lunes, 14 de septiembre de 2009

Terrorismo en el Alto Huallaga: Muertes, incursiones y amenazas masivas.

La amenaza masiva con pintas y volantes proselitistas se registra desde hace meses, lo que genera zozobra e inestabilidad social. Los corruptos y traidores tendrían problemas próximamente. Foto Grupo Prensa Verde.

La guerra sicológica de Sendero Luminoso y de las fuerzas contrasubversivas está causando fuerte impacto emocional en la población rural, originando un creciente temor de vuelta al pasado, donde los derechos políticos, económicos y culturales de las personas eran vulneradas con total impunidad. De persistir esta situación puede darse éxodos masivos de agricultores para proteger su integridad y la de sus familias, “Que podemos hacer, vienen los senderistas realizan pintas, charlas o matan a alguna persona y nosotros debemos permanecer callados caso contrario seríamos las próximas víctimas, igual sucede con la policía o el ejército, incursionan en los poblados, se meten en las casas y detienen a los campesinos acusándolos de terroristas, se los llevan y los meten presos, más de las veces sin pruebas, sólo por la versión de un arrepentido o soplón”, dice una integrante de la APAFA de uno de los centros educativos que fue pintarrajeado con lemas senderistas las madrugadas del 13 y 14 de setiembre en los valles del Huallaga y del Monzón.

No menos de 80 ‘banderas’ de SL fueron desplegadas y cientos de volantes proselitistas fueron regados en casi 120 kilómetros de las carreteras que conducen de Tingo María a Monzón y de Tingo María a Tocache. Varios centros educativos fueron impregnados de pintas con lemas subversivos generando inquietud en profesores y estudiantes. Los volantes impresos tenían diversos mensajes, algunos reiterativos, pero otros nuevos como la amenaza al General PNP Luis Valencia Hirano jefe del Frente Policial Huallaga y la reivindicación del asesinato de la dirigente cocalera Diodora Espinoza Vara, por que supuestamente era una soplona que no hizo caso a las advertencias.

Los estudiantes de los centros educativos que fueron pintarrajeados con lemas senderistas expresaron temor por que no entendían el real significado de los mensajes. Foto Grupo Prensa Verde.

En el valle del Monzón fue el ejército peruano el encargado de retirar los trapos rojos y destruir los volantes, mientras que en la carretera Fernando Belaunde tramo Santa Lucía – Ramal de Aspuzana fue la policía nacional la que realizó similar tarea.

Adicionalmente en el valle del Monzón una persona fue asesinada el domingo 13 acusada de ser informante de las fuerzas del orden.

En lo que va del 2009 una veintena de personas fueron asesinadas en el Alto Huallaga bajo el cargo de soplonaje o delincuencia armada, sólo en agosto 5 personas perdieron la vida. Según un conocido transportista de Aucayacu las muertes se producen continuamente y en algunos casos no son difundidas por los medios por lo que permanecen en el anonimato, esto habría sucedido con tres presuntos empleados de un consorcio carretero que fueron secuestrados y asesinados por haber seducido o violado a mujeres casadas de bajos recursos económicos. Otras 30 personas fueron detenidas por la policía y el ejército acusadas de pertenecer a la subversión o al narcotráfico. Cinco de los presuntos líderes de SL fueron trasladados de la cárcel de Potracancha en Huánuco a cárceles de extrema seguridad en la ciudad de Lima.

La policía fue la encargada de retirar los trapos rojos de SL, borrar las pintas y recoger los volantes, lo hicieron sin violencia pero con extrema cautela. Foto Grupo Prensa Verde.

La dirigente cocalera de la Conpaccp Diodora Espinoza Vara, fue asesinada de 8 balazos la noche del 9 de mayo, desde entonces el principal sospechoso de la autoría era Sendero Luminoso, sin embargo recién esta madrugada en volantes con fecha junio de 2009, el grupo subversivo reivindica el aniquilamiento “Le advertimos varias veces que no sea soplona y le contemplamos por varios años (sólo) por que era dirigente, sin embargo continuó con su labor de soplona por eso fue aniquilada y no por otras razones” indican a manera de justificación en el volante que extrañamente lleva por título ‘Diodora Vara Espinoza’, nótese que los apellidos no guardan correlación.

Sin embargo en Aucayacu personas allegadas a Espinoza Vara manifestaron que ella fue asesinada por que le estaba restando seguidores a la agrupación que lidera Rosa Obregón, con la firme posición de legalización de la producción de la coca mediante el empadronamiento de los cocales y la entrega de la producción a Enaco y por que no habría aceptado la propuesta para la defensa armada de los cultivos de coca considerados ilegales. Esta versión tiene similitud con el discurso pronunciado por su menor hijo durante la marcha por la paz en Aucayacu en mayo del presente.

En otro volante se refieren a las presuntas violaciones de derechos humanos por las fuerzas contrasubversivas, especialmente en el Frente Policial Huallaga a la que acusan de utilizar métodos irregulares que llevan a detenciones arbitrarias de presuntos senderistas o al asesinato selectivo de mandos para obtener ascensos o recompensas monetarias. “Las capturas y encarcelamientos de personas inocentes injustamente acusados de ser subversivos” indica un párrafo del volante. Al respecto el General Valencia Hirano, manifestó anteriormente que la estrategia antiterrorista la desarrollan con información de inteligencia y en estricto respeto a los derechos humanos.

Decenas de pintas en la carretera Fernando Belaunde con amenazas a corruptos, soplones y traidores. Foto Grupo Prensa Verde.

Otro aspecto del calvario en el Huallaga son los robos y asaltos a mano armada con asesinatos y violaciones sexuales por bandas de delincuentes que en algunos casos son identificados y detenidos, pero por presunta corrupción de la policía, el ministerio público o los juzgados y cortes de justicia salen libres en pocos días para continuar ejerciendo el terror ya sea en los hogares, centros comerciales y las carreteras o trochas carrozables. Consultado la autoridad de un Centro Poblado, este condenó el accionar criminal y podría decirse que ‘justificó’ la presencia subversiva con el fin de brindar seguridad a los pueblos mediante el asesinato de los malhechores. “Sólo así hay algo de tranquilidad, ya no confiamos en la autoridad” refirió.

Los vehículos de transporte público fueron pintarrajeados y la policía tuvo que borrarlos. Foto Grupo Prensa Verde.

A este extremo de situaciones se ha llegado y nada hace presagiar que las cosas cambiarán para bien en el corto plazo, por lo contrario todo indica que se agravarán: Sendero Luminoso se fortalece, el narcotráfico se consolida, las bandas de delincuentes crecen como hongos, el desarrollo alternativo es un engaña muchachos, las acciones contrasubversivas no son del todo transparentes; mientras que un torrente de baba de presuntos analistas anticoca inunda las cabinas de radio y los sets de televisión de Lima y de las cuencas cocaleras.

1 comentario:

catecumeno dijo...

recibido el mensaje.... no me amilana y regresare al predio de mi abuelo, el que vive.... don reinaldo vara.... 1 gran luchador que hizo obra por la gente del pueblo, nosotros somos del pueblo y somos tan pobres como otros y tenemos tanto derecho al trabajo como cualquiera, tambien tenemos derecho de trabajar como agricultores.... que nos honra el trabajo de mi abuelo... con la gracia de nuestro señor jesucristo estare de regreso pronto por esos lares... sin miedo a esa propaganda .... x q los vara no tenemos miedo

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.