miércoles, 15 de octubre de 2008

Infamia fujimorista

Congresistas fujimoristas: tristes defensores de un ex presidente sindicado como jefe de la red mafiosa y criminal del 90. Foto Internet.

La historia es próxima, pero hay quienes la olvidan o fingen olvidarla. En los años de la dictadura, una pésima aplicación de la ley de arrepentimiento dada por el Congreso controlado por el fujimorismo y aliados llenó las cárceles con cientos de inocentes. Se trataba de ciudadanos sin ninguna vinculación con el violentismo que fueron objeto de denuncias calumniosas cuya veracidad ni siquiera fue comprobada.

Fue tal el clamor de la opinión pública nacional e internacional y de los organismos defensores de los DDHH que el autócrata y su corte tuvieron que acceder a la formación de una Comisión Ad Hoc, que integraron el Defensor del Pueblo, el ministro de Justicia y el padre Hubert Lanssiers, para proponer –tras minucioso estudio caso por caso– indultos a Fujimori.

Esta Comisión logró sacar de prisión a 513 inocentes (y otros 154 cuando continuó su valioso trabajo durante el gobierno transitorio de Valentín Paniagua). Pero uno de los incluidos en sus listas, el hoy premier Yehude Simon, nunca pudo acogerse al beneficio del indulto, pues el odio de Montesinos vetó siempre su salida de la cárcel, y ya se sabe que Fujimori hacía todo lo que su socio y asesor le dictaba.

Por eso no sorprendió a nadie que uno de los primeros indultados del gobierno transitorio fuera Simon, quien llevaba nueve años en prisión. El resto es historia conocida: el voto ciudadano lo eligió por dos veces a la presidencia de la región Lambayeque –donde ha realizado magnífica labor– y ahora el presidente García lo ha designado como segundo jefe de gabinete de su segundo gobierno.

Pero entonces ocurre algo sorprendente. Quienes deberían estar callados debido a la enorme cantidad de acusaciones que reacaen sobre su gobierno autocrático y corrupto se autoeligen censores de una supuesta moralidad pública que pisotearon cuando estuvieron en el poder y exigen investigar el "pasado terrorista" del primer ministro, reclamando el expediente del proceso farsesco a que fue sometido por el fuero castrense y el expediente de indulto, además de chantajear al gobierno con la amenaza de no votar la confianza al nuevo gabinete.

Aquí habría que emplear una variante del conocido dicho que afirma que "el ladrón cree que todos son de su condición" y ya el propio premier –quien no nos necesita para defenderse– ha dicho que no les teme y que está tranquilo con su conciencia. Pero queremos desde aquí desnudar la monumental hipocresía de sus acusadores, a quienes no bastan nueve años de inmerecida prisión ni seis años de buena administración en la región Lambayeque. Se trata de seguir usando políticamente las falsas acusaciones por terrorismo para llevar agua a su envenenado molino.

Tomado de:
http://www.larepublica.com.pe/content/blogcategory/58/480/

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.