lunes, 21 de julio de 2008

Delincuencia y oportunismo: el “terror” en carreteras de Selva


Mientras el Ministro del Interior Luis Alva Castro, anuncia en Lima una revolución tecnológica en la policía de carreteras y en Tingo María el gobernador propone que los comités de autodefensas se encarguen del control de la delincuencia en las carreteras por que la policía ha sido rebasada en su capacidad, propuesta que rápidamente fue respaldada por el desinformado ex presidente del Consejo Nacional de Seguridad Ciudadana, CONASEC, Enrique Yépez; el peligro en las carreteras de la selva por el actuar impune de la delincuencia organizada que en los últimos días hizo de las suyas en varios tramos de las carreteras Fernando Belaunde y Federico Basadre, va en aumento.

En efecto, el ministro del interior, al hacer entrega de computadoras portátiles, videocámaras, proyectores e imágenes preventivas, dijo “La revolución tecnológica llega a través de estas laptops que van a estar en todas las carreteras del Perú, en todas las divisiones y comisarías de nuestra patria que tienen que ver directamente con las carreteras” y “Mientras muchos estarán descansando, viajando o recorriendo nuestros atractivos turísticos, la Policía Nacional estará al frente de su deber, cumpliendo su tarea. Allí estarán los policías de carreteras en las vías del Perú. Y dentro de 48 horas, con el director de la Policía, vamos a poner en marcha el plan de protección de seguridad de las carreteras del Perú 2008” nota de prensa 21-07-08. El gobernador de Leoncio Prado Melchor Jara sostuvo que “Los comités de autodefensa deben participar en el combate contra la delincuencia común”, por que supuestamente estos habrían tenido éxito en este objetivo en el valle del Monzón. Lo extraño fue la adhesión inmediata de Enrique Yépez a esta propuesta, pero con la salvedad que los integrantes de los comités de autodefensa “no deberían usar las escopetas” que el Ejercito Peruano les entregó, sin precisar como sería esta lucha contra la modalidad del crimen armado, suponemos que desearía que lo hagan solo con machetes, palos o uñas y dientes, lo que por cierto es una ingenuidad.

Lo cierto es que los comités de autodefensa ya vienen trabajando desde hace años en el control de la delincuencia en las carreteras Fernando Belaunde y Federico Basadre con relativo éxito. Para los que realizamos trabajos de campo y no solo captamos la información desde un cómodo escritorio de la ciudad, es casi común encontrarnos con los integrantes de los comités de autodefensa custodiando tramos de las carreteras a cambio de una propina de los conductores y pasajeros para comprar sus municiones, linternas, pilas, botas, ponchos de jebe y vestuario o alimentar a su familia, por que del Estado y de los gobiernos nacional, regional o local, no reciben nada, ni las gracias. Son personajes anónimos que trabajan por la seguridad sin reconocimiento de ninguna clase.

En abril del presente año recorrimos palmo a palmo el valle del Monzón y nos encontramos con grupos de los conocidos ronderos y colaboramos con su esfuerzo, pero al mismo tiempo de fuente fidedigna fuimos informados que la delincuencia que era el terror de las carreteras el 2007 hasta febrero de 2008, había desparecido por que presuntos elementos de Sendero Luminoso en su campaña de “limpieza” habían aniquilado a 5 temidos asaltantes. Ese mismo mes recorrimos también gran parte del Alto Huallaga: Nuevo Progreso, Uchiza, Tocache, Pizana, entre otros lugares y tomamos conocimiento que por acción de los comités de autodefensa la delincuencia en las carreteras había disminuido en Palo Blanco donde anteriormente un pasajero fue victimado y en varios tramos entre la ciudad de Tocache y Aspuzana; igual sucedía en el tramo Uchiza – Santa Lucía y Uchiza – ciudad de Tocache por la ruta alterna conocida como la “chueca o tuerca”. En el tramo puente Pumahuasi – Boqueron de Padre Abad existen hasta tres comités de autodefensa que se suben a los vehículos para darles seguridad a cambio de unas propinas de los pasajeros y en el tramo Tingo María – Huanuco existe un bien organizado comité de autodefensa en Chayana que brindan seguridad a los buses interprovinciales que viajan en la noche, en más de una oportunidad colaboramos con ellos, la última vez el 12 de julio, hace una semana uno de ellos fue fotografiado en momentos que solicitaba colaboración económica en un vehículo de la empresa Turismo Central, en ese mismo vehículo viajan de retorno a Tingo María 5 efectivos de la policía nacional.

Por lo señalado debemos concluir que la propuesta del gobernador se sustenta en la desinformación o contiene cierto oportunismo. El ministerio del interior y el ministerio de defensa deben preocuparse por estos comités de autodefensa que no obstante colaborar con la seguridad en las carreteras no cuentan con ningún tipo de apoyo pero son utilizados con criterios políticos, tal como sucedió en la década del 80 y 90 que se utilizó políticamente a los comités de autodefensa y hasta hoy no reciben ningún reconocimiento.

Los delincuentes que operan en las carreteras son controlables si es que la policía realizaría un trabajo eficiente y transparente, por que los integrantes de las bandas son ubicables y conocidos por muchos y para nadie es un secreto que malos policías están complicados con los asaltantes y por eso evitan su captura o facilitan su liberación; en Tingo María operan conocidos recicladores que están identificados por la policía pero se hacen de la vista gorda o de oídos sordos, por algo será, dicen los transportistas.

En la selva central: la Merced, Satipo, Pangoa, Pichanaki, VillaRica, Ciudad Constitución, etc; los comités de autodefensa brindan seguridad a los transportistas y han logrado en algunos tramos de las carreteras erradicar la delincuencia mal llamada común, por lo cual han sido merecedores de la gratitud de estas poblaciones.

En los últimos días en el tramo Aucayacu a Puente Aspuzana, los delincuentes carreteros balearon a un profesor en la pierna, robaron a muchos pasajeros, desvalijaron y agredieron a un sacerdote de la iglesia Jesús Salvador de Aucayacu, hechos que causaron indignación en la población que ha censurado el actuar negligente de la policía nacional. Hay buenos policías, que son los más, pero, también “hay algunos que tienen las uñas largas y la moral en el bolsillo” como dijera un curtido y honesto policía que en vez de robar o coludirse con la delincuencia tiene que buscar chamba en sus días de franco en alguna institución bancaria.

* Imágenes: 1) Rondero de Chayana solicita colaboración en ómnibus interprovincial. 2) Ronderos de Naranjillo persiguen a los delincuentes de carreteras desde hace varios años. 3) Ronderos en valle del Monzón arriesgan la vida a cambio de propinas. Fuente: Archivo Prensa Verde.

1 comentario:

Anónimo dijo...

los senores de seguridad o proteccion de carreteras de chayana no son comites de autodefenza tanpoco son reconocidfos como tales por el ministerio del interior

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.