jueves, 14 de enero de 2010

Terremoto en Haití: El "pánico" y los "cadáveres esparcidos" complican los rescates. La situación es terrible.

EL NÚMERO DE MUERTOS PODRÍA ALCANZAR LOS 50.000

Un contingente español formado por ocho bomberos y tres perros lleva trabajando desde hace diez horas en Haití. LD ha hablado con la persona que coordina su labor desde España. Cruz Roja estima que el número total de fallecidos puede ascender a los 50.000.

Varias personas observan el estado de un edificio destruido. EFE

Libertad Digital / Agencias


Haití comienza a recibir ayuda internacional. Uno de los primeros en llegar fue un contingente español formado por “ocho bomberos rescatistas y tres perros” especializados en rescatar personas bajo los escombros. A este grupo se le han unido otros cinco componentes.

Llevan trabajando desde hace diez horas, en el área donde se concentran los hoteles en Puerto Príncipe, una de las zonas más afectadas por el terremoto que ha devastado el país. Su trabajo empieza a dar los primeros resultados. Según ha informado Enrique Fernández, de Bomberos Unidos Sin Fronteras, a LD, “en estos momentos están extrayendo a tres personas con vida de entre las ruinas de un hotel”.

“El trabajo se está centrando en el salvamento y rescate y en la evaluación de daños y el análisis de necesidades”. Esto último es fundamental para saber la ayuda que será necesaria enviar a “medio plazo”, explica Fernández, que añade que este análisis suele tardar unos tres días en realizarse, así que es probable que el domingo se conozcan los primeros datos a este respecto.

Las primeras 72 horas son vitales, ha señalado también Enrique Fernández, “aunque varía mucho según la climatología y las construcciones” (si son de adobe, hormigón…). Además, ha señalado que en Haití hay “dos agravantes”: el “pánico” de la gente, que deambula por la calle y no quiere refugiarse en ningún lado por miedo a nuevas réplicas. Y los “cadáveres esparcidos por todos lados”. Pronto comenzarán a corromperse y a traer consigo enfermedades.

"Hay 22 militares y policías de la ONU muertos"

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha confirmado que son 22 los trabajadores del organismo internacional muertos en Haití y que aún se considera desaparecidas a un centenar de personas. Cruz Roja estima que el número total de fallecidos puede ascender a los 50.000. "Hay 22 militares y policías muertos", dijo Ban Ki-moon durante una conferencia de prensa, en la que también señaló que "todavía no se sabe nada de Hédi Annabi", el responsable de la Misión de Estabilización de la ONU en Haití (Minustah), que está entre los desaparecidos.

El portavoz de la ONU, Martin Nesirky, precisó que "hay cuatro policías muertos y nueve heridos, y otros 18 militares fallecidos". Precisó que uno de los policías muertos era argentino, otro de Burkina Fasso y dos nigerianos, mientras que de los militares todavía no han completado esos datos.

Ban agregó que los equipos de rescate "intentan encontrar más supervivientes. Las primeras 72 horas son esenciales para encontrar a muchos desaparecidos, tal como la experiencia indica que ha ocurrido en anteriores desastres". "Esperamos más progresos para hoy", dijo el máximo responsable de la ONU, que calificó de "pequeño milagro" que esos equipos rescataran hoy de entre los escombros a un trabajador de la ONU, Tarmo Joveer, un agente de seguridad estonio de 38 años.

Ban reiteró su mensaje de solidaridad hacia los haitianos y los familiares de las víctimas. Asimismo subrayó que todavía no ha logrado comunicarse con el presidente de Haití, René Préval, debido a las deficiencias en el sistema telefónico, y que espera hacerlo en las próximas horas. El secretario general de la ONU señaló también que el secretario general adjunto para Operaciones de Paz, el diplomático guatemalteco Edmond Mulet, llegará a Haití, en las próximas horas, para hacerse cargo de Minustah y para coordinar la asistencia internacional.

Entre 40.000 y 50.000 muertos


La Cruz Roja haitiana ha informado de que, según sus estimaciones, el terremoto ha causado entre 45.000 y 50.000 muertes y podría haber dejado a tres millones de personas heridas o sin hogar. "Nadie lo sabe con exactitud, nadie puede confirmar una cifra. Nuestra organización cree que han muerto entre 45.000 y 50.000 personas. También creemos que hay tres millones de personas afectadas en todo el país, heridas o sin hogar", dijo Victor Jackson, un coordinador adjunto nacional de la Cruz Roja haitiana.

EEUU enviará 100 millones de dólares y 2.200 infantes de marina


También informó de que ha pedido a Estados Unidos que "proporcione tantos helicópteros, ingenieros, material médico y medicinas como le sea posible" en favor de la operación de asistencia humanitaria.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció poco antes una ayuda inicial de 100 millones de dólares en favor de Haití, donde también ha decidido enviar a partir de este jueves un contingente de 2.200 infantes de marina, de los que un centenar podría llegar en las próximas horas.

Ban se refirió también a la situación de seguridad de la capital haitiana, Puerto Príncipe, en donde están desplegados 3.000 "cascos azules" de Minustah. "Se mantiene el orden y la seguridad. Las fuerzas de paz patrullan (en la ciudad) y escoltan y asisten en la distribución de la ayuda humanitaria", señaló.

La ayuda comienza a llegar

En cuanto a la distribución de esa asistencia, el secretario general de Naciones Unidas señaló que está llegando, principalmente por vía aérea, como ha ocurrido con tres aviones procedentes de Francia y otro de Venezuela. "También han llegado equipos de rescate de Francia, China, Estados Unidos y República Dominicana, al igual que de otros países", agregó Ban, quien se declaró satisfecho de los compromisos y muestras de solidaridad hacia los haitianos desplegada por la comunidad internacional.

Anunció, además, que el subsecretario general de la ONU para Asuntos Humanitarios, John Holmes, y su representante especial para ese país, el ex presidente de EE.UU. Bill Clinton, darán a conocer mañana el montante de la ayuda financiera que se necesita para la recuperación de la empobrecida isla caribeña.

Las agencias de la ONU, en coordinación con la Cruz Roja Internacional, envían ya suministros y material de primera necesidad al país caribeño. El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) informó de que en la ciudad de Jacmel, al sur del país, distribuyó 2.500 kits de cocina y 5.000 bolsas de un litro de agua para que la población pueda preparar la comida suministrada por el Programa Mundial de Alimentos (PMA).

También entregaron suministros por valor de 500.000 dólares para ayudar a unas 10.000 personas, incluyendo sales para rehidratación oral que combaten episodios de diarreas, pastillas potabilizadoras, lona impermeable y tiendas para proporcionar un techo provisional.

Se espera que otro avión de carga aterrice este jueves con más lonas, mantas, kits de emergencia, garrafas y otros suministros. UNICEF indicó que, hasta el momento, ha proporcionado un total de 3,4 millones de dólares para asistir a las víctimas del desastre, pero señaló que necesita con urgencia más fondos.

La ciudad de Jacmel, indicó esa organización, "ha sufrido daños gravísimos. Las estimaciones iniciales indican que un 20% de las edificaciones está parcial o totalmente destruidas", y en su aeródromo se han refugiado entre 4.000 y 5.000 personas.

"Cada hora cuenta"

La portavoz de la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA), Elisabeth Byrs dijo que lo que ha ocurrido en el país caribeño es "una tragedia" tanto para la ONU como para los haitianos. "La prioridad es salvar vidas, sacar a la gente de entre los escombros y atender a los heridos. Cada hora cuenta", subrayó ante los medios de comunicación. Byrs agregó que hay 16 equipos de búsqueda y rescate en camino a Haití como parte del "enorme flujo (de ayuda) de la comunidad internacional".

La MINUSTAH cuenta con casi 11.000 efectivos –9.000 soldados y policías y 490 empleados civiles internacionales, así como nacionales–, según Corinne Momal-Vanian, jefa de la portavocía de la ONU en Ginebra. Además, en Haití hay varios centenares de trabajadores internacionales de distintas agencias de la ONU, como el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El Programa Mundial de Alimentos (PAM) de la ONU está comprobando si sus almacenes han sido saqueados o si sus suministros han sufrido daños, explicó Charles Vincent, director de la oficina del PAM en Ginebra. Esta organización tiene previsto distribuir raciones hoy a 2.400 personas en Puerto Príncipe, "una gota en el océano", pero al menos "un comienzo", dijo Vincent. "La mayor parte de la población no comió ayer en todo el día. Por consiguiente, existe el riesgo de la inseguridad y, obviamente, la MINUSTAH estará intentando controlar la situación", manifestó.

El terremoto, que se produjo cerca de la capital haitiana, ha dejado el puerto inoperativo y los muelles dañados. Además, hay escombros sumergidos en el agua, lo que supone un peligro para los cargueros estadounidenses que se dirigen al país, afirmó Byrs. El aeropuerto de Puerto Príncipe está abierto para los aviones que llevan ayuda humanitaria, pero deben aterrizar sin la ayuda de controladores ya que la torre ha resultado dañada.

Tomado de:
http://www.libertaddigital.com/mundo/el-presidente-de-haiti-cree-que-podria-haber-entre-30000-y-50000-muertos-1276381428/

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.