domingo, 2 de mayo de 2010

Sendero Luminoso y fuerzas contrasubversivas en el Huallaga y el Vrae. Violencia y muerte por justicia y paz.

Oficiales Marlon Zavinsky (izquierda) y Jorge Linares (derecha) del Frente Policial Huallaga cargando ataúd en sentida despedida a policía abatido por SL en Alto Corvina. A la izquierda familiares con muestras de dolor. Foto Grupo Prensa Verde.

La violencia con impunidad, sin tregua y sin final, mantiene en vilo a pobladores del área rural y amenaza a los habitantes de las ciudades. El desprecio por los derechos humanos y la carencia de estrategias válidas para el desarrollo sustentable como alternativa segura a la economía de la coca y el narcotráfico, nos trasladan a la década de los 80, un periodo que se creía superado. La gran corrupción que corroe a las principales autoridades y dirigentes nacionales, regionales y locales alcanza a los que dirigen, coordinan y ejecutan los planes y estrategias antisubversivos y antinarcóticos.

El círculo vicioso de nunca acabar.

El impacto mediático de la comunicación maquillada y dirigida, manipula conciencias y distorsiona la percepción de la opinión pública respecto a problemas cruciales en la vida futura de las regiones y de la nación, aquí hay responsables, pero la cultura del secreto no permite identificarlos para poner al descubierto sus intenciones maquiavélicas.

La nueva fase de la violencia subversiva y contrasubversiva.

De cientos de policía que integran el FPH, un buen número son jóvenes inexpertos que dicen estar capacitados pero adolecen del temple y experiencia de los comandos. Foto Grupo Prensa Verde.

Emboscadas, enfrentamientos, asesinatos extrajudiciales, acciones de proselitismo y propaganda (mensajes mediante volantes y panfletos, colocación de trapos rojos, pintas, participación en medios, injerencia en organizaciones e instituciones públicas y privadas), captación de militantes, reorganización de bases de apoyo con la designación de dirigentes, formación de nuevos cuadros, reemplazo inmediato de líderes que son capturados o abatidos, adquisición o incautación de armas y pertrechos; caracterizan el accionar de Sendero Luminoso en el Huallaga, Monzón, Aguaytia y en el Vrae; en lo que podría considerarse la nueva fase de la subversión armada, desde el 2002 en el Perú.

Ante los hechos consumados, los valientes e inútiles estrategas, secundados por los gonfaloneros a sueldo, priorizan el gesto mediático con lavada de manos, exageradas ceremonias de homenaje a un agente policial abatido en el Frente Policial Huallaga, donde hasta el ministro del Interior con discurso altisonante estuvo presente.

Los promotores de la violencia consideran que la respuesta enérgica al accionar criminal debe ser con más represión, con torturas y asesinatos extrajudiciales, tal como habría sucedido en el caserío Mendoza de Alto Corvina, donde fallecieron el policía y los trabajadores del Corah, según denunciaron las familias afectadas a la prensa de Aucayacu y Tingo María.

Según un informe de la periodista Sheyla Díaz publicado en la revista IDL, SL del Huallaga tendría 4 columnas y considerable poder de fuego, capaz de hacer daño como lo viene demostrando. Foto IDL

En el caserío Mendoza de acuerdo a esas denuncias que deben ser investigadas, el 28 de abril varias familias fueron torturadas, mientras Aurelio Niño Ambrosio de 25 años fue victimado (el cadáver con un balazo en el pecho fue encontrado en estado de descomposición el 01 de mayo en el río Pucayacu que desemboca en el río Magdalena), los autores serían agentes del orden en busca de los elementos senderistas autores del mortal ataque el 27 de abril. Según Valentín Niño Ambrosio hermano de occiso, el cadáver no pudo ser levantado en varias horas por ausencia del juez y fiscal de Aucayacu, del teniente gobernador y agente municipal del caserío Corvina y también debido a la negativa del gobernador de Aucayacu.

Los anticocas con la careta de analistas insisten en considerar al cocalero como narcoterrorista como justificativo “para acabar con la coca ilegal” que en su interesado y erróneo concepto, es el principal problema que da origen y sostiene a la subversión y al narcotráfico.

No aprendieron la lección y continúan priorizando la fracasada estrategia de “tierra arrasada” en la creencia que “muerto el perro se acabó la rabia”, utilizadas con resultados negativos por los gobiernos de Belaunde, García y Fujimori durante las décadas del 80 y el 90. “Tierra arrasada” es la expresión de incapacidad e impotencia frente a un enemigo que se considera superior en estrategia militar, señalan los expertos.

Es creciente la percepción de la opinión pública que no existe voluntad política y menos planes o estrategias eficientes para poner fin a esta penosa y repudiable situación por intereses económicos, ya que entorno al problema de inseguridad interna y al crimen organizado se mueven miles de millones de dólares que llenan las arcas y bolsillos de funcionarios y empresarios de instituciones publicas y privadas, desde la Alta dirección hasta el último peón.

La corrupción generalizada e institucionalizada es la causa y efecto para el sostén de actividades ilícitas que a su vez financiarían a grupos ilegales en el objetivo de generar instabilidad, caos, terror y pobreza, que posibiliten su éxito.

En este contexto fomentar y recompensar monetariamente la delación y el soplonaje como base del trabajo “de inteligencia” es un acto irregular que pone en peligro a gente inocente que puede ser sindicada como terrorista o narcotraficante por consideraciones subalternas o por el deseo de agenciarse de dinero, tal como ocurrió en la década del 90. Para blanquear el soplonaje por lo general se apela al ‘sembrado de pruebas’ como otro acto cobarde y repugnante.

El terror y el contra terror en creciente amenaza a la sociedad.

En abril de 2010 se registraron varias acciones armadas con el saldo de una veintena de muertos y heridos entre civiles, policías y militares que generaron una pobre y mediática reacción por parte del gobierno a través de las fuerzas militares y policiales encargadas de combatir la insurgencia violentista y el crimen organizado, con el fin de instaurar la paz y generar desarrollo en las zonas donde el conflicto con instabilidad social, violaciones de derechos humanos, pobreza y gran corrupción, ya lleva 30 años.

El accionar propagandístico y proselitista de SL va en crecimiento, mientras las fuerzas del orden se muestran impotentes en poder controlarlas. En numerosos caseríos se efectuaron pintas, colocaron trapos rojos y repartieron volantes. Foto Cortesía.

“El gobierno peruano lanzó una ofensiva en las regiones donde opera SL, en un intento por contener el rebrote de la violencia. No tuvo éxito y en un año, el saldo es de unos 50 militares y policías muertos.” Consigna la agencia Reuters.

El 8 de abril el camarada ‘Artemio’ jefe del Comité Regional Huallaga de Sendero Luminoso escapó en forma espectacular de un operativo policial destinado a capturarlo en un paraje selvático cercano al pueblo del caserío Wiracocha, donde sostenía una reunión con varias personas de las provincias de Leoncio Prado y Tocache contando con la protección de 15 hombres fuertemente armados. Esta fue la enésima vez que el líder subversivo logró burlar a las fuerzas del orden.

Según versiones de fuentes anónimas recogidas en el lugar, la policía falló en su objetivo por que creyó que la reunión que dirigía Artemio se realizaba al interior del pueblo, tal como presuntamente habría señalado un informante, no contaban que el lugar de reunión fue cambiado a último momento, para realizarla monte adentro en una especie de colina cerca del pueblo.

Los helicópteros que trasladaban al contingente policial, un fiscal y algunos periodistas se posaron estratégicamente para cercar al pueblo y cuando uno de ellos se disponía a aterrizar, coincidentemente lo hizo a pocos metros de ‘Artemio’ y su gente, provocando el desconcierto inicial al que rápidamente se sobrepusieron e iniciaron la retirada.

El camarada ‘Artemio’ disparó su arma contra la aeronave obligando al piloto a levantar vuelo, situación que fue aprovechada por los subversivos y otros civiles para dispersarse por la selva, se dice que ‘Artemio’ con su enorme mochila a la espalda y su arma escaló un cerro de pronunciada pendiente para escapar, aprovechando que varios de sus hombres sostuvieron un enfrentamiento con la policía por mas de 30 minutos.

El asesinato de dos autoridades comunales en Wiracocha, acusados de soplonaje para posibilitar la captura del camarada ‘Artemio’ generó temor entre pobladores del área rural. Foto Internet.

Al Final no hubo heridos en ambos grupos, tampoco capturas, aunque se logró requisar en el improvisado sitio de reunión algunas mochilas, pertrechos y un paquete conteniendo material de propaganda, que el General Marlon Zavinsky jefe del Frente Policial Huallaga calificó de valioso.

El operativo abortó pero ‘Artemio’ “se llevó el susto de su vida”; refiere uno de los civiles que asegura no ser terrorista y haber sido obligado a asistir a la reunión, de cuyos objetivos evitó pronunciarse por temor a represalias.

El 12 de abril ‘Artemio’ se comunica con el programa “No hay Derecho” del IDL en radio San Borja para ratificar su planteamiento de una salida dialogada a la actual confrontación interna y ‘denunciar’ que fue la policía la que rompió la tregua que unilateralmente había anunciado el 16 de febrero del presente en enlace con radio Amistad de Aucayacu en el programa que dirige y conduce el periodista Bladimir Angulo, dejando entrever que devolvería con acciones armadas el intento fallido de capturarlo.

El 21 de abril fueron ejecutados en Wiracocha el agente municipal del caserío Pedro Vilca Apaza conocido como Shitarillo Herminio Lobatón Chagua conocido también como “camarada Gringo” quien fue detenido el año pasado por estar requisitoriado por el delito de terrorismo y fue puesto en libertad luego que se acogiera a la colaboración eficaz y como tal habría realizado trabajos para la policía nacional y a la vez junto a Javier Díaz Huerta presidente de desarrollo comunal del caserío Porvenir conocido como Cachiyacu habrían proporcionado información (soplo) sobre la ubicación exacta de ‘Artemio’ para posibilitar su captura, lo que finalmente no se dio.

Los cadáveres no pudieron ser levantados en tres días, por el temor a una emboscada, esta situación insólita no se dio ni en los peores momentos de la guerra interna y es una muestra de debilidad y falta de estrategia, cuando no de coraje frente a las huestes senderistas.

Muchos pobladores se preguntaban sobre el por que de la no presencia del Ejército Peruano para prestar apoyo a la policía y así evitar una situación penosa e inhumana con los fallecidos y sus familiares.

Para hacer más trágica la tensa situación reinante un vehículo antiminas que apoyó el recojo de los cadáveres se volcó por una mala maniobra del conductor y resultaron heridos varios policías, según refirió un medio local.

Asesinado trabajador del Corah, la forma como fueron emboscados cuestiona la eficacia de la estrategia antiterrorista, pese a que el jefe del FPH afirmó que es casi imposible evitar este tipo de ataques en una zona inhóspita. Foto PNP.

El 27 de abril a las 10 de la mañana un grupo de 200 trabajadores del Proyecto Especial Corah, resguardado por aproximadamente cien policías, sufrió el ataque de un grupo de presuntos senderistas en Mendoza-Alto Corvina margen izquierda del río Huallaga, zona conocida como Bolsón Cuchara.

La emboscada senderista fue contra los 3 guías o puntas de lanza que eran protegidos por 2 policías jóvenes e inexpertos, lo que se conoce como la patrulla de avanzada, fallecieron dos guías y un efectivo policial, mientras el segundo policía herido de gravedad pudo escapar. Los presuntos subversivos se apoderaron de las armas y los equipos de los policías y trabajadores del Corah afectados.

El grueso del personal del Proyecto Especial de Control y Reducción de los cultivos de Coca en el Alto Huallaga (Corah) y de policías que brindaban resguardo se encontraban a casi 500 metros y al escuchar las ráfagas disparadas contra sus compañeros se habrían dispersado y huido desordenadamente, solo algunos policías atinaron a usar sus armas y contener la arremetida terrorista; de acuerdo a la versión de uno de los trabajadores que a la vez condenó la forma como los conducen en el monte “Nos utilizan como carne de cañón, igual que a los policías recién egresados de la escuela técnica” se quejó.

El suboficial de 3ra. Rafael Córdova Ríos y los erradicadores de cultivos de coca Carlos Quispe Caña y César Saldaña Cimarra murieron en el criminal ataque. El policía Juan Carlos Chambilla Paiva fue trasladado a Lima con heridas de bala, donde fue operado.

Los restos de Rafael Córdoba y Carlos Quispe Caña fueron sepultados en Tingo María, mientras que el de César Saldaña lo fue en Pucallpa. Los familiares de los trabajadores del proyecto Corah se indignaron por la falta de seguridad, “Los utilizan como conejillo de indias y encima no nos prestan atención, todos los honores y atenciones fueron para el policía fallecido” expresaron.

La mañana del 28 de abril decenas de policías dieron el último adiós a su compañero de armas en la sede de la Dirandro y lo trasladaron al domicilio de sus padres en el pueblo de Naranjillo. En el domicilio de César Saldaña solo familiares y amigos despidieron sus restos que fueron llevados a Pucallpa. El féretro de Carlos Quispe fue velado en las instalaciones del Corah.

El 29, el ministro del Interior general PNP Octavio Salazar llegó a Tingo María para participar en el funeral del policía caído y en un discurso improvisado declaró héroe al policía y ofreció un avión para que los familiares se trasladaran hasta Lima para recibir la reparación en dinero y bienes por parte del gobierno nacional.

La presencia de Salazar fue criticada por pobladores de Naranjillo y por los presentes en el sepelio, por que no reconoció responsabilidad alguna en el hecho de sangre y menos respondió por la acción irresponsable de utilizar a personal inexperto en una tarea altamente riesgosa.

El 28 de enero de 2010, el ministro del interior que llegó hasta Aucayacu, dijo a nombre del gobierno que el "Camarada Artemio está cercado y virtualmente rendido” el general Salazar también reveló que se habían logrado capturar a un centenar de terroristas en los últimos dos años, pero lo que no dijo es que aproximadamente el 80% de esos capturados fueron puestos en libertad por falta de pruebas, convirtiendo las numerosas ‘exitosas capturas’ en detenciones arbitrarias que afectaron la imagen y el honor de los involucrados.

Según la agencia Andina, el ministro del Interior sostuvo entonces, que la virtual rendición del camarada ‘Artemio’ era producto de la aplicación de una estrategia de inteligencia policial, gracias a la cual se había desarticulado su dominio en la zona al lograrse más de 100 capturas en el Huallaga, incluida la del senderista ‘Ollanta’ o ‘Alfa’ supuesto segundo hombre de ‘Artemio’.

Durante el entierro del policía el ministro insistió en que el Estado no dialogaría con delincuentes, en referencia al pedido de ‘Artemio’ para negociar con las principales autoridades políticas del país una salida de paz con amnistía.

“Mi presencia hoy en esta zona demuestra que la erradicación es la respuesta del Estado peruano. Vamos a seguir trabajando en la erradicación de cultivos de coca y en la lucha contra las drogas”, habría asegurado Octavio Salazar en el caserío Alto Corvina, como lo hizo anteriormente en Alto Pacae, donde para el gesto y mensaje mediático simuló erradicar plantas de coca.

En esta fugaz visita anunció que se incorporarían 500 nuevos trabajadores al proyecto Corah, con la que se llegaría a mil 500 hombres dedicados a la erradicación compulsiva de los cultivos de coca en la zona del Alto Huallaga y Ucayali, para lograr destruir 15 mil hectáreas durante el 2010.

Hasta el 30 de abril se erradicaron 3 mil 800 hectáreas de cultivos de coca en las regiones Huanuco y Ucayali, según fuentes oficiales.

Entre el 29 y 30 de abril en el Vrae la otra facción de Sendero Luminoso jefaturado por el camarada ‘José’ atacó un campamento militar en Tutumburu – Huanta matando a un soldado e hiriendo a otros 4 militares.

En otra acción confusa en Ocros – Huamanga el hermano del camarada ‘José’ y otro presunto senderista habrían sido abatidos por personal policial que perdió a uno de sus miembros, quien falleció en el enfrentamiento. Existe la versión que niega la autoría de SL y la muerte del hermano del camarada ‘José’ en enfrentamiento con la policía y atribuye que el enfrentamiento fue con los mochileros y en forma circunstancial.

El 30 de abril, en operativo con efectivos de la Dirección General de Inteligencia (Digimin) y de la Dirección Nacional Antidrogas (Dirandro) en Arequipa fue capturado el presunto senderista Sergio Gonzáles Apaza. La captura de quien sería responsable del Comité de Prensa y Propaganda de SL, se produjo en la provincia La Unión a solicitud del Segundo Juzgado Supraprovincial de Terrorismo. Apaza pertenecería a la facción de Víctor Quispe Palomino, camarada ‘José’, de Sendero Luminoso en el Vrae.

Según la parlamentaria andina Elsa Malpartida Sergio Gonzáles Apaza logró infiltrarse en el gremio cocalero de Tocache e incluso hizo que lo nombraran secretario de juventudes de la Confederación Nacional de Productores Agrícolas de las Cuencas Cocaleras del Perú – Conpaccp en el VIII Congreso nacional desarrollado en febrero de 2010 en la cuidad de Aguaytia. En marzo Gonzáles Apaza fue separado definitivamente del gremio cocalero que deslindó con el terrorismo y el narcotráfico mediante un acuerdo hecho público, según el dirigente cocalero Serafín Andrés Lujan.

La otra guerra por el liderazgo de Sendero Luminoso.

Volante senderista donde marcan distancia de la facción del Vrae y donde se pone en evidencia que las fuerzas del orden persiguen, capturan y encarcelan a personas inocentes imputándoles ser subversivos. Foto Internet.

Otra presunta guerra interna que sostiene Sendero Luminoso en las cuencas del Huallaga y el Vrae es la confrontación virulenta entre los camaradas ‘Artemio’ y ‘José’ jefes en sus respectivas zonas, quienes mediante panfletos y volantes se atacan mutuamente. En uno de los volantes distribuidos meses atrás en el Huallaga, se calificaba al grupo de Sendero Luminoso del Vrae como renegados y mercenarios.

“Denunciamos al grupo armado del Vrae, son renegados, mercenarios, antijefatura, antipartido, antimaoístas, antipensamiento Gonzalo, antirevolución, antipueblo. Están al servicio de la contrarrevolución”, se lee en un párrafo del volante distribuido por miles en toda la zona.

A su vez el camarada ‘José’ en panfletos distribuidos en el Vrae y que supuestamente les fueron incautados al dirigente cocalero Merino Lloclla y al profesor Richard Laurencio del Valle en Tingo María, no solo despotrica de ‘Artemio’ sino que lo sentencia a muerte y lo conmina a capitular o suicidarse, por que caso contrario sería eliminado.

El camarada ‘José’ ha propinado los golpes más fuertes a las fuerzas contrasubversivas en el Vrae, se le atribuye la mayoría de los 50 policías y militares asesinados en el último año. Foto La República.

Esta situación llevó a que se especulara sobre la dimisión de ‘Artemio’ y que sería sustituido por ‘José’ y su gente, lo que finalmente fue rechazado por el grupo armado que mantiene en convulsión al Huallaga y otras zonas del centro oriente peruano, desde 1982, cuando por primera vez hiciera su aparición en Aucayacu.

En el libro “La Guerra Oculta en el Huallaga, Monzón y Aguaytía” se consignan testimonios que indican que ‘Artemio’ se convierte en un líder importante de Sendero Luminoso en 1985 y desde entonces ya lleva 25 años convertido en una especie de legendario protagonista de la lucha subversiva armada.

Fueron centenares los operativos para capturarlo que terminaron en un fiasco y fueron incontables los esfuerzos y ofrecimientos de recompensas para que lo delataran que cayeron en saco roto. Algunos se preguntaron siempre ¿Es que realmente se quiere capturar a ‘Artemio’? la respuesta siempre fue un rotundo NO.

En los últimos días los oportunistas de siempre repitieron sus monsergas acostumbradas y como eficaces ‘consejeros’ se valieron de medios de su propiedad o de amigos para aparecer como los duros, los pitonisos, los tácticos, los valientes, cuando en realidad es difícil tomarles en serio.

Existen personajes que como funcionarios o ex funcionarios públicos dicen lamentar la muerte de las 3 personas en la última acción armada senderista, pero al mismo tiempo postulan a no cambiar nada, a pesar que la erradicación de la coca lleva 30 años en el Perú y es un fracaso.

En 1978 cuando se desarrolla el mega Operativo “Verde Mar I” existían 22 mil hectáreas de coca, mientras hoy según la ONU hay 56 mil pero en realidad pasan de las 70 mil, no obstante que año a año se erradican miles de hectáreas de cocales, también que el frustrado desarrollo alternativo debe continuar igual, sin transparencia, sin eficiencia, sin nada que garantice una economía alternativa y menos un desarrollo sustentable que permita a los campesinos abandonar la coca sin el temor a sufrir mayor pobreza.

El gobierno haría bien en considerar el pedido de dialogo del camarada ‘Artemio’ y poner fin al derramamiento de sangre con la violación impune de los derechos humanos por parte de los insurrectos y de las fuerzas contraterroristas. Salvo que su incapacidad y criterio ventajista, le aconseje lo contrario, entonces podríamos tener guerra y sangre a raudales por varias décadas más. Debe tenerse en cuenta que la población y autoridades ediles del Huallaga en mayoría apoya el diálogo para poner fin al estado de zozobra y derramamiento de sangre.

Mientras tanto estos oportunistas enmascarados de justicieros y a la caza de atentados sangrientos para ser considerados por los medios de comunicación, hablan desde el 2003 de bolivianización, colombianización y mexicanización del Perú, sin tener prueba consistente sobre tal situación, por que felizmente las realidades y los escenarios son diferentes. La calenturienta imaginación de estos opinantes alegres, es la que tiene impacto mediático, para desgracia de los peruanos. El objetivo es forzar una brutal represión en nombre de la seguridad interna y las inversiones capitalistas.

Así las cosas solo nos queda esperar que todo cambie para bien del país y que el panorama complicado y desalentador se trastoque en promisoria esperanza, con verdad, transparencia y justicia.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.