajo control que funcionan en las cuencas cocaleras. Utilizan la teoría, la mentira y la demagogia para apuntalar versiones oficiales, glorificar trabajos ineficientes, desvirtuar cuestionamientos a la falta de transparencia y ocultar denuncias sobre corrupción.

El mentiroso cree en sus propias mentiras y acaba contagiando su irrealidad a otros. El teórico olvida que lo único que importa es el acto y el conocimiento correctos. El demagogo manipula los sentimientos de la gente para obtener ventajas.

La difícil y arraigada realidad del Alto Huallaga y del Vrae no puede estar sujeta a la febril imaginación de unos aturdidos y menos moldearse virtualmente desde una computadora. En la foto de USIS, enfrentamiento cotidiano entre campesinos y policías por erradicación de cocales.

Estos expertos en psicosociales son concientes que vivimos en una sociedad donde la mentira, la teoría y la demagogia, se han establecido como pandemia de dimensiones incalculables. Para muchos son un verdadero lastre y un peligro para la sociedad, pero se hace poco por extirparlas, es más, parece ilógico que en algunos casos se las acepte.

Enfrentar a los teóricos, mentirosos y demagogos que blindan la lucha antidrogas con estrategia norteamericana que es aplicada dócilmente por los gobiernos de Colombia con miles de millones de dólares, de Perú con cientos de millones de dólares y con decenas de millones de dólares por el de Bolivia; debiera ser un imperativo.

Publicaciones oficiales y oficiosas contienen con frecuencia versiones con sesgo y doblez sobre la coca, el narcotráfico y el terrorismo, para magnificar los conflictos, justificar las acciones represivas y levantar supuestos logros.
Algunas aseveraciones que se exhiben con cortedad y malicia, en el uso del ‘todo vale’, son:

- Casi el 100% de la coca producida en el Perú va al narcotráfico, por tanto resulta mentira que parte de ella sea utilizada en el consumo lícito en diversas formas. Menos que el consumo doméstico pudiera ampliarse en el futuro.

- Los nuevos ricos en las cuencas cocaleras producto del “desarrollo alternativo”, son los productores de cacao, café, palma aceitera y palmito, gracias a que las cadenas productivas de estos cultivos son tan rentables que solo son superables por el de la cocaína. Pero la verdad es que la situación económica de casi la totalidad de estos productores es muy difícil por que los precios cayeron desde noviembre de 2008 y la productividad y calidad en promedio siguen siendo bajas.

- La provincia de Tocache es la panacea de la economía lícita, sin pobreza, que venció a la economía ilegal gracias a la omnipresencia y ayuda generosa de Usaid, GTZ, NAS, Naciones Unidas y un sin número de Organismos gubernamentales y no gubernamentales. La verdad es que no existen cuadros estadísticos reales, cada organización tiene la propia que la esgrime, manipula y oculta bajo siete llaves de acuerdo a sus conveniencias y componendas.

- En San Martín no hay coca y menos narcotráfico, por que la cooperación internacional invirtió 50 millones de dólares vía Acuerdo Común para la erradicación de la coca. La verdad es que la coca y el narcotráfico nunca desaparecieron y tienen presencia creciente desde 2008 ante la falencia económica de grupos poblacionales. En 10 años solo 20 millones de dólares fueron destinados para el desarrollo productivo y otros 25 millones para la rehabilitación de la carretera Fernando Belaunde tramo Pizana-Campanilla, en la modalidad de asfaltado bicapa que se destruyó en 3 años.

- Huánuco es la región envilecida por la coca, el narcotráfico y el terrorismo, por no haber firmado el Acuerdo Común para erradicar la coca y haber supuestamente perdido 50 millones de dólares que el gobierno norteamericano ofrecía a manera de coacción.

- Los cocaleros no tienen derecho a participar en movilizaciones, paros o huelgas por que no consiguen nada y menos en política, por que la política solo beneficia a los dirigentes, los satanizan, desprestigian y enlodan para acabar con sus organizaciones.

- Sendero Luminoso y el gobierno regional Huánuco confluyen en Aucayacu para la defensa de la coca ilegal que es erradicada estoicamente por el Corah, según analista de Inforegión.

- La erradicación de la coca es política de Estado y no puede detenerse. En la práctica ni siquiera es política de gobierno, sino que es sumisión a la estrategia internacional bendecida por la ONU y quienes intenten oponerse sufrirán la cacería de brujas, el escarnio público e incluso ser asesinados a balazos.

- Solo reprimiendo a los cocaleros y destruyendo sus cultivos se podrá evitar que el Perú sea un narcoestado o que dentro de cinco años se convierta en el primer productor de cocaína, como afirman los anticocas en aplicación de libretos condicionados.

- La hoja de coca es cocaína e idiotiza a sus consumidores, por lo que debe continuar satanizada y penalizada. Despenalizarla sería claudicar, según agentes USA con la careta de expertos peruanos antidrogas.

- Ser cocalero es sinónimo de ser terrorista o narcotraficante. No importa que sean unos cuantos los involucrados de un total de 300 mil en todo el Perú.

- Legalizar la dosis mínima significa incentivar el consumo de las drogas, mientras esta crece espectacularmente año tras año, evidenciando el fracaso del prohibicionismo.

- El hallazgo de algunas pozas de maceración de hojas de coca, significa que la erradicación violenta de todos los cocales esta justificada.

- Es preferible ser valiente con el cocalero débil, y asustadizos e inútiles con las poderosas mafias que procesan la coca, que lavan el dinero, que corrompen a los gobiernos, que contrabandean los insumos químicos, que mercadean la droga al menudeo, etc. Decretar estados de emergencia y militarizar la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo trae beneficios a quienes las conducen y a las altas esferas de gobierno. Esa parece ser la verdad sobre la prolongación de estos flagelos.

Miles de niños pasan hambre y abandonan las escuelas en el Alto Huallaga luego que la maquinaria de erradicación de cultivos de coca acaba con su sustento, mientras quienes se llenan los bolsillos con dinero de la cooperación festejan y se frotan las manos. En la Foto del Grupo Prensa Verde, niños con futuro incierto en Mishollo – Tocache, San Martín.

- Sendero Luminoso no existe, son solo narcos o custodios de traqueteros y que ‘Artemio’ vive permanentemente cercado, siendo inminente su captura o capitulación.

- El Cambio Climático y el desborde de los ríos es por causa de la deforestación para instalar cocales. El 27 de marzo de 1976 y el 18 de abril de 1984 ocurrieron las peores inundaciones del Huallaga en Tingo María, Naranjillo, Aucayacu y Tocache, pero eso no interesa a los que hacen de los medios la caja de resonancia para sus elucubraciones.

- En 1994 con 160 mil has de coca con mayor productividad, se producía 190 TM de cocaína. Hoy con 54 mil has con menor productividad por edad y ataque del hongo Fusarium, se produciría 320 TM. ¿Cómo y quién podrá entender tamaña argucia?

- El panfleto de presunta autoría del camarada ‘José’ del Vrae incautado en Tingo María, sería la prueba que faltaba para consagrar a los gremios cocaleros como subversivos y que Merino Lloclla sería algo así como el hombre clave del desconocido “Comité Regional del Oriente” de Sendero Luminoso. Adelantarse a las investigaciones fue y es la sucia tarea de los ventajistas caza fantasmas.

- Pronto tenderemos un escenario de terror en el Huallaga con el enfrentamiento entre las huestes de ‘Artemio’ y ‘José’ exclusivamente por cupos de la madera, combustibles y cocaína. El camarada ‘José’ produce una tonelada de cocaína asegura graciosamente Pedro Yaranga periodista de Ayacucho, versión que lo sindica como mercenario del narcotráfico en el Vrae, precisamente de lo que ‘José’ acusa a ‘Artemio’ del Comité Regional del Huallaga, en su último panfleto. ¿Adivinos o advenedizos?

- Las FARC apoya a Sendero Luminoso del VRAE y del Huallaga en su “Guerra de liberación” contra el imperialismo, más no en el negocio de protección a los narcotraficantes. La supuesta presencia de las FARC en el Perú fue voceada irresponsablemente en los 80 pero nunca hubo tal presencia y colaboración. Hoy se vuelve a lo mismo con el espurio interés de endurecer la represión en estos valles.

- Es preferible operar una computadora desde un escritorio y copiar cifras sin valor para luego sumar, restar, dividir y multiplicar; que investigar en el lugar de los hechos, confrontar la realidad, hablar cara a cara con los protagonistas y luego recién sacar conclusiones y difundirlas por los medios, en respeto a la opinión pública.

- Quien tenga una visión exclusivamente teórica de la realidad en las cuencas cocaleras y zonas en emergencia, nunca será un elemento útil para el conjunto de la población. Y, por supuesto, quien vive anclado en la mentira, acaba siendo apartado y despreciado por quienes buscan la verdad y por los que necesitan vivir en ella.

“El miedo es el catalizador que hace que las mentiras penetren en las mentes y sean aceptadas como algo natural o irremediable, que las teorías sean consideradas como verdades o como hechos consumados” y que la demagogia sea tomada como una astucia de ‘pepe el vivo’.

Los políticos usan la teoría y la mentira durante la campaña electoral y la mentira más la demagogia cuando de cumplir con las promesas se trata. Alan García sería un claro ejemplo de lo peligrosos que son los teóricos, mentirosos y demagogos. Caricatura Internet.

La globalización de las comunicaciones y las distintas crisis en las que vamos entrando: financiera, climática, espiritual, de valores, drogas, pobreza, etc., nos obligan a mirar de frente la realidad y llamar a las cosas por su nombre.

Los idólatras de la teoría, la mentira y la demagogia, son responsables en parte para que los conflictos no se resuelvan y se tornen interminables. Esto los beneficia y significa su encumbramiento pasajero. Mientras el pueblo vive en la confusión y desesperanza.

No podemos considerarnos informados por el mero hecho de recibir pasivamente, de aceptar de forma sumisa todo aquello que nos llega de fuera. Porque es preciso dar vida y movimiento a todo lo que se interioriza a través de la comunicación.

¿Cuán timoratos y complacientes frente a los hechos consumados, somos? ¿Acaso no ponderamos que censurando a los teóricos, mentirosos y demagogos, habremos avanzado algo en la responsabilidad social y la solución a los conflictos?

Pero,¿qué es verdad y mentira en el mundo informativo? El periodismo clásico afirma que un hecho es verdadero cuando se corresponde con criterios rigurosos, objetivos y comprobados. Con aportes Revista Fusión.

4 comentarios:

Ramón dijo...

Nunca escuché acerca de ti o de tu interés por el problema de la droga y la subversión en el Perú. Tu entrada es absolutamente antojadiza en el sentido de articular arbitrariamente afirmaciones contrapuestas con la finalidad de desprestigiar la labor de algunos teóricos sobre el tema.
Hay muchas cosas que podrían ser fácilmente refutadas acerca de lo que dices, pero es tanto y tan absurdo lo que planteas que difícilmente se pueda hacer desde un simple comentario. Lo cierto es que el problema del narcotráfico y el terrorismo debe ser tomado con severidad por el Estado, ya sea desde su concepción social o desde su dimansión económica, política y de seguridad. Si tienes mejores ideas acerca de cómo hacerle frente, plantéalas antes de andar renengando sin sustento.
Un abrazo

Santiago Ramirez dijo...

Las drogas hace ratos que ganaron la batalla. Acaso no hay más drogadictos en todo el mundo. No hay que ser ciegos…los gobiernos tienen mucha responsabilidad y no quieren asumirla.

Wilder T. S. dijo...

Los problemas de los terrorismos hay que decirlas con la verdad del corazon y no con el calculo del cerebro. En San Martín hay serios conflictos que no se escuchan en los medios. El periodismo deja mucho que desear…

Julio Rios S. dijo...

Buena… eso si que esta buena y ahora que diran desde Lima o Nueva York

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.