miércoles, 4 de junio de 2008

La Leyenda para 04-06-08


Bolivia.

El 5 de marzo, la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), dependiente de la ONU, solicitó al Gobierno boliviano la erradicación de la práctica de masticar coca, la producción o consumo de sus derivados (como mates de la hoja), así como su industrialización. Generando comentarios, posiciones contrarias y de desaprobación.

El 6, el gobierno de boliviano difundió su estrategia a favor de la coca. El documento que lleva una presentación del presidente Evo Morales, señala que Bolivia “cumplió su parte” en la lucha contra el narcotráfico ya que en 10 años (1995-2005) disminuyó la superficie de la coca en 50 por ciento, pero cuestiona que el consumo subió en otros países, entre ellos España, de 1,8 por ciento (1994) a 7,2 por ciento (2004). Por ello, concluye que “la lucha contra las drogas implementada en Bolivia fracasó al no haber eliminado el tráfico ilícito de drogas y haber ocasionado un alto costo social y político (60 muertos entre 1997 hasta 2003)”. La estrategia asume que, a diciembre de 2005, Bolivia tuvo un total de 25.400 hectáreas de cultivos de hoja de coca, con 13.400 hectáreas por encima de lo que autoriza la actual ley, de 12.000 hectáreas.

“En lo que podría considerarse un desafío a la ONU, el Gobierno de Bolivia oficializó su estrategia antidrogas que incluye el aumento de la superficie legal de cultivos de coca de 12.000 a 20.000 hectáreas, la industrialización de 4.000 toneladas de la hoja hasta el año 2010 (mates, harinas y biomedicamentos) y el ajuste de la Ley Antinarcóticos 1008. La estrategia señala que desde este año y hasta 2010 se usarán 1.500 toneladas métricas de hoja para infusiones (mates), 2.000 toneladas para harina, 200 toneladas para biomedicamentos (no se especifica cuáles) y 300 toneladas para abonos, nutrientes y otros productos, lo que da 4.000 toneladas”. La Prensa 07/03/08.

Bolivia es el tercer productor de coca y cocaína, luego de Colombia y Perú y presenta un frondoso historial del crimen organizado, con un auge del narcotráfico durante varias décadas y el enriquecimiento ilícito de gobernantes, políticos y empresarios, no obstante ser uno de los países más pobres y cuyos cocaleros y otros millones de habitantes languidecen en medio de la angustiante necesidad... Ver más



CARLOS HAMANN. Fue director por cuatro años de la Unidad de Inteligencia Financiera, ente principal que reporta los movimientos sospechosos de dinero en el país.

Por Miguel Gutiérrez R.

Hay varios estimados respecto a los montos de dinero ilegal ingresados a la economía formal. ¿A cuánto asciende lo blanqueado en el Perú, finalmente ?

Miles de millones, pero las cifras son referenciales. No es posible dar montos exactos. Se exponen las cifras detectadas, pero lo que se lava es mucho más.

¿Bajo qué criterio la UIF (Unidad de Inteligencia Financiera) determina esos montos?

El Banco Mundial señala que en el mundo se lava entre el dos y seis por ciento del PBI mundial. Si aplicamos eso aquí, el lavado oscila entre los 2 mil y 2 mil 500 millones de dólares al año.

¿En qué se basarían esas cifras?

En base a informes de inteligencia enfocados en los bienes presuntamente vinculados al delito de lavado. No puedo decir que se han blanqueado tantos millones, pero sí puedo exhibir montos basados en reportes de inteligencia. Entre el 2003 y 2007, la UIF reportó una suma cercana a los dos mil millones de dólares. Si manejamos montos estimados a dos mil 500 millones, en cuatro años se habría llegado a diez mil millones.

¿Cómo puede comprobarse que más del cincuenta por ciento del dinero proviene del narcotráfico?

Porque el negocio de la droga se ha intensificado un poco más que otras actividades ilícitas. Si hasta hace un año podíamos determinarlo alrededor de un 65 por ciento del total lavado, en la actualidad sería alrededor del 75.

Si la UIF sólo reporta movimientos sospechosos, ¿cómo saben que tal dinero procede de la droga u otro delito?

La UIF hacía un análisis económico, legal y técnico de los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS). Entiendo que así también se hace en la actualidad.

Surgieron fortunas mal habidas ahora cubiertas bajo un manto de legalidad. ¿A estos nuevos ricos ya nadie los investigará?


La ley no los alcanza por el tiempo transcurrido o fueron muy anteriores a la nueva ley. Pero desde fines de los noventa, hay investigaciones basadas en reportes anteriores a la UIF . Recuerde que el lavador de activos busca santificar su dinero. En Estados Unidos se habla de... Ver más



La señora Luz Salgado, que aportó una buena dosis de labia al decenio fujimorista, exige desde anoche que le pidamos perdón. Que se lo pida su santa abuela o su más que santa madre. Que se lo pida la Santa Paciencia y el Santo Cachón. Este columnista pensaría en pedirle perdón si ella, antes y de rodillas, le dice a la gente que Fujimori maltrató, a los deudos de las víctimas que Fujimori mandó matar y al público reunido en ­una Plaza de Armas festiva para la ocasión, que está arrepentida de haber sido una de las peores brujas de la dictadura y que ha tenido tiempo para la reflexión y la limpieza y que no lo volverá a hacer. Pero no me va a hacer caso, por supuesto, porque el fujimorismo –que vicepreside dos veces el gobierno con Giampietri y la señora Mendoza del Solar– está recargado, alentado por Alan, forrado con las putiencuestas, reencarnado en Castañeda (por si acaso) y rejuvenecido hasta el milagro por un transplante de células de la puta madre.

La señora Salgado dice que le debíamos pedir perdón porque durante ocho años ella sufrió “un proceso judicial promovido por el odio”. Se refiere al juicio que involucró a algunas nanas del fujimorismo (como ella y Carmen Lozada de Gamboa) y a trece tránsfugas que completaron “la mayoría parlamentaria” que Fujimori mandó a hacerse en la sastrería panameña de Montesinos.

En efecto, no se les pudo probar ni a Luz Salgado ni a Carmen Lozada que hubiesen recibido dinero tintineante para sus campañas congresales reeleccionistas y para su vociferante participación en la ilegal segunda reelección del asesino mediato de Barrios Altos y La Cantuta. Bastará que las recordemos fulminando a quien pensaba distinto, salivando toda clase de coartadas para decir que los millones de Montesinos ­eran limpios y bien ganados, y calumniando con todo tipo de ocurrencias excrementicias a quien se atreviera a enfrentarse al poder siniestro detrás del cual chillaban.

Si la justicia peruana “las absuelve”, la memoria de la gente decente no las olvidará.

Lo de los tránsfugas es un plato más fuerte todavía. Para vergüenza de la judicatura y alegría del chinomontesinismo chavetero, la mayor parte de los tránsfugas comprados al peso en el año 2000 no fueron culpables de nada.

Un poder judicial que sigue hediendo a lo mismo desde los tiempos de Simón Bolívar –o sea el olor del dinero que se esconde entre los calcetines, el olor del dinero abovedado en el sobaco– ha decidido que nueve de los que se vendieron no se vendieron sino que se regalaron... Ver más

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.