martes, 22 de diciembre de 2009

¡No llores por mí Tocache! Palma aceitera: Entre la voracidad privada y la esperanza del pueblo. (II Parte)

Plantaciones antiguas tienen producción mínima, las plantaciones nuevas empiezan a producir. Constituyen la esperanza de cientos de agricultores que anteriormente tuvieron coca o estuvieron dedicados a otros cultivos. Foto Grupo Prensa Verde (GPV).

Cifras oficiales indican que en el Perú existen 35 mil has., de palma aceitera (17 mil en producción y 18 mil en crecimiento): 15 mil de Palmas del Espino y 20 mil de pequeños productores. El 98% de productores tiene en promedio 5 has. Estudios independientes establecen que en realidad existirían 32 mil Has.

Ronald Campbell, gerente general de Palmas e Industrias del Espino S.A, dice que su empresa cuenta con 8 mil hectáreas de palma aceitera en producción que le permiten producir 50 mil TM de aceite crudo al año, es decir, estaría obteniendo 39 TM de fruto/Ha., (La cifra real es 25tn/Ha). Si consideramos un rendimiento óptimo en aceite crudo del 17%, se estaría inflando las cifras con fines no claros. La revista Caretas del 05/11/09, dice sobre Palmas del Espino: “La plantación de palma aceitera tiene 9 mil hectáreas y 60 kilómetros de caminos internos”.

La Historia del sector social en pobreza con aspiraciones de desarrollo se proyecta desde la R.S 008-2006 EG del 23/02/2006 que aprueba la donación predial a favor de ACEPAT del predio de propiedad del Estado –Ministerio de Agricultura- de 7.47has., denominada Fábrica Extractora de Aceite de Villapalma–Tananta. ACEPAT reinstaló la industria extractora de aceite sobre la base de la ex Emdepalma.


Instalaciones de la nueva planta industrial de Olpesa en Villa Palma, que renacieron de las cenizas de la ex Emdepalma, gracias al esfuerzo concertado: agricultores, instituciones financieras nacionales e inversionistas privados. Foto GPV.

Agrobanco destinó un millón 199 mil 650 dólares, para la planta extractora de palma aceitera de Oleaginosas del Perú S.A. (Olpesa). La industria beneficia a 523 palmicultores que trabajan en 2 mil 800 has antiguas y mil 800 has., en crecimiento. La instalación de la planta industrial fue también posible por la participación de la Asociación Central de Palmicultores de Tocache (Acepat) con 516 mil dólares y de socios privados con 380 mil dólares.

Villa Palma fue mejorada mediante la ejecución de proyectos dirigidos por el programa de las Naciones Unidas ONUDO/UNOPS. La primera etapa consistió en la rehabilitación y mantenimiento de las plantaciones antiguas de la ex Emdepalma, cuya antigüedad data de 1,975, y la segunda etapa en la instalación de nuevas áreas a partir de 2006.

La planta extractora de palma aceitera, de Oleaginosas del Perú, OLPESA, que es subsidiaria de ACEPAT agrupa a 523 productores de las localidades de Bambamarca, Shapaja, Cañuto, José Carlos Mariátegui, Nuevo Horizonte y Tananta, en la provincia de Tocache. Los productos que extrae son el aceite crudo de palma y grano de palmiste.

Socios de Olpesa participan en ceremonia central por aniversario el 08/12/09, la esperanza marcó la característica. Foto GPV.

“Oleaginosa del Perú SA, se constituye el 08/12/06 promovida por Acepat, con el apoyo del programa de Naciones Unidas ONUDO/UNOPS, con el objetivo de dar sostenibilidad al cultivo de palma aceitera y beneficiar a las familias de palmicultores”, dice Norberto Angulo, gerente general.

El emblemático pueblo de Tananta, golpeado por la violencia y presentado como la muestra de la transformación en Tocache, por quienes intentan justificar presuntos cambios gracias al PDA, sobre la base de realidades imaginarias. Foto GPV.

Los accionistas de Olpesa son: Acepat con 49,602 acciones. 351 socios palmicultores con 14,357 acciones. 171 pequeños inversionistas con 9,721 acciones. Alpamayo con 17,035 acciones. En total 524 socios con 90,705 acciones y una inversión de 2 millones 875,348 dólares.

“Hoy en nombre de AGROBANCO vengo a decirles que siempre estaremos comprometidos con el desarrollo de Tocache para lograr dividendos en beneficio de los productores y generar así, una industria sostenible de palma aceitera”, dijo Víctor Noriega, gerente general, en la ceremonia de inauguración el 08/12/06.

Versiones oficiales dan cuenta que en la provincia de Tocache existirían de Palmas e Industrias del Espino 11 mil hectáreas (8 mil en producción y 3 mil en etapa de crecimiento). De los palmicultores con apoyo de PRODATU-GTZ mil hectáreas (Incluye 500 has. de la Asociación Carlos Mariategui). Por ejecución UNOPS/USAID, 5,256 hectáreas en 3 etapas entre 2006 y 2009, de ellas 1,500 están en etapa de viveros y plantación y 3,796 en crecimiento. 1,656 has., ingresaran a producción el 2010, según cifras de UNOPS-Tocache.

Asumiendo que las proyecciones de las empresas y organismos se hayan cumplido y las cifras de sus informes sean reales, existirían 17,256 has., pero de acuerdo a recientes investigaciones de campo en la provincia de Tocache, se estima que existen aproximadamente 15 mil has.

El promedio de producción hectárea/año es 25 TM en Palmas e Industrias del Espino. En las asociaciones de palmicultores es de 8 a 10 TM/ha. El precio por TM a julio de 2009 fue de 75 dólares promedio y a diciembre 110 dólares por TM. A octubre de 2008 fue 175 dólares la TM.

El precio promedio pagado en 2009 es 92.5 dólares/TM. El promedio de producción de los palmicultores es 9 TM por hectárea/año, entonces tendremos como ingreso 832.5 dólares, es decir, 2,373 soles/ha. Además si tomamos como referencia que cada palmicultor tiene 5 has., el ingreso total será 11,863 soles que divididos entre 12 meses, da un ingreso mensual de 988 soles. A este ingreso bruto debe restársele los costos de producción, cosecha y transporte que es del 50% mínimo, entonces el ingreso líquido mensual de un productor que tiene 5 hectáreas será de 494 soles.

Esta realidad explicaría el por qué los palmicultores en gran mayoría son personas sencillas y pobres, en contrario a las proyecciones sesgadas de los promotores del desarrollo alternativo, secundados por supuestos analistas/expertos a sueldo, que presentan a los palmicultores como los nuevos jerarcas de la economía proveniente de la agricultura lícita, desplazando a la ilícita de la coca y el narcotráfico. Se confirma que el juego de intereses puede lograr realidades ficticias en un sector de la opinión pública.

El contexto de los palmicultores de Tocache es similar a otros centros productores de palma aceitera como: Shambillo, Neshuya, Curimaná y Pongo de Cainarachi, marqueteadas por el PDA, vale decir, Devida y Usaid con la ejecutora Chemonics Internacional desde 2002 y desde 2006 el Programa de Naciones Unidas.

Realidad y verdad que debería ser difundida por la prensa responsable para contrarrestar las informaciones financiadas por la cooperación antinarcóticos y al pintoresco Luis Ramos Chong, director regional del PDA, que tiene problemas con la transparencia.

Si bien existen actividades financiadas por la cooperación internacional para paliar la grave pobreza de algunos ex cocaleros, luego que sus plantaciones son erradicadas a ‘sangre y fuego’; las fallas son ostensibles y los objetivos por lograr una economía alterna a la coca se tornan en mera ilusión.

Según Luis Ramos Chong, instalaron mil hectáreas de palma aceitera en Paraíso en 2009, la verdad es que se instalaron 250 y preparan viveros para otras 250 has. El proyecto es por mil hectáreas pero tiene un avance del 30%, por poner un ejemplo.

El pasado 8 de diciembre, 5 días después que una comitiva peruana-norteamericana llegara a Tocache, para ser premiada con gran ostentación por el alcalde de la municipalidad; OLPESA celebró su tercer aniversario y Acepat su 13 aniversario con la presencia de sus socios productores y los jefes zonales de UNOPS, DEVIDA, el alcalde de Tocache David Bazan, quien llegó cargando 20 cajas de cerveza “Para que se diviertan” le dijo a los presentes.

Los socios, trabajadores y dirigentes se mostraron preocupados por que los visitantes ‘ilustres’ del 3 de diciembre no estuvieran con ellos, ni se acordaran con un simple escrito, también porque la autoridad local no se dignó en reconocer el esfuerzo de los agricultores, directivos y funcionarios, con un diploma, una resolución o un plato recordatorio. “Para ellos no somos importantes, el gobierno regional nos discrimina, no tiene voluntad para apoyarnos” dice un palmicultor.

Instalaciones de planta industrial de Palmas e Industrias del Espino en caserío Bolívar, existen versiones que estarían a punto de ser desmantelada por que trabaja a pérdida debido a la presencia de Olpesa. Foto GPV.

Los predios de los agricultores están hipotecados a Agrobanco, lo que es un peligro para la propiedad, dado el cariz agiotista de la entidad financiera. Olpesa en 5 meses pasó de 450 a 1,750 toneladas de procesamiento de frutos por mes, ello significa casi el 87.5% de la capacidad instalada de 10 toneladas/hora, en versión oficial. La otra versión es que la planta industrial tiene capacidad instalada de 30 toneladas/hora, por tanto, se estaría utilizando el 30% de la capacidad instalada. Otra limitante para obtener mayores beneficios es que producen aceite bruto y no el aceite refinado.

Pese a las dificultades, los agricultores celebraron con la esperanza que su planta industrial les saque de la pobreza y la satisfacción de hacerle competencia a un capitalista como el Grupo Romero que instaló otra planta industrial a pocos kilómetros en el caserío Bolívar del centro poblado Nuevo Horizonte.

Valoramos el esfuerzo de los agricultores por el cambio y el aporte de la cooperación internacional, sin embargo, hace falta transparencia y verdad, porque la sospecha y evidencias que detrás del manejo de los recursos financieros existe una gran corrupción, están vigentes y se acentuarán en medida que la evaluación independiente in situ sobre los pregonados y magnificados resultados del PDA, salgan a la luz en su versión real.

1 comentario:

Juan Gonzáles dijo...

Soy hijo de un palmicultor en Tocache y estudio en el tecnológico. Loque se dice en el informe es la verdad. A través de un correo le enviaré mas datos para que siga publicando.

Juan Gonzáles.

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.