miércoles, 30 de julio de 2008

La verdad sobre el asesinato del periodista Guillermo López Salazar

Al rendir su testimonio en el juicio a Fujimori, el ex el agente del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE) Jesús Sosa Saavedra alias 'Kerosene' admitió que en 1988 por orden del presidente Alan García se formó un grupo especial para capturar al espía ecuatoriano Enrique Duchicela quien era el enlace con oficiales del SIE peruano que se encargaban de vender información secreta del Perú a Ecuador cuando se mantenía disputas territoriales con ese país.

En otra parte de su testimonio Sosa Saavedra tras varias evasivas y ante la insistencia del fiscal adjunto Avelino Guillén, el ex agente del grupo Colina admitió que en 1989 se eliminó al periodista radial y regidor de Izquierda Unida Guillermo López Salazar en la ciudad de Tingo María.

Debido a que Jesús Sosa, 'Kerosene' no admitía el asesinato del periodista, el presidente de la sala penal César San Martín le preguntó: "¿Se mató o no se mató a ese señor?".

"Esta fue una operación de inteligencia especial que se hizo a pedido del general EP Alberto Arciniegas Huby jefe del Comando Político Militar del Huallaga", respondió Jesús Sosa.

Esta versión es distinta de la que se manejó siempre sobre la muerte del periodista López Salazar y otros presuntos senderistas asesinados o desaparecidos entre 1988 y 1990. En la región del Alto Huallaga se tenía información off the record de ex miembros de inteligencia disconformes con la excesiva violación de derechos humanos, que los asesinatos fueron realizados por el Comando Rodrigo Franco, un grupo paramilitar integrado por efectivos del ejército, de la policía y militantes apristas reconocidos.

Se trata de la segunda versión sobre la existencia del Grupo Escorpio, la primera se publicó en el libro del periodista Ricardo Uceda “Muerte en el Pentagonito”, versión que hoy ratificó Jesús Sosa. La versión de Sosa apuntaría a desviar la atención concentrada en Fujimori y su grupo acusado de crímenes de lesa humanidad, para centrarlas en Alan García y al mismo tiempo pudiera estar cumpliendo una directiva para borrar en forma definitiva la existencia de Rodrigo Franco, con lo que se aliviaría el peso de las acusaciones por genocidio contra Alan García. Es la primera vez que un militar declara contra el General EP Alberto Arciniega Hubby entonces jefe del Comando Político Militar Huánuco – San Martín y lo sindica como el haber dado la orden para el asesinato del periodista López Salazar, de esta forma se confirmaría la característica de “carnicero del Huallaga” como lo conocían algunos de sus subalternos, en esos años. Era conocida la proclividad de Arciniegas a los ataques indiscriminados (roketeos) contra poblados sindicados como “nidos terroristas”.

En mi libro “La Guerra Oculta en el Huallaga, Monzón y Aguaytia, consigno un capitulo sobre el asesinato de seis periodistas y específicamente sobre Guillermo López Salazar: “según personas de su entorno no negaba sus simpatías con Sendero Luminoso y en su programa radial “Wicapeando con Wicapa” difundió varias veces mensajes del grupo subversivo, para luego simular que era obligado. Al referirse a las fuerzas policiales lo hacía en forma despectiva y odio calificándoles de “perros”, comentaba siempre con seguridad que Sendero Luminoso llegaría a tomar el poder y sus reparos al poder instituido y al gobierno de turno, eran absolutos, según refieren otras personas que lo conocían. La sospecha que el “Comando Rodrigo Franco”, fue el que lo asesinó cobró fuerza cuando al momento de su sepultura en el cementerio local, personas con porte militar, comentaban entre varias personas, que de la misma forma morirían los que apoyaban al terrorismo o “ataquen al gobierno”. En mas de una oportunidad Salazar difundió casetes de audio donde se escuchaba gritos de guerra y disparos, que él afirmaba se producían en enfrentamientos entre Sendero Luminoso y el Ejercito Peruano. Su muerte como de otros quedó en la impunidad, mientras que su familia con mucho esfuerzo y sacrificio logró salir adelante. Su esposa falleció recientemente.”

“El pasado 11 de abril, el suboficial EP José Alarcón Gonzáles, otrora jefe de seguridad del general EP Nicolás Hermoza Ríos y ex agente del Grupo Colina, presentó ante la Fiscalía una solicitud de colaboración eficaz, en la que confiesa que el mayor Santiago Martin Rivas, Jesús Sosa Saavedra y Antonio Pretell asesinaron al periodista de Tingo María, Guillermo López Salazar, el 20 de abril de 1989. A López, crítico de los abusos cometidos por las Fuerzas Armadas en la zona, le dispararon un balazo en la sien cuando salía de su casa y delante de sus hijos. CARETAS 1054 dio cuenta de que había recibido amenazas de “grupos paramilitares”. Según Alarcón, Martin, Sosa, Pretell y él llegaron a Tingo María enviados por el Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE). Ubicaron la casa de López y planificaron el crimen. Los tres primeros lo ejecutaron, mientras Alarcón hizo las veces de vigía. En ese entonces operaban para el “Grupo Escorpio”, génesis del “Destacamento Colina”. Revista Caretas 2027, 17 abril 2008.

* Imágenes: 1) Guillermo López, asesinado el 19 a abril de 1989, los criminales salen a la luz. Fuente: Caretas. Jesús Sosa: Arciniegas ordenó asesinato de Guillermo López Salazar. Fuente: Agencia Perú.tv.

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.