sábado, 5 de julio de 2008

La Barbarie en el Huallaga: Exhuman restos de asesinados por el Ejército

Un equipo forense especializado del Instituto de Medicina Legal, integrado por médicos legistas, antropólogos y arqueólogos, ubicaron y evaluaron la fosa donde fueron sepultados los cadáveres de diez personas asesinadas extrajudicialmente por una patrulla militar en el sector Bambú. El equipo forense desarrolló el trabajo de cateo, excavación, exhumación y análisis de 10 cuerpos que fueron enterrados en el cementerio de Aucayacu, en presencia del representante especializado en terrorismo y lesa humanidad del Ministerio Público, Angel Llanos; la abogada de los militares denunciados por el caso, los familiares de las víctimas y la representante de la Comisión de Derechos Humanos del Alto Huallaga (CODAH), Ketty Basilio Atencio.

Los peritos forenses identificaron los restos de Oswaldo Shica Soto (15), Segundo Raúl Tapullima Shupingahua (13), Raúl Tapullima Rengifo, Hildefonso Tenazoa Amasifuen, Julio Huayta Grandez, Silvano Armando Mejía Bedón, Neptalí Jamanca Gomero (12), Antonio Bazán Rodríguez (12), Antonio Bazán Isminio y Jeremías López López. No fueron exhumados los cuerpos de Hilario Medrano, Julio César Rivera Izquierdo y de Julio (padrastro de Julio César Rivera Izquierdo), por no estar presentes los familiares. Los restos exhumados son sometidos al análisis bioantropológico, odontológico y médico legal, en la oficina de Tingo María.

Según estableció la Comisión de la Verdad y Reconciliación CVR, el 9 de marzo de 1992, un grupo de agricultores con Antonio Bazán Isminio como jefe se dirigían en un bote a motor fuera de borda hacia el caserío de Bambú, en el distrito José Crespo y Castillo a pocos kilómetros de Aucayacu. Iban con la intención de cosechar plátanos al día siguiente. Al amanecer del 10 de marzo, el botero Horacio Bazán, encontró el bote que condujo a los agricultores a la deriva con manchas de sangre y prendas de vestir. Las conversaciones con comuneros de la zona le permitió conocer que el día anterior efectivos del Batallón de Comandos del Ejército Peruano, llegados de Lima, habían ingresado a esa zona e interceptaron al grupo, que ya se encontraba en el puerto de Bambú. Conocieron que todos fueron torturados y ejecutados a balazos. En la base militar de Aucayacu, el “temido” capitán “Esparza”, les prohibió ir a la zona. Asumiendo el riesgo, ingresaron y encontraron los cadáveres dispersados por este sector. En otro bote los trasladaron hasta Aucayacu para su velatorio y luego los enterraron en el cementerio. Algunas víctimas no fueron levantadas por sus familiares y los pobladores los enterraron en una fosa común.

Pese al tiempo transcurrido los responsables del “caso Bambú” aún no se ha concluido las investigaciones y menos identificado a los responsables, peor aún no hay sanción alguna y se busca la impunidad de los asesinos. (Con información: CVR, La República, Correo, el Comercio, etc.).

* Imagen: Exhumaciones e investigaciones forenses. Fuente: La República.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.