martes, 17 de junio de 2008

Es ocioso acusar a Montesinos por narcotráfico

Ex capo Lucio Tijero rompe su largo silencio. Tijero no va a testificar de nuevo contra el ex asesor porque dice que el Poder Judicial no tiene intención de sancionarlo por tráfico de drogas.

Por: María Elena Hidalgo. Unidad de Investigación.

Lucio Tijero Guzmán, quien admite que trabajó en el Perú como integrante del cártel de Medellín en el Perú, dijo que no va a declarar más ante la justicia lo que sabe sobre las relaciones de Vladimiro Montesinos con el narcotráfico porque no existe el propósito de sentenciarlo por dicho delito.

Entrevistado en el penal Miguel Castro Castro, donde ha purgado 14 de los 35 años de su condena, relató que desde 1994 –el año en que fue detenido, acusado de dirigir una organización criminal– informó a las autoridades de que Montesinos era parte del cártel colombiano.

Tijero, también conocido como "El Ingeniero", reveló además que relató a la Agencia de Lucha Antidrogas Norteamericana (DEA) que el ex asesor era parte de la mafia de la droga. Y tampoco pasó nada.

En mayo último, la Quinta Sala Especial Penal que procesa a Vladimiro Montesinos por narcotráfico, a raíz de las declaraciones incriminatorias de Roberto Escobar, "Osito", hermano del capo Pablo Escobar, citó a Lucio Tijero para que ratificara que el ex asesor era parte del cártel colombiano. Tijero se negó a hacerlo alegando que no iba a repetir lo que había manifestado antes porque no sirvió para nada.

UÑA Y CARNE

"Ese señor (Montesinos) estaba muy metido en el narcotráfico y lo dije ante las autoridades judiciales pero no lo volví a hacer porque a través de los años Montesinos no ha recibido condena. Es ocioso vincular a Montesinos con el narcotráfico porque no le pasa nada", dijo.

Los hechos le dan la razón.

El último seis de febrero, la Segunda Sala Especial Penal absolvió a Vladimiro Montesinos del delito de narcotráfico, no obstante que Demetrio Chávez Peñaherrera, "Vaticano", acreditó que pagó un soborno de 50 mil dólares mensuales al ex asesor presidencial para que le permitiera exportar cocaína desde la localidad de Campanilla, en el Huallaga.

"A Montesinos lo conocí por intermedio de Evaristo Porras Ardila (uno de los cabecillas del cártel de Medellín). Evaristo y yo éramos uña y carne. Ambos vivíamos en Leticia y nos dedicábamos al comercio (de droga). Montesinos era el trabajador de Evaristo Porras y yo lo trataba como a cualquier otro de sus empleados", narró Lucio Tijero: "Sabía que era un tipo que vendía información, porque en nuestro submundo todo se sabe. También sabía que tenía habilidad para sacar gente (de los procesos judiciales) por narcotráfico. Es cierto que fue el abogado que ayudó a Evaristo Porras en su juicio, pero fue mucho más que eso. Andaba en short junto a Porras por Leticia, entre los deslizadores, donde se recibe la droga. Para nosotros era normal ver a Montesinos en la zona. No sabíamos que iba a ser el asesor principal del gobierno".

En los años 80, Leticia, ubicada en la frontera con Perú y Colombia, era uno de los más importantes puntos de acopio de pasta básica proveniente de nuestro país. En esa época, el cártel de Medellín era una de las más poderosas organizaciones que refinaba cocaína y la exportaba a los Estados Unidos.

"Leticia era un pueblo chico donde todos nos dedicábamos al narcotráfico", dijo Tijero: "A Montesinos lo vi con Evaristo Porras y en una oportunidad habló de darnos facilidades para el traslado de la droga en helicópteros del Ejército peruano".

HAY VIDEOS

Como prueba de la cercanía de Montesinos con los capos del narcotráfico en Perú, Lucio Tijero aseguró que existen dos videos que fueron incautados por la policía en agosto de 1994, en su casa de Surco. En las imágenes se observa a Montesinos con Evaristo Porras Ardila, Perciles Sánchez Paredes y otros capos de la zona, señaló.

"Nosotros nos reuníamos al aire libre en Leticia con el pretexto de los campeonatos de fútbol donde participaba nuestro equipo, el Club Capitán Clavero. En realidad, esos encuentros eran un pretexto para que las cabezas nos reuniéramos a hablar del tema, como el precio de la droga. En dos de esos videos aparece Montesinos en algunas tomas", describió Lucio Tijero.

Ninguna de las autoridades anticorrupción han hecho algo para ubicar y visualizar las cintas. El titular de la Quinta Fiscalía Superior Especializada, Mateo Castañeda Segovia, no las solicitó por considerar que las imágenes no guardaban relación con su investigación, que comprende los años de 1994 al 2000.

Por su parte, la fiscal Sonia Chávez Gil, encargada de investigar los vínculos de Montesinos con el narcotráfico entre 1990 y 1994, nunca se enteró de la existencia de los videos ni tomó en cuenta a Lucio Tijero como testigo. Chávez acaba de ser relevada de dicha fiscalía por la titular del Ministerio Público.

Finalmente, la Procuraduría Anticorrupción, que sí conoció las declaraciones de Tijero, no intentó ubicar los videos argumentando que no existía un documento que confirmara la existencia de los mismos. Pero el acta de incautación existe y se encuentra anexado al expediente del proceso contra Tijero, que ahora se encuentra archivado. Incluso La República cuenta con copia de dicho documento que acredita que a Tijero le incautaron los videos.

LA DEA LO SABÍA

Lucio Tijero también informó a las autoridades antidrogas norteamericanas, en 1992, sobre las relaciones de Montesinos con el narcotráfico. En 1987 fue sorprendido en Miami con media tonelada de cocaína. Cinco años después, en 1992, cuando se encontraba en la prisión de Lousiana, oficiales de la DEA lo interrogaron sobre Montesinos y la mafia de la droga. Tijero informó que, efectivamente, el entonces asesor presidencial sí era parte del narcotráfico.

"En Estados Unidos circulaba el rumor de que había un ex capitán del Ejército que era asesor del presidente del Perú y que estaba relacionado con narcotraficantes", explicó: "Estando en prisión los oficiales (de la DEA) me preguntaron si lo conocía y dije que sí, conté lo que sabía. Lo que me extrañó es que los norteamericanos no hicieron nada".

Según documentos desclasificados por el Archivo de Seguridad Nacional (NSA, por sus siglas en inglés), la DEA alertó sobre los antecedentes de Montesinos. El 27 de agosto de 1996 acreditó que "es bien conocido que Montesinos fue abogado defensor de muchos narcotraficantes antes de convertirse en director del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN) y consejero presidencial".

Luego, el 22 de julio de 1999, la embajada estadounidense en Lima informó al Departamento de Estado sobre "el controvertido asesor del SIN", cuestionado por un comité del Senado que rechazó aprobar fondos para el servicio de inteligencia peruano debido a sus presuntas vinculaciones con el narcotráfico, pero concluye que "Montesinos es parte de la ecuación" del poder en Perú. Por eso los norteamericanos siguieron trabajando con Montesinos hasta que cayó en el 2000.

En 1994, Tijero resultó detenido en Lima y acusado de esconder siete kilos de cocaína, que el ex capo niega que le pertenecían. Arguye que se trató de un operativo para silenciarlo, porque poco después Montesinos le envió a sus emisarios para que no declarara contra el ex asesor. Se negó y lo condenaron a cadena perpetua.

"Detuvieron a mi hermano y a mi sobrino y ellos han muerto en la cárcel. ¿De qué me vale declarar de nuevo contra Montesinos si nada le va a suceder", expresó.

CLAVES

LE TENÍA MIEDO. Al ser allanada la casa de Montesinos el 2000, la policía encontró la instructiva que en 1994 le tomó a Lucio Tijero el fiscal Carlos Carbajal Albino. El hecho demuestra que el ex asesor estaba preocupado por las declaraciones del ex capo.

REITERACIÓN. Desde ese año, Tijero ha ratificado palabra por palabra cada detalle de la conexión de Montesinos con la mafia. Pero poco o nada ha servido.

"PERÚ ERA LA COLONIA DE PABLO ESCOBAR"

1) ‘‘Era muy difícil que se moviera nada del narcotráfico sin que Pablo Escobar lo supiera, así fuera en el Perú, que para él era como una colonia", explicó Lucio Tijero: ‘‘Todas las pistas (de vuelo), todo lo que había en la selva (relacionado con el narcotráfico) era dominado por Escobar. Y lo que no era de él, finalmente llegaba a ser suyo. Nada se hacía sin su consentimiento. Estaba al tanto de todo lo que pasaba".

2) En 2003, el Poder Judicial modificó la sentencia de cadena perpetua contra Tijero por 35 años de prisión, no obstante que le correspondían 25 años, según la norma vigente en el momento en que fue acusado de narcotráfico, dijo él.

3) Lucio Tijero ha presentado varias solicitudes para la adecuación de pena a 25 años. Pero la Sala Penal con Reos en Cárcel lo desestimó bajo el argumento de que se trata de un cabecilla de una organización. Dicha figura está vigente desde 1996. Tijero cayó en 1994. "No niego ser narcotraficante, pero a mí me toca una pena de 25 años", sostuvo.

*Imágenes: 1) ACUSADOR, el ex capo Lucio Tijero, cuyo testimonio sobre sus vínculos con Montesinos no han sido tomado en cuenta por el Poder Judicial. 2) Tijero sostiene que Montesinos era un empleado del narcotraficante Evaristo Porras Ardila, cabecilla del cártel de Medellín. 3) SOMETIDO. Tijero en 1994, cuando fue detenido por última vez. Desde entonces declaró que Montesinos era parte de la red del cártel de Medellín, pero fue acallado con una sentencia de cadena perpetua.

Tomado de:

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.