domingo, 15 de junio de 2008

Ofensiva del Narcotráfico y las Drogas VIII


¡Si no hay solución…la guerra continua!

El 22 de marzo, se produjo el ataque a una patrulla de la policía antidrogas en Huamanguilla – Ayacucho, donde murió la Suboficial PNP Maricel Solier y quedaron heridos otros 11 policías de 17 que se desplazaban en dos camionetas. El ataque fue a las 7.30 de la noche, por lo que se deduce que existió negligencia y exceso de confianza, que no permitió tener en cuenta que ya se habían registrado otros dos ataques en el VRAE, en la noche y al amanecer.

El hecho sangriento originó las reacciones de siempre, por una parte las autoridades minimizándola o distrayendo a la opinión pública con la exaltación a la figura de la agente fallecida: "Actualmente, la amenaza más grande que tenemos es el VRAE por la pobreza, el narcotráfico, el terrorismo. Ahí tenemos que hacer un trabajo coordinado, integral, para poder vencer a ese problema", señaló Aste Daffós jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas. En este valle, que abarca las regiones Ayacucho, Cusco y Apurímac, el 51% de la población sufre de desnutrición y el 60% tiene un ingreso mensual de apenas 450 soles en promedio, dijo Jorge Durand Pando jefe del Plan Vrae que hasta hoy es solo de nombre y buenas intenciones. "Esta muerte es la respuesta a nuestro accionar. Queda claro que estamos asestando un duro golpe al narcotráfico", apuntó el General PNP Miguel Hidalgo jefe de la policía antidrogas. Es preciso recordarle al General Hidalgo que el costo es demasiado alto por lo que es necesario evitar las negligencias y hablar con la verdad, dejando de lado el finteo político.

En opinión del ex ministro del Interior Fernando Rospigliosi: “No se puede separar la lucha contra el terrorismo de la lucha contra el narcotráfico, que debería ser tarea de la policía, como era antes”. "El problema más grave es que quien está a la ofensiva es el narcotráfico y quien está a la defensiva es el Estado”. Rospigliosi, antes le dijo a otros medios que el VRAE era una zona liberada al narcotráfico y que el gobierno no hace absolutamente nada. Fue durante el gobierno de Toledo que el narcotráfico y el terrorismo levantó cabeza y se catapultaron en un avance incontenible. No es cierto que el VRAE sea una zona liberada al narcotráfico y terrorismo, si bien es cierto que existen áreas focalizadas a los que se debe prestar mayor atención con desarrollo, por que la represión por si sola no ha solucionado nada en más de 30 años.

Es una verdad insoslayable que la policía no tiene capacidad ni recursos para luchar sola contra los dos flagelos, la lucha ideal es la que debe darse cuando la policía y el ejército coordinen y ejecuten acciones conjuntas dejando de lado celos profesionales e intereses inútiles. La lucha tiene que darse con pleno respeto a los derechos humanos y no como estaría sucediendo en el Huallaga donde las patrullas combinadas abusan y afectan derechos elementales de los pobladores en su implacable persecución al senderismo. Ángel Quispe conductor de un programa en radio Hit de Tingo Maria denunció el 23 de marzo que los policías y militares provocaban terror en las comunidades, las tomaban por asalto y detenían a personas inocentes no importando que sus menores hijos u otros familiares lloraran y explicaran su inocencia. No obstante, estas denuncias ya se conocían de boca de los propios dirigentes comunales, se anunció investigarlos pero todo quedó en nada. Habría que tener cuidado con la tentación autoritaria y el abuso del poder, no hay que dar valor ilimitado a las versiones de los informantes a cambio de pagos, por que eso es lo que se hizo en el pasado con los resultados lamentables que todos conocemos y por los cuales responden ante los tribunales Fujimori-Montesinos- Hermoza Ríos y otros tantos militares.

Con relación a la emboscada del VRAE la Dirección de Inteligencia de la Policía había entregado informes a la jefatura de la Dirección de Operaciones Especiales Antidrogas sobre posibles ataques a las patrullas policiales y emboscadas entre las localidades de Tambo y Quinua, muy cerca de donde fueron baleados los 17 efectivos. Los informes fueron remitidos a esta unidad 15 días antes, aún así optaron por enviar a los policías para realizar controles del ingreso de insumos químicos a la zona. Similar situación se produjo en diciembre del 2005 cuando en Angashyacu murieron 8 policías, entonces también Inteligencia había advertido la presencia de senderistas en la zona para planear emboscadas, que no se tomaron en cuenta.

Por otra parte, el balance de la gestión del ministro del Interior, Luis Alva Castro, no es positiva según dan cuenta analistas y congresistas de oposición son 27 personas las que han sido muertas durante su gestión; 17 agentes de la Policía murieron a manos de los “narcoterroristas” en la zona del VRAE. Mientras que otros diez eran ciudadanos fallecidos por la excesiva violencia utilizada por los efectivos del orden para reprimir las protestas sociales en: Ayacucho, Arequipa, Chimbote, Barranca, Pichanaki, Andoas, etc.

Otro aspecto que podría fortalecer a los cocaleros y darle mayor impacto a sus luchas es la posible unidad entre los gremios de la Central Nacional Cocalera del Perú – CENACOP y la Confederación de Cuencas Cocaleras del Perú –CONPACC, según anuncios de los dirigentes Eduardo Ticeran y Alan Valdivia; de concretarse la unidad el gobierno y la comunidad internacional tendrían la opción de tratar el complejo tema en forma unificada, pero a la vez la fuerza de los cocaleros se incrementaría con lo que las protestas y paros por la erradicación forzosa o incumplimiento de promesas serían de mayor contundencia y difíciles de aplacar por la vía represiva como se acostumbra. Aún cuando los dirigentes de los gremios han dado a entender que buscaran el diálogo primero y luego harán uso de la fuerza. Mientras tanto la guerra que pareciera ser la de nunca acabar o la guerra del fin del mundo…continúa, no sabemos hasta cuando, como tampoco se puede saber quienes serán las próximas víctimas, ni donde será el siguiente ataque.

La espectacularidad y efectismo en la lucha contra el narcotráfico y terrorismo debe dar paso a estrategias equilibradas y sostenidas, que no deben ser flor de un día y menos para ser usadas como cortinas de humo y tapar algún enredo político. El 27 de marzo el general Edwin Palomino jefe del Frente Huallaga daba cuenta de la destrucción de una poza de maceración y la captura de 5 narcoterroristas, entre ellos un menor “lamentablemente siempre un menor” dijo en una emisora de radio local y para corroborar que la poza de maceración pertenecía a Sendero Luminoso, acotó que el detenido Elmer Mariño Pardo había reconocido ser el camarada “Luís” y nada menos que seguridad de “Artemio”. Rápidamente fueron trasladados a Lima en un avión para presentarlos a la prensa, aquí un alto oficial de la Dircote aseguró a un medio nacional que no había ningún menor entre los detenidos. ¿Dónde queda la presunción de inocencia hasta que las investigaciones prueben la culpabilidad de un intervenido? ¿Acaso no hay capacidad para realizar las investigaciones en los plazos de ley en la ciudad de Tingo María lugar de la intervención? Recordemos como en un operativo En julio del 2007 fueron capturadas en Tingo María 21 personas y presentadas después en Lima con gran despliegue de prensa como mandos de exterminio de Sendero Luminoso, a la fecha muy pocos quedan en prisión.

La población de Aucayacu ha amenazado con marchas de rechazo al accionar contra terrorista de las fuerzas combinadas de la policía y el ejército, por que realizaron detenciones arbitrarias de varios ciudadanos y campesinos para luego presentarlos como narcoterroristas a los medios y opinión pública, pero luego fueron liberados como si nada hubiera pasado. La acelerada pérdida de credibilidad afecta la confianza en las fuerzas del orden y por ende dificulta el cumplimiento de la misión. FIN.

*Imágenes: 1) Felipe Páucar. Autor del artículo. 2)Afectados por la violencia subversiva y contrasubversiva. Fuente: Internet

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.