miércoles, 6 de julio de 2011

Lanzan megaoperativo antidrogas en triple frontera Perú-Colombia-Brasil

Seguridad. Buscan cinco gigantescos laboratorios de producción de cocaína. Los cultivos de hoja de coca y la elaboración de droga en el Trapecio Andino han experimentado un brutal crecimiento en el último año.

Doris Aguirre

Trescientos efectivos de élite del Grupo de Operaciones Especiales de la Dirección Antidrogas (Dirandro) participan desde el lunes 3 de julio en un descomunal despliegue contra organizaciones del narcotráfico que se han asentado en el Trapecio Amazónico, en los límites que comparten Perú, Colombia y Brasil.

El objetivo de la llamada “Operación Trapecio Amazónico 2011” es principalmente la destrucción de cinco megalaboratorios de producción de cocaína, instalaciones que han sido detectadas mediante satélite, de acuerdo con fuentes antinarcóticos.

El despliegue cuenta con el apoyo de la policía brasileña para impedir la fuga de los narcotraficantes hacia su territorio.

El segundo propósito de la acción policial es desmantelar a las organizaciones de narcotraficantes peruanos, brasileños y colombianos que han virtualmente tomado el control de localidades como Mario Rivera, Bajo Amazonas, Gamboa, Hawai y Ramón Castilla, ubicadas en la provincia del mismo nombre, en la región Loreto.

La presencia de estas mafias ha originado una guerra sangrienta entre estas por el dominio de zonas importantes para la producción y transporte de droga. Cada semana aparecen cadáveres de integrantes de bandas de narcotraficantes ejecutados por rivales.

El tercer objetivo del “Plan de Operaciones Trapecio Amazónico 2011” es la erradicación de los cultivos de hoja de coca cuya extensión se ha incrementado notablemente, facilitando la elaboración de pasta básica y de clorhidrato de cocaína.

Justamente, el último informe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) reporta que en el Bajo Amazonas se ha registrado un sorprendente aumento de la extensión de cultivos de hoja de coca entre 2009 y 2010: de 867 hectáreas a 1,040 hectáreas. Lo que implica un 20% de crecimiento.

“Esto demuestra una clara tendencia a mayores índices de expansión de áreas a pesar de que el ambiente natural no ofrece las condiciones más adecuadas en Bajo Amazonas (Caballococha)”, señala el informe de la UNODC: “La actividad cocalera en esta parte del territorio es reciente, pero desde sus inicios ha mostrado una evidente articulación con el narcotráfico, favorecida por su cercanía a las localidades de Leticia, Colombia, y Tabatinga, en el Brasil. En estas ciudades se comercializa la producción local de pasta básica y se abastecen de los insumos químicos necesarios para el procesamiento de la hoja de coca”.

Los cultivos de hoja de coca en Bajo Amazonas representan una producción potencial de hasta 2.2 toneladas de cocaína al año. Pero a este monto debe añadirse la producción de zonas aledañas como Marañón y Putumayo. Entre los tres suman 3,169 hectáreas de cultivos de hoja de coca, lo que representa una producción potencial de 6.7 toneladas de cocaína.

“Hace 15 años que no se hacía una operación de semejante magnitud en Caballococha, mucho menos con el apoyo de la policía brasileña”, explicaron las fuentes antidrogas: “En anteriores ocasiones los narcotraficantes fugaban por el río Amazonas o sus afluentes con destino a Brasil y no podíamos cruzar la frontera. Ahora es distinto. La coordinación consiste en que la policía brasileña detendrá a los fugados en la línea fronteriza y los entregará a las autoridades peruanas”.

Como parte de la operación, que dirige el jefe de la Dirandro, general PNP Carlos Morán Soto, participan cuatro helicópteros norteamericanos UH-1H Huey y uno ruso Mi-17, así como tres lanchas rápidas y equipamiento para operaciones nocturnas.

El pasado 15 de marzo, el narcotraficante Jair Ardela Michhue fue detenido por la policía federal brasileña en la zona del río Javari, ubicada en la zona fronteriza de Perú-Brasil cuando transportaba 30 kilos de cocaína en una lancha con dirección a dicho país. Jair Ardela es el mismo que mediante un hábeas corpus logró su libertad el 19 de enero de este año.

“El caso de Jair Ardela, uno de los cabecillas de la mafia de Los Galleros, que opera en Caballococha, demuestra la intensa actividad de los narcotraficantes en Caballococha. El objetivo del Plan de Operaciones Trapecio Andino 2011 es desmontar a todas esas mafias que han puesto en riesgo la seguridad de nuestro país en esa zona fronteriza”, dijeron las fuentes antinarcóticos.

El Bajo Amazonas, cuyo epicentro es Caballococha, se ha convertido en un centro de tránsito de cocaína de narcotraficantes peruanos y colombianos financiados por mafias brasileñas. Antes la droga provenía especialmente de Aguaytía y del Huallaga, pero ante el crecimiento de la producción de hoja de coca la actividad del narcotráfico experimenta un explosivo aumento.

Cifras

300 efectivos del Grupo de Operaciones Especiales participan en operativo.

15 días será la duración del despliegue de las fuerzas del orden en Bajo Amazonas.

2.2 toneladas se produciría al año únicamente en el área de Bajo Amazonas.

6.7 toneladas se produce en Putumayo, Marañón y Bajo Amazonas juntos.

Tomado de:
http://www.larepublica.pe/impresa/lanzan-megaoperativo-antidrogas-en-triple-frontera-peru-colombia-brasil-2011-07-06

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.