lunes, 30 de marzo de 2009

Terrorismo ocasionó 22 mil desaparecidos en Colombia.

LA FISCALÍA ENTREGÓ ayer en Medellín, Montería y Santa Marta los restos exhumados de 112 víctimas de paramilitares y la guerrilla. El fiscal Mario Iguarán indicó que son 22.000 los desaparecidos.


Celina Jaramillo llora sin consuelo sobre el féretro que contiene los restos de su hijo asesinado. La Fiscalía entregó ayer 112 despojos de víctimas.

Los siete años de espera para tener los restos de su hijo asesinado por los paramilitares terminaron ayer para Celina Jaramillo. Pero su dolor, en vez de encontrar alivio, la agobió más cuando tuvo en frente el féretro con sus despojos.

Desde antes del inicio de la ceremonia de entrega de restos de víctimas de la guerrilla y las autodefensas en el búnker de la Fiscalía en Medellín, la mujer fue incapaz de contener el llanto, que intentó muchas veces cubrir con sus manos.

Al frente de ella y de decenas de familiares estaba el motivo de su rabia y dolor: 23 ataúdes con las osamentas de hombres, mujeres y niños asesinados por los grupos armados ilegales.

Allí estaban abuelos, padres e hijos de las desaparecidos. Uno a uno pasaron al frente a recibir el pequeño féretro marrón con los restos de sus seres queridos.

"Dios mío, mi hijo, por qué...", reclamó doña Celina, mientras otro hijo recibía el ataúd con los despojos mortales de Giovany Antonio Jaramillo. Minutos después, la madre abrazó el féretro del hijo amado que fue su sustento. Pero no resistió el impacto y se desmayó.

El campesino, oriundo del corregimiento El Llano, de Yarumal, fue asesinado el 22 de mayo de 2002 en una zona rural de Briceño. Tenía 28 años de edad y trabajaba como arriero. Llevaba unas mulas cuando fue retenido por paramilitares, junto con otros dos campesinos. Nunca más se supo de ellos.

Pero quince días después, la familia se enteró de que los paramilitares habían pasado por una vereda de Briceño con tres hombres amarrados de las manos. Habitantes contaron que escucharon disparos y los vieron cavar fosas.

Sin embargo, solo hasta el 23 de abril de 2007 la fosa fue exhumada por la Fiscalía. Hoy será sepultado en Yarumal.

La entrega de restos también incluyó a víctimas de la guerrilla. Edy García recibió los restos de su hermano José Reinel García, asesinado por las Farc en Puerto Venus, en Nariño, en agosto de 2004. El motivo: lo vieron hablando con militares.

"Los queríamos de regreso vivos (...) pero ahora los podremos sepultar con dignidad", dijo su hermana.

Al acto asistió el Fiscal General, Mario Iguarán, quien aseguró ante los familiares que "los grupos armados incurrieron en un genocidio" y que para vergüenza del país, la base de datos de desaparecidos es de 22.000 personas.

La Fiscalía entregó ayer los restos de 112 víctimas en Medellín, Santa Marta y Montería. A la fecha, se han devuelto a las familias de desaparecidos 503 despojos, de 1.930 exhumados en todo el país.

Tomado de:
http://www.elcolombiano.com/BancoConocimiento/L/los_restos_no_aliviaron_el_dolor/los_restos_no_aliviaron_el_dolor.asp?CodSeccion=9

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.