lunes, 12 de octubre de 2009

México: Una mirada a los ataques contra la libertad de prensa

Por: Mónica Bentivegna, editora de IJNet en español

En su afán de relatar la verdad de los hechos, los periodistas mexicanos confrontan amenazas, autocensura, autoexilio y en algunos casos la misma muerte.

Así lo reconoce la organización francesa Reporteros sin Fronteras que — en ocasión de la presentación del informe “Los Entresijos de la Impunidad: Escalada de la seguridad pública y pesadez burocrática” en Washington el 28 de septiembre — contó con la presencia de Emilio Gutiérrez Soto, periodista exiliado en Estados Unidos y Jorge Luis Sierra, periodista investigativo. Ambos comparten la experiencia de realizar su trabajo desde las zonas fronterizas.

IJNet conversó con estos periodistas, quienes ofrecieron sus propias perspectivas de la realidad que envuelve a la prensa mexicana, e indagó en el informe de Reporteros sin Fronteras, que entre otras revelaciones señala que autoridades mexicanas son también cómplices de ataques a periodistas en México.

Antes de exiliarse, Gutiérrez Soto trabajaba en la región noroeste de Chihuahua, en los municipios de Janos y Ascensión que junto con Puerto Palomas son considerados violentos, porque comparten cientos de kilómetros de frontera con Estados Unidos.

Son zonas susceptibles de bandas criminales, indica Gutiérrez, y por tal razón los asuntos se debían tratar con “pinzas quirúrgicas”. “Laboraba en un área geográfica donde la autoridad voltea a ver en sentido contrario a donde se desarrolla un hecho delictivo y donde nadie sabe nada o sabe todo, pero no habla”, cuenta Gutiérrez.

Sus trabajos de investigación publicados en El Diario provocaron amenazas de parte de los militares por denunciar casos que involucraban a las autoridades federales. Sus artículos de denuncia como la sobre explotación del manto freático o la construcción de un vertedero de residuos tóxicos donde confluiría basura altamente contaminante provocaron amenazas a su persona y violaciones a su propiedad al punto que tuvo que exiliarse a Estados Unidos.

Según Reporteros sin Fronteras, el estado de Chihuahua simboliza una violencia incontrolable nacida a la vez de la guerra entre los cárteles y de la respuesta militar a todos los niveles que ofrecen las autoridades federales. Y los periodistas que no ceden a la autocensura muchas veces pagan con sus vidas, como sucedió en septiembre con Norberto Miranda Madrid y Jaime Omar Gándara, también del estado de Chihuahua y que con sus muertes el número de periodistas asesinados ha llegado a 55 desde el 2000.

Gutiérrez Soto explica que está situación de miedo que existe entre los reporteros y los compromisos de sus directivos con el actual gobierno están afectando a la profesión y a los periodistas en México. “Si no hay publicidad pues no hay tiraje o no hay emisiones… Estamos quedando desprotegidos y las alternativas no son muchas, salvo exiliarse”, dijo.

Él “paró de vivir” cuando empezó a recibir amenazas en el 2005. “Había que velar la casa de noche, dormir a ratos de día, atender el trabajo bajo una fuerte presión social y estatal; había que cuidar la retaguardia al conducir, por eso cuando detecté la vigilancia ‘discreta’ de soldados vestidos de civil al frente de mi casa, de mi oficina y que además me enteré de que se había fraguado mi muerte, dos minutos fueron demasiado para determinar que debía abandonar México”, relata.

Jorge Luis Sierra, periodista investigativo que reporta desde la frontera de México y Estados Unidos, no cree que todos los medios en México respondan a los intereses de sectores del gobierno federal o de quienes compran la publicidad, sin embargo admite que la prensa está en peligro debido a la guerra contra el tráfico de drogas y los carteles y duda que México solo pueda resolver este problema.

“A los periodistas mexicanos lo que nos queda es trabajar y ser profesionales al informar. Puedo ver que hay esperanza para la profesión a pesar de los tiempos difíciles en los que se encuentra. Hay periodistas mexicanos que siguen informado desde los ‘lugares de acción’ donde el tráfico de drogas es latente y algunos de esos periodistas son los mejores del mundo”, dijo.

Reporteros sin Fronteras insiste en que el problema mexicano concierne a los dos países, México y Estados Unidos y reclama la pasividad, la negligencia o la neutralización mutua de las instituciones mexicanas dedicadas a la defensa de la libertad de prensa en todos los niveles del poder (ejecutivo, parlamentario y judicial). “Las autoridades también se han convertido en cómplices, e incluso responsables de graves violaciones de los derechos humanos. La amplitud del drama viene no solamente de la infiltración del crimen organizado en algunos engranajes del poder, sino también en la escalada de la seguridad pública alimentada por la ofensiva militar contra los carteles de la droga, que fue lanzada en diciembre de 2006”, indicó la organización.

Lamentablemente los casos de amenazas y asaltos a los periodistas en su mayoría son inéditos en la misma prensa y sólo se sabe de ellos por las estadísticas. Gutiérrez Soto reclama que los medios de México no le dieron seguimiento a su caso, salvo el periódico El Diario donde trabajaba.

“Intenté hacer llegar mis opiniones en otros medios de nivel nacional y al principio sí nos tomaron en cuenta pero después fueron vetados. Apenas unos días atrás Televisa se acercó a conocer mi caso, pero de ahí en adelante ningún otro medio”, reclamó.

Gutiérrez Soto vive actualmente exiliado en Estados Unidos y espera que el país le conceda asilo y papeles, Jorge Luis Sierra continúa con sus reportajes investigativos desde la región fronteriza de ambos países.

Por su parte, Reporteros sin Fronteras urge a una restructuración del sistema judicial mexicano y a importantes modificaciones legislativas en relación con la prensa. No obstante, la organización sigue convencida de que ninguna solución a la tragedia mexicana es factible sin la contrapartida de Estados Unidos en la materia.

Para conocer la labor de Reporteros sin Fronteras haga clic aquí. Para leer el informe visite RSF

Tomado de:
https://www.ijnet.org/es/ijnet/training_opportunities/una_mirada_a_los_ataques_contra_la_libertad_de_prensa_en_m%C3%A9xico

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.