sábado, 7 de junio de 2008

Wall Street arrastra a los mercados de la región

por AméricaEconomía.com y Reuters

Los datos del desempleo en EE.UU. y el alto precio del petróleo sacudieron a las bolsas mundiales (Fotomontaje: Gustavo Poletto)

La tasa de desempleo de Estados Unidos subió en mayo al 5,5%, la más alta en más de tres años y medio. Se trata de la mayor subida de la tasa de desempleo mensual en 22 años, lo que planteó preocupaciones de que la mayor economía del mundo enfrente un riesgo alto de estancarse en una recesión.

El Departamento de Trabajo de Estados Unidos dijo que los empleadores se desprendieron de 49.000 empleos el mes pasado, además de los 28.000 de abril, para un total de 324.000 puestos perdidos desde el comienzo del año.

Los datos débiles del empleo ayudaron a bajar fuertemente los precios de las acciones de Estados Unidos pero hicieron subir los precios de los bonos del Tesoro estadounidense. Los datos aumentaron la incomodidad de la Casa Blanca, que rechazó nuevamente hablar de la posibilidad de una recesión (ver Histórica caída del empleo en Estados Unidos).

El presidente estadounidense, George W. Bush, dijo que las cifras débiles en el informe de empleos de mayo eran consistentes con una economía que enfrenta un periodo de desaceleración de su crecimiento. "Es claramente una señal de que hay un crecimiento económico consistentemente desacelerado," dijo.

Los temores de estanflación volvieron a las mentes de los inversores como resultado del pobre dato de empleo. Como resultado de ello, Wall Street cayó fuerte, arrastrando a los mercados latinoamericanos. Las acciones de Estados Unidos ampliaban sus pérdidas además por un alza en los precios del petróleo que aumentó los temores a la inflación (ver Petróleo ante nuevo récord: opera a US$ 134 por barril).

Las acciones estadounidenses cayeron el viernes y el índice Dow Jones perdió casi 400 puntos. El promedio industrial Dow Jones cerró extraoficialmente con una baja 394,64 puntos, o un 3,13 por ciento, a 12.209,81 unidades. El índice Standard & Poor's 500 perdió 43,37 puntos, o un 3,09 por ciento, a 1.360,68 unidades. El índice tecnológico compuesto Nasdaq retrocedió 75,38 puntos, o un 2,96 por ciento, a 2.474,56 unidades. En la semana, el Dow Jones perdió un 3,5 por ciento, el S&P 500 bajó un 2,6 por ciento y el Nasdaq cayó un 1,9 por ciento.

En México, la bolsa cerró el viernes con una baja de un 1,82%, contagiada por fuertes pérdidas en Wall Street. El indicador líder de la bolsa local, el IPC, perdió 576.95 puntos para ubicarse en las 31,149.06 unidades. "La tasa de desempleo (de Estados Unidos) fue lo que pegó al mercado. Nuevamente comienza un poco de nerviosismo por las presiones inflacionarias y otra vez indicios de que la recesión pudiera estar en vías de seguir presentándose en los mercados”, dijo Gerardo Sienra, operador de Actinver. El peso mexicano se depreció un 0,62%, retrocedió 6.45 centavos a 10.3730/10.3750 pesos por dólar, y osciló en un rango de 10.3390 y 10.3850 por divisa estadounidense, según cifras del Banco de México (central). "Al peso le afectó la cifra de desempleo en Estados Unidos. Prácticamente todos los mercados reaccionaron a la baja porque hay una mayor percepción de riesgo," dijo Mario Correa, subdirector de estudios económicos de Scotiabank.

Las acciones líderes chilenas cayeron cerca de un 2%, arrastradas por los temores sobre el futuro de la economía de Estados Unidos, un alza del crudo que tocó máximos históricos y las expectativas de un aumento de tasa de interés local. El índice selectivo IPSA, de las 40 acciones favoritas de la Bolsa de Comercio de Santiago, bajó un 1,93 por ciento a 3020,41 puntos, mientras que el indicador general IGPA perdió un 1,63 por ciento a 14.238,61 unidades, según cifras extraoficiales de cierre del mercado. El peso chileno cerró con una fuerte caída frente al dólar: el tipo de cambio spot anotó valores de 486,50 pesos comprador y 487,00 pesos vendedor, con un retroceso de la moneda chilena de un 1,25 por ciento con relación a los 480,40 y 480,70 pesos del cierre del jueves.

En Brasil, la Bolsa de Valores de Sao Paulo cerró el viernes con una fuerte baja, presionada por la caída de Wall Street. Según datos preliminares, el Bovespa perdió un 2,1 por ciento, a 69.714 puntos. Por su parte, el real se debilitaba un 0,18 por ciento, a 1,63 unidades por dólar, pero se mantenía cerca de su mayor nivel desde enero de 1999. “Tras el alza del jueves, los inversionistas están sacando ventaja de la poca confianza en Nueva York para tomar ganancias,” dijo Andre Querne, director gerente de la administradora de riqueza Rio Gestao de Recursos. En el mercado de acciones, los títulos líderes de la petrolera estatal Petrobras subieron en las primeras operaciones de la sesión, en línea con el precio de crudo, pero luego revirtieron la tendencia y caían un 0,44 por ciento, a 47,30 reales.

La Bolsa de Colombia cerró estable el viernes, por segunda jornada consecutiva, en un mercado activo dominado por compras de papeles de la petrolera estatal Ecopetrol y ventas del fondo Suramericana de Inversiones y el banco Bancolombia. El Indice General de la Bolsa de Colombia terminó con una ligera caída de un 0,06 por ciento a 9.991,60 unidades, con un volumen de negocios de 178.215 millones de pesos (104,22 millones de dólares), según cifras preliminares. El peso colombiano alcanzó un nuevo cierre máximo en los últimos nueve años, de 1.694,1 por dólar, en medio de ingresos de inversión extranjera directa y monetizaciones para el pago de impuestos, informaron operadores y el Banco Central. La moneda terminó con ganancia de 0,78 por ciento ó 13,4 unidades con respecto al cierre del jueves, de 1.707,5.

En Argentina, la bolsa cerró en baja en sintonía con una fuerte caída del mercado estadounidense. Sin embargo, el alza del crudo alentó la compra de papeles de firmas petroleras en Buenos Aires, lo que limitó las pérdidas. El índice Merval de Buenos Aires cayó un 0,45 por ciento, a 2.179,72 unidades, para acumular en la semana un retroceso del 1,18 por ciento, en medio de un enrarecido clima político por una nueva huelga del sector agrícola contra la política impositiva del Gobierno.

La Bolsa de Valores de Lima cerró el viernes estable debido a que el alza de los precios internacionales de los metales fue opacada por la caída de Wall Street. Según el último dato disponible, el índice general de la bolsa limeña, el principal del mercado, subió un leve 0,01 por ciento, para cerrar extraoficialmente en 16.987,29 puntos. El índice selectivo, que agrupa a las 15 acciones líderes, bajó un 0,17 por ciento, a 27.730,15 unidades. En tanto, el índice Inca que mide a los 20 papeles más líquidos, mejoró un 0,23 por ciento, a 95,89 puntos.

Venezuela, la excepción. La Bolsa de Caracas escaló un 3,13 por ciento el viernes impulsada por los títulos de la filial local de la cementera mexicana Cemex, que alista el pago de un dividendo. El Indice Bursátil Caracas cerró en 36.991,58 puntos tras ganar 1.123,78 unidades, con ocho acciones estables, cinco en alza y una en baja. Los títulos tipo 1 de Cemex se dispararon un 13,64 por ciento a 1,25 bolívares y fueron las más negociadas con 221.319 bolívares, en momentos en que la compañía prepara distribuir un dividendo.

Si bien aversión de los inversores a los activos emergentes aumentó el viernes, Venezuela fue la única excepción, ya que el alza en el precio del crudo estadounidense a un nuevo récord impulsó las posibilidades económicas del país exportador de petróleo. Según el índice EMBI+ de JP Morgan, los diferenciales emergentes se ampliaron en 8 puntos básicos, a 252 puntos, por sobre la deuda estadounidense.

"El mercado de deuda es negativo hoy, veo un poco de aversión al riesgo," dijo Luiz Felipe Brandao, director de mercados emergentes en la correduría Arkhe en Sao Paulo. Los mercados latinoamericanos perdieron cerca de un 1 por ciento según el índice MSCI de Morgan Stanley para la región.

Los retornos de la deuda emergente estuvieron planos en el EMBI+, manteniendo las ganancias del año a la fecha en cerca de un 2 por ciento. Sin embargo, el bono global de Brasil con vencimiento el 2040, el papel emergente con mayor liquidez, subió 0,187 puntos en precio tras tres sesiones consecutivas de pérdidas.

Pese al aumento general en la aversión al riesgo, los diferenciales venezolanos se ajustaron en 5 puntos básicos, a 582 puntos, mostró el EMBI+. Venezuela fue el único de los 15 países rastreados por el índice en ajustar sus diferenciales. Por otra parte, los diferenciales de Argentina, calificado dentro de los países que generan mayor aversión al riesgo, se ampliaron en 13 puntos básicos por la preocupación acerca del impacto económico que pueda tener la actual huelga agrícola.

Tomado de:
http://beta.americaeconomia.com/finanzas/caida-de-wall-street-arrasta-a-los-mercados-de-la-region-2.html

No hay comentarios:

Síguenos por correo


.........................................................................................................
Si desea ponerse en contacto con nosotros, escribanos a: leyendadelhuallaga@hotmail.com
.........................................................................................................
Equipo de Prensa:

Director: Ing. Agrónomo y Periodista Felipe A. Páucar Mariluz.
Edición Web, Reporteros e investigadores: Grupo Prensa Verde.

........................................................................................................
La Leyenda del Huallaga

© Copyright 2008 - 2015. Todos los derechos reservados.