jueves, 11 de septiembre de 2008

La Rebelión de Aucayacu a la Estrategia Anticoca

La historia campesina en las cuencas cocaleras registra aproximadamente 100 paros y huelgas en defensa del cultivo de la hoja de coca, en los últimos 30 años, por ser la “única alternativa de sobrevivencia” de miles de familias pobres, según múltiples testimonios y pronunciamientos.

Estas se inician en 1979, con un paro de 24 horas, en 1980 con otro de 72 horas y una huelga de 11 días en 1982, todas ellas lideradas por el Ingeniero Tito Jaime Fernández, quien fue asesinado en 1984 por sujetos desconocidos hasta hoy no identificados. Jaime ejercía un segundo mandato como alcalde de la provincia de Leoncio Prado. Crimen impune, como otros miles en el Alto Huallaga.

Las medidas de fuerza vinculadas a la “legión cocalera” como se les denominó en un momento, tuvieron impacto relativo en los medios de comunicación principalmente local en los 80 y 90s, por que la prensa nacional e internacional lo hacía esporádicamente con despachos de corresponsales o enviados especiales. El núcleo de resistencia anticocalera lo constituía la Cámara de Comercio e Industrias de la Provincia de Leoncio Prado que paradójicamente estaba integrado por los magnates del comercio y principales beneficiarios de la economía de la coca y el narcotráfico.

Los organismos represores de la coca no destinaban recursos para la propaganda y el autobombo, pero si algo para el desarrollo “alternativo” desde 1981, a través del Proyecto Especial Alto Huallaga, que hasta el 2002, incluida Contradrogas realizó trabajo aceptable en infraestructura económica y social pero muy poco en la actividad agropecuaria por la destrucción de la Estación Experimental de Tulumayo y el enclaustramiento vegetativo del ministerio de agricultura.

Es desde el 2003 que el gobierno norteamericano gestor de la estrategia antidrogas que se aplica en el Perú, decide participar directamente en la estructura comunicacional anticoca que le dio algún resultado en Bolivia y Colombia y decide dotar de un presupuesto al ejecutor del PDA entonces Chemonics Inc. de varios millones de dólares para pagos a medios y comunicadores debidamente registrados en una “red” que rimbombantemente autoproclamaba “el desarrollo de la amazonía” esto duró 3 años, pero ante lo que consideraron los financistas un estrepitoso fracaso de esta especie de “lavado de cerebro”, según versión de un conocido periodista radial de Tingo María, es que deciden encargar a nacientes Ongés cuyos dueños tuvieron experiencia desde el ministerio del interior o de defensa en el combate a la coca antes que al narcotráfico, carta de presentación que les sirvió para hacerse de cientos de miles de dólares para continuar con la domesticación de un sector de la prensa dócil y para hacer realidad el sueño en vida: comprarse lujosos vehículos 4 x 4, implementar oficinas de lujo en Miraflores y ser dueños o socios mediante convenios de medios o programas noticiosos que salvo honrosas excepciones sus directores se desempeñan con independencia en varias cuencas cocaleras.

Hoy cuando se produce un paro cocalero como el de Aucayacu que deja mal parados a estos arietes de la estrategia anticoca USA, la batería de comunicadores, expertistas, analistas, desarrollistas, etc. pasa en cuestión de horas del estreñimiento a la incontinencia mental, para producir notas e informes a gusto del empleador, sin reparar en la realidad, producto del terror que les inspira ser nuevamente calificados como fracasados en la producción de medios auditivos y visuales que impacten en la mentalidad de los cocaleros para que estos dejen la coca y se dediquen a actividades del maravilloso “desarrollo Alternativo” que en Tocache según los iluminados ha dado resultados excelentes al reconvertir la actividad cocalera a la actividad agropecuaria, con empresarios que pronto serán magnates de la economía a diferencia de lo pobres que eran cuando cultivaban la coca.

La rebelión cocalera de Aucayacu debe caerles como chicharrón de sebo al grupo audiovisual financiado por USA y será por eso que usan a sus conocidos “expertos” para decir tonterías e inventar realidades basándose en cifras oficiales que no necesariamente tienen sustento real y una calculadora de la era Picapiedra. “Paro fracasado”, “el 99.8% de la coca de Aucayacu va al narcotráfico”, “defender la coca ilegal de Aucayacu tiene pena de cárcel”, “Plantón para defender coca ilegal”, entre otros titulares que se producen y repiten con el solo propósito de confundir a la opinión pública nacional e internacional, presentar a los cocaleros como los apestados de la confrontación y justificar o pedir cual Rambo en Vietnam más represión para los “criminales cocaleros” bajo la premisa que son iguales o peores que los narcos.

Mientras tanto: 1- La policía antidrogas intensifica acciones contra bandas organizadas del narcotráfico: capturas e incautaciones muy bien capitalizadas por el ministro Alva Castro. 2- El presidente de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas, DEVIDA, Rómulo Pizarro, anuncia la formulación de un proyecto de desarrollo alternativo integral y sostenible para la provincia de Tocache, con una inversión de 10 millones de euros (unos 13 millones de dólares) para los próximos cinco años. En realidad hay que ser bien caído del palto para creer que con 2.5 millones dólares anuales se podrá logar el “desarrollo alternativo sostenible” en Tocache donde la pobreza es uno de los principales problemas a resolver en el futuro. 3- El Corah dice haber erradicado 6,996 has de coca en el 2008, pero tiene que cumplir la meta de 12 mil y es por eso que en cada lugar que erradica encuentra una poza de maceración y con ello justifica su acción basada en la legislación vigente.

En esta última década, los cultivos de coca en el Perú no se han reducido, es más han crecido de 32 mil has en 2001 a cerca de 70 mil en el 2008 aunque oficialmente solo se reconozcan 51 mil has, datos del cuestionado monitoreo de las Naciones Unidas, del que Colombia prescindió recientemente al calificarla como ineficaz.

Las acciones de erradicación de la coca se han realizado en forma represiva (en la que están inmersos derechos económicos, políticos, sociales y culturales que no se toman en cuenta) por que son parte de los intereses de la política impuesta por el Narcotics Affairs Section de la Embajada de EEUU. Esta estrategia como se dijo reiteradamente tiene pobre incidencia en el área cultivada y en la producción de la droga cocaínica pero es aplaudida a rabiar por el gobierno nacional y su corte en la pasarela mediática.

Imágenes: 1) La logística anticoca cuenta con fuerte financiamiento, los helicópteros son imprescindibles. Fuente: Prensa verde. 2) Con plantón, cocaleros de Aucayacu piden retiro de campamento Corah en Ciruelo, Nuevo Progreso – Tocache. Fuente: Radio Amistad de Aucayacu.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.