lunes, 4 de agosto de 2008

Uribe crítica acuerdos de "paras" con justicia de E.U.

Presidente afirmó que las penas a los extraditados no corresponden a sus crímenes.

Resumen de agencias

El presidente Álvaro Uribe cuestionó las negociaciones que actualmente adelantan algunos narcotraficantes colombianos con la justicia estadounidense, tras asegurar que las condenas son “prácticamente indulgentes”.

Con motivo de la Cumbre Mundial Antidrogas que culminó ayer en Cartagena, el Mandatario explicó que durante su Gobierno se han firmado unas 900 órdenes de extradición, pero insistió en el compromiso multilateral para castigar y poner fin al tráfico de estupefacientes.

“Queremos hablar con los países requerientes, especialmente con los EE.UU., porque así como en el pasado nos preocupaba que fueran a imponer sanciones superiores a la pena máxima colombiana, ahora nos preocupa que a los narcotraficantes se les imponga una pena prácticamente indulgente, lo que se convierte en motivo de burla”, precisó.

Para el ministro del Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio, esta situación ha provocado que la extradición, que es un importante instrumento para la lucha antidrogas, pierda valor. Según dijo el funcionario, “parece que ahora los narcotraficantes prefieren una prisión en Estados Unidos a una tumba en Colombia, porque les va mucho mejor en las negociaciones con Estados Unidos”.

‘Declaratoria de Cartagena’ El presidente Uribe rechazó la propuesta del consumo de la dosis personal y señaló que la compra y venta de estupefacientes es un enemigo para la humanidad.

“Miren ese problema tan grave que tenemos: el narcoturismo; gente llegando a Cartagena y Bogotá a hacer turismo para buscar drogas. Es una vergüenza para nuestro país”, enfatizó el Mandatario, como anfitrión de la Cumbre Mundial Antidrogas.

A la cita asistieron sus homólogos de México, Felipe Calderón; El Salvador, Tony Saca; Guatemala, Álvaro Colom; Panamá, Martín Torrijos; República Dominicana, Leonel Fernández, y representantes de otra veintena de países.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, estuvo ausente por razones de seguridad, según explicó su canciller, Nicolás Maduro.

"México está dispuesto a compartir una base de datos que esta creando con los nombres de los traficantes más buscados, para que se sumen datos de otras naciones sobre rutas usadas por el narcotráfico”. Felipe Calderón, presidente de México.

Ante las declaraciones, su similar colombiano, Jaime Bermúdez, respondió que a todos los jefes de Estado que asistieron al encuentro se les brindó seguridad y que la ausencia de Chávez no entorpece las relaciones bilaterales.

Los presidentes de la región hicieron un llamado a aumentar los recursos internacionales para contrarrestar el negocio del narcotráfico, que se calculan maneja al menos US$400.000 millones anuales.

Un total de 19 países firmaron la ‘Declaratoria de Cartagena’ para encarar la demanda, producción, tráfico, distribución de drogas ilícitas y el lavado de activos.

El documento no trajo grandes novedades, sino que ratificó temas discutidos por los países de la zona desde hace varios años, como cooperar en asuntos que van desde intercambiar datos entre las policías hasta mecanismos para fomentar cultivos alternativos.

Al culminar el encuentro, los jefes de Estado aprobaron que la cita regional se convierta en un encuentro anual.

Preocupan extradiciones El presidente Álvaro Uribe fue enfático al asegurar que su gobierno no entendería que los trece ex jefes paramilitares extraditados por narcotráfico reciban penas “benignas” por la justicia de Estados Unidos.

Uribe admitió su preocupación por las versiones que señalan que tras negociar con los jueces norteamericanos, los ex comandantes, entre los que se encuentra Salvatore Mancuso, podrían recibir condenas muy bajas.

El abogado de Mancuso, el cubano estadounidense Joaquín Pérez, aseguró a finales de julio que su defendido había llegado a un acuerdo para colaborar con las autoridades estadounidenses. A cambio, el ex jefe paramilitar podría recibir una sustancial rebaja de su pena, que podría llegar a los 27 años de cárcel.

Mancuso y otros doce ex comandantes de las AUC fueron extraditados por el gobierno de Uribe, tras denuncias sobre la existencia de pruebas que corroboraban que continuaban delinquiendo desde la cárcel, pese su condición de desmovilizados.

Acuerdo ‘Declaratoria de Cartagena’: establece luchar coordinadamente contra la demanda y oferta de drogas ilícitas y lavado de activos.

Pide más cooperación entre las autoridades judiciales sobre la base de la no injerencia de los asuntos internos de los estados y respecto a la soberanía.

Impulsar la creación de observatorios nacionales de droga en los países de la región.

Prestar atención a la prevención y rehabilitación a través de campañas.

Incremento en la donación de los recursos internacionales. En sus propias palabras "Hay que crear un fondo porque las ayudas para combatir el narcotráfico son un chiste. Aunque agradecemos cualquier aporte, éstos son insuficientes, incluso para los más mínimos esfuerzos". Leonel Fernández, presidente República Dominicana.

* Imagen: A la Cumbre Mundial asistieron los presidentes Felipe Calderón (México), Elías A. Saca (El Salvador), Álvaro Uribe (Colombia), Leonel Fernández (República Dominicana), Álvaro Colom (Guatemala) y Martín Torrijos (Panamá). Fuente: AP / El País

Tomado de:
http://www.elpais.com.co/historico/ago022008/NAL/nal6.html

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.